AnálisisPC

Chrono Cross: The Radical Dreamers Edition – Análisis PS4

Un encuentro tardío, pero feliz

Corría principios de los 2000 cuando en Valencia teníamos un canal algo piratilla llamado Xtv, un canal que emitía sin licencia intentando calcar la imagen de la Mtv. Tenían programación que intentaba llamar a lo que éramos la chavalada de aquella época y entre sus programas para mí uno destacaba entre todos, Jikkan. Este era, aunque parezca mentira, uno de los pocos programas que hablaba de videojuegos de forma regular y tenía una intro que en la época me parecía increíble, con una melodía que siempre se quedo en mi cabeza. Resulta que pocos años después descubrí que esa melodía pertenecía a la intro de Chrono Cross, un JRPG que nunca llegó a Europa, pero que gracias a la importación pude disfrutarlo.

Aquel juego de importación no era mío, así que tuve que devolvérselo a su respectivo dueño, pero siempre quedo en mi memoria aquel JRPG tan arriesgado que sin duda, no pude disfrutar al 100% por mi nivel de inglés de entonces. Por suerte, después de tantos años y desearlo muy fuerte, tenemos Chrono Cross: The Radical Dreamers Edition, un remaster que, sin ser como tal una experiencia distinta a la que ya viví, es mucho más que en aquel entonces.

Chrono Cross es un juego mítico por estos lares porque, como ya he comentado antes, no llegó en su día a Europa. Y no precisamente por falta de éxito, ya que cosechó muy buenas criticas, lo cual por lo visto no fue suficiente para que consideraran que debía llegar aquí. Por desgracia estas cosas antes pasaban continuamente y la mayoría de las veces se ha demostrado que acabó siendo un error bastante grande.

Chrono Cross
El diseño de los personajes recuerda mucho al de Escaflowne, dejándose notar mucho la mano de Noboteru Yuki

Estamos ante lo que en su día se entendió como la continuación de Chrono Trigger, algo que si bien no es literal como le ocurre a los Final Fantasy, se pueden apreciar en ciertas pistas y elementos, sobre todo si tenemos presente Radical Dreamers, que viene incluido en este remaster. Una visual novel que tiene como protagonistas a Serge y a Kid, cuya función original era de servir como un elemento narrativo que complementaba el juego original de forma paralela. Aunque como todos sabemos acabó sirviendo como inspiración para lo que después sería el propio Chrono Cross, haciendo por lo tanto de «nexo» entre ambos juegos.

Aunque es una «continuación» y musicalmente guarda cierta coherencia con el primer titulo, es más que evidente que estamos ante una obra que a nivel artístico y estético, está en un punto completamente distinto. Mientras que en el primer título participaron nombres de la talla de Sakaguchi, Uematsu y Toriyama, en Chrono Cross tenemos también a grandes como Nobuteru Yūki, el cual nos sonará de algunos animes como Paradise Kiss o The Vision of Escaflowne, donde realizo el diseño de personajes, al igual que en este juego.

Chrono Cross es un JRPG clásico, que repite ciertos tropos que ya hemos visto muchas veces, aunque cabe decir que entonces no estaban tan vistos. Independientemente de esto, estamos ante una trama y una narrativa que pese a sufrir situaciones forzadas o con poco desarrollo, nos obsequian con unos giros de guion muy interesantes, que sin duda generan ese interés que te hace querer continuar jugando. Todo gracias a jugar con el tiempo y la realidad de una forma que para la época, era muy novedosa. Podría explicar más, pero creedme si os digo que no puedo ni apenas comentar el principio sin hacer spoiler.

En cuanto al sistema de combate nos encontramos ante un concepto clásico pero original al mismo tiempo. Esencialmente podemos equipar a los personajes con cualquier objeto y habilidad, excepto con las habilidades especiales de cada personaje, que lógicamente solo le pertenecen a él o ella. Luego durante el combate iremos ganando puntos que nos permitirán usar dichas habilidades y el que personajes seleccionemos para el equipo y que habilidades usamos definirán la ruta del combate. Todo esto se redondea con un sistema de combate básico que nos permite hacer tres tipos de ataque a cada cual más fuerte, pero con menos probabilidades de acertar. En base a todo esto y unas animaciones muy chulas, tenemos como resultado un combate que al principio puede parecer confuso, es muy divertido y eficaz.

