AnálisisXbox Series X/S

Crusader Kings III – Análisis Xbox Series X

It's good to be king

Cuando hablamos de juegos difíciles dentro de la industria casi siempre pensamos en lo mismo: Juegos que requieren reflejos y pensamiento rápido, como los títulos de From Software. Pero fuera de los souls hay géneros que hacen palidecer al más experto. Juegos de lucha, de ritmo o de estrategia en tiempo real son algunos de los candidatos para coronarse como los juegos más complicados. Y dentro de todos estos hay uno que asusta a gente con tan solo un vistazo a su interfaz: Los juegos de estrategia y gestión. Crusader Kings III es el más reciente, y por fin ha aterrizado en consolas.

Para quienes no lo sepan, esta franquicia lleva un tiempo ya en el mercado. Pero esta tercera entrega ha sido la primera que se ha atrevido a salir del PC. Los juegos de estrategia tan densos, normalmente firmados por Paradox, requieren tanto uso de menús que es necesario un ratón y teclado para manejarlos de forma cómoda. Así que, para comprobar si Crusader Kings III funciona fuera de su ambiente nativo, no solo lo hemos probado, sino que además me he encargado yo de él: un completo novato dentro de la franquicia.

Si nunca has dado una oportunidad a un Crusader Kings, intentaré introducir brevemente en que consisten estos juegos. Controlamos a un noble que está al cargo de un territorio. Puede ser un conde, un duque, un rey o incluso un emperador. Nuestro objetivo no es que este personaje sea el más poderoso del mundo, sino que lo sea su linaje. El avatar al que controlamos morirá en algún momento, pero mientras haya un heredero al trono, podremos seguir jugando. Por eso es importante jugar de cara al futuro, y centrarse en qué puede beneficiarnos más a largo plazo.

Dentro de Crusader Kings III tenemos multitud de elecciones para empezar una partida. De serie el juego nos ofrece una gran cantidad de escenarios diferentes, cada uno centrado en una época. Dentro de estos escenarios, podremos escoger a la familia que más nos llame la atención, cada una calificada según su dificultad. Aunque si sois expertos dentro del género y preferís probar algo nuevo, siempre os podéis inventar vuestra propia familia.

Por último, también podremos configurar bastante las opciones dentro de la partida. Desde la dificultad (con un modo fácil que se agradece mucho para poder adaptarse a las mecánicas de Crusader Kings III antes de saltar a partidas más difíciles), a decidir si ocurren sucesos históricos (como las guerras santas). Todo esto permite que cada persona pueda adaptar las partidas a su estilo de juego para disfrutar de una experiencia cómoda y nada estresante.

crusader kings III captura análisis
Tenemos decenas de opciones a la hora de elegir un linaje inicial

Pasemos a hablar de la jugabilidad en sí dentro de Crusader Kings III. Como dirigentes de un territorio tenemos una gran cantidad de opciones. Tantas, de hecho, que es posiblemente lo que más miedo de en un principio. Podemos construir edificios en nuestro territorios, administrar las leyes, incentivar la cultura, vigilar nuestra religión, ganarnos a una persona importante, administrar nuestras guerras, y mucho más.

Por suerte no hay que estar atento a todas las acciones constantemente. Normalmente hacer algo, como construir un mercado en nuestra ciudad, lleva años dentro del tiempo del juego, así que mientras tanto podemos centrarnos en otras actividades. Además, el juego cuenta con un sistema de alertas que avisará cuando falta algo por hacer, así que es difícil no darse cuenta de que hemos descuidado una de nuestras posibles acciones.

A través de esta administración deberemos lograr tres recursos principales: Oro, prestigio y fe. Cada una se logra de una forma, y necesitaremos de los tres para poder prosperar.

crusader kings III captura análisis
Cada cierto tiempo ocurrirán eventos aleatorios que pueden influir en nuestro avatar y/o reino

Eso sí, no todo se logra con buenas intenciones. Tendremos que iniciar guerras contra otras regiones o reinos para hacernos con su territorio y expandirnos. Para ello podremos usar nuestras levas, reclutar tropas, contratar mercenarios o llamar a nuestros aliados a la contienda. Además, Crusader Kings III ofrece una opción para que la IA se encargue automáticamente de enviar nuestras tropas al ataque si preferimos centrarnos en el aspecto más político del juego.

Después de decir todo esto, puede parecer que Crusader Kings III no sea para tanto. Pero esto es solo sobre el papel. Una vez empezamos a jugar empezamos a ver cómo nuestras decisiones van influyendo cada vez más en nuestro recorrido y cómo un par de descuidos seguidos puede llevar a nuestra derrota.

