AnálisisPC

Cookie Clicker – Análisis PC

Horneando galletas para ser feliz

Durante todos estos años en NaviGames he analizado todo tipo de títulos, algunos mejores que otros, pero cada uno era capaz de ofrecerme una experiencia única al resto. Por otra parte, si hay algo que no he analizado nunca es el género de los Idler, donde tendremos que quedarnos AFK (Away From Keyboard) en según qué casos para farmear o mejorar nuestro equipamiento.

Es por ello que, en esta ocasión, vengo a hablaros de Cookie Clicker en su versión más reciente para Steam gracias a Orteil, y que después de muchos años nos trae la mejor versión de uno de los Idler más adictivos que podamos echarnos a la cara.

¿Para qué queremos una historia cuando lo mejor que podemos hacer es hornear galletas? Como era de suponer, Cookie Clicker no cuenta con historia, pero es que ni siquiera importa porque el mero hecho de hacer clic a la galleta, mejorar nuestras construcciones y generar aún más galletas es más que gratificante.

Tal vez creáis que en este tipo de juegos no tendremos una duración o una dificultad; pues estáis muy equivocados (para bien). La duración en este tipo de juegos suele ser prácticamente infinita, ya que al tener que estar sin mirar el juego mientras se van generando galletas que usar en mejoras, nosotros podemos hacer otra cosa como jugar a otro juego, leer, darse una vuelta… lo que queramos mientras las galletas se hornean para nosotros. Si tuviese que ponerle fin yo creo que es cuando conseguimos todos los logros, y creedme que no es algo fácil, ya que contamos con más de 500.

Tan solo haciendo clic un juego puede volverse un imprescindible.

La dificultad sí es verdad que es siempre la misma. Parece que al principio cuesta más, pero la realidad es que cuanto más avancemos más difícil se hace el juego, incluso llegando al punto de tener que dejar el juego dos o tres días para una mejora. Pero es lo divertido de estos juegos, que consumen el tiempo que da gusto y al no pedir ningún requisito exigente se puede dejar en segundo plano. Eso sí, siempre se le puede añadir un extra de dificultad como el de no usar ciertas estructuras o auto ponerse retos para hacerlo más largo (aunque no le haga falta).

Una vez empezamos a hacer clic a la galleta sentiremos esa sensación de «Es que no puedo parar, no sé qué pasa con este maldito juego», y es que esa sensación aumenta cada vez más cuando nos damos cuenta de que podemos comprar edificios, mejoras para dichos edificios y un sin fin de posibilidades.

En primer lugar, tenemos los edificios, que está feo que lo diga, pero nuestra principal ayuda serán un ejército de abuelas que hornearán galletas para nosotros y contribuirán en convertirnos en asquerosamente ricos. Tendremos a nuestra disposición otro tipo de construcciones, que van desde lo más normal como granjas hasta lo más absurdo como condensadores de antimateria.

Estos edificios irán desbloqueando mejoras para cada una de ellas cuando lleguemos a cierto número, como 25, 100, 150 etc. Recordad que al ser más, serán más caras por lo que todo es cuestión de tiempo… mucho tiempo. Aparte de estas mejoras, tendremos otros upgrades que siguen siendo pasivos, pero que no tienen que ver con las construcciones, como los gatitos que nos darán más galletas cuanta más leche tengamos o mejoras para nuestros clics.

Y cuando creáis que ya habéis descubierto todo, os daréis cuenta de que podéis ascender, que tenéis niveles de legado y un árbol de habilidades que, una vez más, es exponencial. En este árbol de habilidades podremos encontrar mejoras que nos ayudarán en gran medida para nuestro juego, como poder apagar el PC y que siga aumentando el contador de galletas, eventos de temporada como Halloween o Navidad entre otros muchos más, o incluso desbloquear un dragón que nos ayude a recolectar más galletas.

El árbol de habilidades no parece nada del otro mundo, pero la verdad es que es bastante amplio.

Incluso tendremos minijuegos, por así llamarlos, que los ofrecen ciertos edificios tras usar terrones de azúcar que se generan cada día en ellos. Estos minijuegos nos ofrecen huertos, hechizos, bancos o incluso rezos a dioses que nos darán beneficios a cambio de algo, aquí el precio lo pones tú. Eso sí, al principio son algo complicados de usar, pero son totalmente imprescindibles si seguimos algún tipo de estrategia para tener más beneficios, ya que no todo se basa en ir haciendo clic a lo loco.

Antes de nada quería comentaros que el pixel art es bastante normalito porque el juego no se centra en ello. Tendremos diferentes temáticas, como ya os comentaba antes, con los diferentes eventos de temporada, dragones, edificios y abuelas, pero tened cuidado con ellas… no todo es lo que parece a simple vista. Eso sí, olvidaos de jefes finales y cosas por el estilo, porque a poco que sepas del título no pretende tener nada de ese palo.

Lo que si hay que resaltar es el compositor que viene para esta versión de Steam que no es ni nada menos que Daniel, comúnmente conocido como C418 y quien estuvo implicado en la soundtrack de Minecraft. Parece una tontería, pero la OST tan relajante que nos encontramos una vez más en este título hace que sea una autentica maravilla pasarse horas y horas haciendo clic con la música de fondo que no cansa en ningún momento. Muy contento con la aparición de este señor para un juego de estas características.

El dragón al que daremos de alimentar nos dará increíbles beneficios.

Voy a ser sincero, he jugado más de 150 horas en una semana a Cookie Clicker, a veces más ausente que otras, pero en general he estado bastante pendiente y solo puedo decir que este juego es un autentico vicio; dormía pensando en galletas y me levantaba pensando en hornear más galletas. Es de esos juegos nichos que si te gusta estás acabado porque es adictivo a más no poder. Realmente no puedo ponerle ningún punto negativo, porque lo que pretende, que es comerse las horas, lo hace a la perfección.

Cuenta con mejoras de todo tipo, árbol de habilidades, minijuegos, eventos de temporada, una OST más que satisfactoria y hasta dragones, ¿Qué más queréis? No se le puede pedir más al rey de los Idler.

Cookie Clicker

Puntuación Final - 9

9

Imprescindible

Cookie Clicker es de esos juegos que son muy sencillos, pero que se vuelven completamente imprescindibles si lo que pretendes es comerte las horas mientras haces otras cosas o simplemente quiere hornear galletas.

User Rating: Be the first one !

Alvaro Lopez Rodriguez

Nintendero desde que nací, gracias a mi familia que me enseñaron todo sobre los videojuegos. Fire Emblem y Metroid son sin duda de las mejores sagas que nos ha podido dar la industria de los videojuegos.
Apoya el contenido de NaviGames con tus compras en Amazon
Botón volver arriba
X