AnálisisPS4

CrossCode – Análisis PS4

La experiencia MMORPG para un solo jugador

El videojuego siempre ha sido utilizado por mucha gente como medio de escape. Lo usamos como una forma de relajarse y olvidarse de las preocupaciones, para sumergirnos de lleno en otro mundo: Un mundo lleno de historias por descubrir y aventuras que contar. Ya sea junto a nuestras amistades defendiendo la carga en Overwatch o cazando monstruos en las inmediaciones de Novigrado, todos buscamos ese escape.

Es por eso que la propuesta de CrossCode, aunque típica, siempre consigue llamarme la atención. La historia transcurre en un mundo donde existe un MMORPG en el que puedes sumergirte completamente, con todos tus sentidos. Por supuesto, esto hoy en día es imposible. La tecnología VR crece a pasos agigantados, pero aún estamos muy lejos de alcanzar esa realidad ¿Cómo sumerges entonces al jugador en una experiencia tan ambiciosa?

Empezando por lo evidente: uno de los mayores atractivos que se puede encontrar a CrossCode es su estética. No solo su pixel art esta muy cuidado y su banda sonora es variada, si no que usa estos elementos para, como mencioné antes, sumergir al jugador en su mundo. Desde el principio el juego nos bombardeará con una cantidad enorme de lugares distintos, e irán variando para que sintamos que estamos progresando en este basto universo.

Aparte, es admirable lo trabajada que esta la historia del propio mundo, es decir, el worldbuilding del mismo. Nada más empezar estaremos envueltos en una trama llena de misterio que querremos resolver, pero en cuanto alcancemos el mundo de CrossCode aprenderemos que su trabajo narrativo no se ha centrado solo en esto. Desde los códices que iremos encontrando a diferentes diálogos e interacciones, se puede observar como la trama principal esta construida a través de este trabajo de fondo.

La única pega que encuentro a este estilo es que a veces, debido a la presencia de la verticalidad en los niveles se confunden un poco las diferentes alturas. No se logra distinguir bien que se encuentra en que capa y puede confundir un poco, sobre todo en los campos más abiertos donde el terreno se expande hacía todas las direcciones.

Después de cada día, Lea recordará un poco más de su memoria perdida

Aunque el tráiler lo vende muy bien, no contaba con grandes esperanzas en el combate de CrossCode. Pensé que sus opciones iban a ser muy limitadas y se iba a quedar en repetir constantemente el clásico ritmo de: esperar-defender-atacar. Por suerte, no podría haber estado más equivocado.

Dentro de los enfrentamientos contaremos con multitud de herramientas para actuar según nuestro estilo. Podemos defendernos, esquivar, atacar a distancia, cuerpo a cuerpo e incluso usar técnicas especiales derivadas de estas acciones básicas. La mayoría de enemigos no se limitan a tener un solo ataque, y aún así, son combinados junto con otros para crear una posibilidad más amplia de amenazas. Por otro lado, dentro de su repertorio todos los enemigos tienen un punto débil que podremos explotar cuando aprendamos sus movimientos.

Las batallas contra jefes no se quedan atrás, aunque recurren mucho más al método de tener que esperar al momento adecuado para atacar. Estos duelos suelen depender más de un enfoque casi por turnos, aunque gracias a todos los elementos orgánicos que se incluyen camuflan bien esta sensación.

Las batallas contra jefes son espectaculares y desafiantes a partes iguales

En definitiva, CrossCode cuenta con un combate interactivo, ágil y exigente. Su punto más fuerte es la libertad que deja al jugador para enfrentar cada enfrentamiento de una forma flexible. Tanto si prefieres un estilo defensivo, uno agresivo, o una mezcla, podrás manejarte con comodidad. Su único punto malo es que la pantalla en ocasiones, sobre todo contra gran cantidad de enemigos, se vuelve algo difícil de leer.

No todo es abrirse paso a base de acabar con la vida de nuestros enemigos (y de cientos de animales inocentes). En ocasiones, en especial las mazmorras, encontraremos multitud de puzzles. Cada zona tendrá una temática diferente y estas estancias lo representaran con fidelidad, pero no se limita a esto. En la zona de hielo por ejemplo, usaremos constantemente bombas para abrirnos camino, pero después podremos usar el poder del fuego para explotarlas directamente y abrir nuevos caminos.