A la hora de jugar puede que la gente más joven se vea menos atraída por su aspecto, pero en términos generales es un juego muy redondo, que explora a sus personajes con el estilo de la época. Constantemente estamos intrigados por su narrativa, y su mundo se percibe como amplio y cambiante. Es arrolladora la sensación de ser una aventura épica, llena de personajes y de historias y como buen JRPG que es, cuando lo terminas sientes ese vacío que te provoca acabar el tiempo que has compartido con todos esos personajes.

Entiendo que hacer un remaster de algunos juegos no siempre es tarea fácil y aunque en términos generales estamos ante un juego excelente en origen, tiene algunos defectos de forma que afean un poco la experiencia. Y digo de forma porque el contenido es más que adecuado, ya que el juego nos inicia con una pantalla con los personajes y una canción de la banda sonora, con temas específicamente interpretados para esta versión. Una vez ahí ya podemos elegir si jugar a Chrono Cross o Radical Dreamers e incluso si queremos gráficos viejos, nuevos o ratio de pantalla, el cual me recuerda mucho a lo que hacían PS3 y PSP con los juegos de PS1, permitiéndonos el original, pantalla completa o estirado.

El mayor problema que tiene este juego es su rendimiento, ya que crea algunos momentos en los cuales no queda muy claro si el juego debía moverse con esa fluidez originalmente o no. A mi parecer, no ha sido algo demasiado grave, pero por lo visto sí ha afectado a la jugabilidad de otras versiones (yo lo estoy jugando en PS5). De todas formas, si bien debía comentarlo, para mí no ha estropeado la experiencia en absoluto; el juego compensa esto con sus bondades de sobra.

Artísticamente el juego es muy playero, algo que en los 2000 estaba muy de moda y se pudo ver posteriormente en juegos como Final Fantasy X, por ello los entornos aparentemente pueden parecer muy homogéneos, pero se nota el trabajo en el diseño de niveles y en la construcción de las ciudades, además de tener una banda sonora bastante buena, en parte heredada del trabajo de Nobuo Uematsu, pero de la mano de Yasunori Mitsuda, el cual trabajó con este en Chrono Trigger.

Definir un JRPG por turnos de hace más de 20 años no es muy complicado y precisamente por eso es tan difícil hablar de ellos sin repetir lo que se ha dicho mil veces hasta la saciedad. En este sentido creo que es muy importante el contexto del juego; cuando salió, hasta dónde se llegaba en ese momento técnicamente, cómo se contaban las historias. Todos estos elementos son importantes para poder evaluar bien a una obra traída del pasado, ya que las cosas han cambiado mucho.

Para mí Chrono Cross: The Radical Dreamers Edition era una deuda pendiente, sobre todo con los jugadores Europeos. Es uno de esos juegos que te mete en su mundo y te lleva por una historia de personajes, épica y misteriosa, que juega con el tiempo y la realidad, de una manera muy vanguardista para su época. El lavado de cara no aporta demasiado más allá de un suavizado y poco más, pero aquí podemos aplicar la lógica de cuanto más azúcar más dulce.

En definitiva, todo fan del JRPG clásico debe tenerlo, ya que es un juegazo como la copa de un pino, generando unas sensaciones muy de la vieja escuela, lo cual lógicamente un viejuno como yo agradece. No sólo se basa en nostalgia, era otra forma de hacer las cosas. Y todo esto desde el punto de vista de alguien que ya se lo pasó y se lo pasaría mil y una veces, pero si por lo que sea no lo has podido jugar antes y te gusta el género, hazlo, ya que descubrirás una joya oculta que siempre estuvo a simple vista.

Chrono Cross: The Radical Dreamers Edition

Puntuación Final - 9

9

Imprescindible

Chrono Cross: The Radical Dreamers Edition era una deuda pendiente y ha cumplido sobradamente las expectativas. Todo fan del JRPG clásico debe tenerlo.

User Rating: Be the first one !

Francisco Jose Moreno

Gran Fan del Zelda, Final Fantasy, Metal Gear y largo numero de Etc. Lo mío son los juegos que me divierten simplemente o los que me llegan a la patata. No creo que nadie pueda sentar cátedra en opinar sobre videojuegos.
Apoya el contenido de NaviGames con tus compras en Amazon
Botón volver arriba
X