Descuidar nuestro desarrollo económico implica que el coste de las guerras nos llevará a la quiebra. Si desarrollamos demasiado nuestro territorio y obviamos a nuestro ejercito, no tardaremos en ser arrollados por la fuerza bruta de nuestros vecinos. En definitiva, lo que hace de verdad difícil a Crusader Kings III es que no te permite centrarte exclusivamente en una rama e ignorar el resto para ganar: Aquí todo es importante.

Esto puede llegar a ser frustrante. Querer avanzar un poco con tu reino y lograr una buena economía para poder producir un ejercito decente, pero no poder porque un señor muy lejos ha decidido meterse en otra guerra santa puede llegar a desquiciar a muchos. Es por eso que recomiendo este juego solo si eres una persona paciente y sabes esperar a una buena oportunidad, porque si algo pide Crusader Kings III es que sepas cuándo toca hacer cada cosa.

crusader kings III captura análisis
Los eventos históricos llevarán a guerras enormes con multitud de reinos involucrados

Pero lo que dije al principio del análisis era que lo que más miedo da de este tipo de juegos son los menús confusos. Es por eso que Paradox ha tenido mucho cuidado creando un tutorial que deje bien claras las nociones básicas sin saturar demasiado al jugador. Este tutorial no te cuenta todo lo necesario, pero es mejor así para introducirte poco a poco al juego.

Más adelante cuando juguemos nuestra partida el juego nos ofrecerá, de forma voluntaria, pequeños tutoriales que nos explicarán diferentes mecánicas, como el uso de la religión o del desarrollo de la cultura. Gracias a introducirlos de forma pausada no solo logra no saturar al jugador, sino que también memorice mejor estos conocimientos para poder disfrutar más del juego.

Por otro lado tenemos uno de los grandes miedos que la gente tenía con Crusader Kings III en consolas: Su esquema de control. El ser un juego con tantos menús y diseñado para ser jugado en PC hace pensar que controlarlo en consola sería difícil. Pero aquí Paradox ha hecho un gran trabajo para facilitarlo lo máximo posible.

Podremos jugar perfectamente con el pad y los botones de forma bastante intuitiva, pero si por algún motivo preferimos tener un control más clásico(como por ejemplo para poder examinar algunas definiciones de términos que vienen en los cuadros de texto) Crusader Kings III incluye una función donde apretando el joystick izquierdo un par de segundos podemos disponer de un cursor.

crusader kings III captura análisis
Las opciones a la hora de crear una partida son increíblemente amplias

Lo que quiero decir aquí es que siendo un completo novato dentro de esta franquicia y habiéndolo jugado exclusivamente en consolas, solo he tardado alrededor de unas cinco horas en aprender lo suficiente para saber qué estoy haciendo y poder planificar mi estrategia tal y como prefiera.

La verdad es que tenía un poco de miedo cuando acepté analizar Crusader Kings III. Siempre he sido fan de los juegos de estrategia pero este en específico me había intimidado demasiado para darle una oportunidad. Pero creo que esta tercera entrega es perfecta si, como yo, siempre has tenido el gusanillo de probar esta franquicia e intentar conquistar Europa y sus alrededores con un linaje.

Además, si cuentas con amigos fans de la franquicia, el juego cuenta con un modo multijugador donde podéis controlar cada uno a un avatar diferente y competir (o ayudaros) entre vosotros, lo cual puede ser una buena forma de aprender a jugar en compañía.

Eso no quita que Crusader Kings III siga siendo un juego de nicho. Si no buscas una experiencia estratégica exigente, esto no es para ti. Como he dicho, he tardado horas en habituarme a como jugar. Y aunque esto no es mucho tiempo para ser un juego de estrategia de Paradox, sí que es demasiado para un gran porcentaje del público general. Pero si ya eras fan o quieres meterte en este género, Crusader Kings III es una experiencia de lo más recomendable, incluso en su versión para consolas.

Crusader Kings III

Puntuación Final - 8.5

8.5

Recomendado

Crusader Kings III es un título relativamente accesible y bien adaptado a consolas. Si le das una oportunidad, verás como las tardes pasan de un pestañeo mientras intentas construir tu imperio.

User Rating: Be the first one !

Regas

Educador infantil, redactor de videojuegos, estudiante de pedagogía, speedrunner amateur y Dungeon Master vocacional. Luego me pregunto por qué apenas duermo.
Apoya el contenido de NaviGames con tus compras en Amazon
Botón volver arriba
X