Los rompecabezas que se proponen están muy bien diseñados, no se sienten ni como un obstáculo para alargar artificialmente la duración del juego ni como un galimatias imposible de descifrar. Lograr este punto medio puede ser muy complicado pero cuando lo logras, el jugador siente una recompensa continua al resolver misterio tras misterio. Y esto es lo que he sentido desafiando las mazmorras de CrossCode, donde he podido avanzar constantemente sin tener que pararme media hora en una zona porque su única solución es casi imposible de averiguar.

Los puzzles empiezan poco a poco para que el jugador se acostumbre a las mecánicas básicas

Además, para no caer en la monotonía y que no se te olvide que tus habilidades solo sirven para accionar interruptores habrá varios combates. Incluso en ocasiones el juego se atreve a juntar estos segmentos de combate con un puzzle integrado en el, lo cual me parece que podría haber sido el punto perfecto para explotar. Por desgracia, esto no ocurre en tantas ocasiones como uno desearía y se limitan a pequeñas anécdotas.

CrossCode nos pone en la piel de una jugadora que ha sido integrada en un MMORPG debido a que perdió la memoria. Es por eso que se dedica una gran parte del esfuerzo a que este juego se sienta como uno: Desde la capacidad de agregar amistades e invitarles a tu party a ver personajes pasar de una zona a otra constantemente. A veces incluso, se esfuerza tanto que termina perjudicando su propia naturaleza de Action-RPG.

Me refiero claro esta al grindeo. La necesidad de matar repetidamente monstruos para subir de nivel puede llegar a cansar o abrumar muy rápido. Las misiones secundarias no son mucho mejor, ya que suelen faltar indicaciones o piden la recolección de diferentes materiales que solo se consiguen de una forma muy específica. Esto no sería un punto negativo si no fuera porque para avanzar en la trama principal es necesario realizar todo esto para estar a la altura.

El juego repetidamente te parará en mitad de la aventura para advertirte de que tu nivel o estadísticas son muy bajos. En ningún momento te impide avanzar, pero si que la curva de nivel esta pensada y adaptada para que completes esas misiones, mates muchos monstruos y tengas tu equipamiento actualizado constantemente.

Como si de un MMORPG se tratara, tenemos una lista de contactos a la que podemos hablar, e incluso a algunos, invitar a nuestra party

Hablando de equipamiento, conseguirlo puede convertirse en una pesadilla. La mayoría esta detrás de comercios, donde solo lo conseguirás si llevas los materiales necesarios. Viene a ser como un sistema de crafteo pero más complejo, ya que tienes que recordar donde esta cada puesto. Esta es otra de las razones que te hará grindear más tiempo del necesario para estar a la altura del desafío que propone CrossCode.

Con una misteriosa e interesante historia, un sistema de combate profundo, unos puzzles desafiantes y un mundo trabajado CrossCode ha sido toda una sorpresa en el mejor sentido de la palabra. A todo aquel que le guste el género o quiera probar porque le ha llamado la atención, se me haría imposible no recomendarlo. Por desgracia, si no tienes mucho tiempo libre quizás sus puntos flacos te echen para atrás, y es lógico. Esta es una experiencia a la que vas a querer dedicar tiempo para sumergirte en ella como es debido.

No es fácil integrar los sistemas de un MMORPG en otro género. Muchos piensan que son su habilidades por ciclos o sus formidables bosses lo que lo definen, pero se olvidan de lo más esencial de su nombre: Multijugador masivo en línea. Y cuando no cuentas con un modo multijugador, tu herramienta para solucionar esto es a través de los personajes de tu historia. CrossCode parece saberlo, y ha sabido encapsular este espíritu de la mejor forma que he visto hasta la fecha. Si habéis leído hasta aquí y queréis comprar CrossCode podéis haceros con él de forma digital o si lo preferís el formato físico a través de InIn Games donde están abiertas las reservas para las ediciones normales, Steelbook y edición coleccionista.

CrossCode

Puntuación Final - 9

9

Imprescindible

Con el espíritu de un MMORPG, las mecánicas de un ARPG y unos puzzles la mar de interesantes, CrossCode se ha convertido en una pequeña joya oculta.

User Rating: Be the first one !

Regas

Educador infantil, redactor de videojuegos, estudiante de pedagogía, speedrunner amateur y Dungeon Master vocacional. Luego me pregunto por qué apenas duermo.
Apoya el contenido de NaviGames con tus compras en Amazon
Botón volver arriba
X