AnálisisPC

Chivalry 2 – Análisis PC

El baile del medievo

El primer Chivalry partía de una premisa muy original, que otros títulos como Mount & Blade o el reciente Mordhau también han explorado: el «romanticismo» de las contiendas en la edad medieval. Multitudinarias y violentas batallas entre centenares de soldados luchando por la conquista de un territorio, ya sea en una explanada, asediando un castillo o incluso asaltando un poblado.

La primera entrega era un juego sólido (al menos para ser un mod de Half-Life), pero estaba claro que la fórmula podía ofrecer más en todos los aspectos…. y eso es exactamente lo que es Chivalry 2: más y mejor. Refinando ciertos aspectos del combate, mejorando su apartado gráfico y añadiendo mucha variedad dentro de las propias luchas gracias a una gran cantidad de elementos con los que interactuar, Chivalry 2 nos da un multijugador tremendamente divertido y original, aunque su fórmula pueda agotarse demasiado rápido debido a su particular jugabilidad y contenido inicial.

Olvidaos de un modo campaña, minijuegos y otras fruslerías. Aquí hemos venido a batallar, y eso es lo que haremos desde el principio. Tras un breve pero estupendo tutorial en el que aprenderemos los entresijos del sistema de combate (con unos controles mucho más intuitivos de lo esperado), nos lanzamos directamente a la guerra de la mano de los dos bandos rivales que podremos controlar, que son los Ágata o los Mason. Vamos, soldados azules o soldados rojos. Tienen su propia historia y lore, que nos introducen al final del tutorial y entre las contiendas, pero no me ha resultado particularmente interesante. Como he dicho antes, aquí hemos venido a otra cosa.

La apuesta total de Chivalry 2 es para su modo multijugador, y dentro de éste podemos elegir partidas entre 60 jugadores o entre 40 para, o bien realizar una escaramuza entre los dos equipos cumpliendo diferentes objetivos con cierto argumento (como en el modo Operaciones de los Battlefield), o bien un simple pero efectivo deathmatch por equipos, o de todos contra todos. Estos dos modos cuentan de lanzamiento con cinco y tres mapas respectivamente. Si bien es cierto que puede parecer un número algo exiguo de posibilidades, que lo es, también es cierto que todos los mapas tienen las suficientes diferencias entre sí como para hacer que cada partida sea muy diferente.

Esto es más notorio en las luchas por objetivos, donde cada mapa nos da una posición y objetivo diferente según seamos Ágata o Mason. Habrá un mapa en el que comenzaremos siendo los propios aldeanos de un pueblo que está siendo invadido por el equipo rival, y tendremos que rechazar los primeros minutos la invasión con horcas y palas. Estas batallas son bastante largas, pudiendo llegar hasta la media hora de duración y cambiando mucho el escenario y el objetivo.

La arena de batalla de Chivalry 2
La arena de batalla de Chivalry 2 es una oda al salvajismo y la diversión

No hay las mismas armas, recursos y estrategias defendiendo la entrada del pueblo, que posicionándonos en las murallas del castillo para evitar que entren por la puerta, o incluso protegiendo a nuestro capitán de una avalancha de jugadores enfadados. Rescatar prisioneros, proteger un convoy… hay muchos tipos de objetivos que cambian por completo las sensaciones de las partidas; añádele además la perspectiva de atacante y defensor. Las partidas deathmatch, aunque lógicamente no pueden cambiar tanto, sí que se diferencian mucho cuando toca en la arena de justas, y cuando lo hace en el recinto con fosos, que es mucho más caótico y divertido.

El combate desarrollado por Torn Banner Studios es divertido, contundente y salvaje. Podremos pelear en primera o en tercera persona, aunque el juego está pensado para hacerlo de la primera forma. Con un botón agitaremos nuestro arma de forma horizontal, con otro haremos un golpe vertical y con otro una estocada. Podemos hacer combos con estos golpes, defendernos (no sólo levantando el arma, sino también haciendo chocar nuestra espada contra la del rival haciendo un golpe de forma simultánea), hacer parry, alejar de una patada al enemigo, realizar un fuerte ataque especial y fintas entre otras habilidades; tenemos muchos recursos a nuestra disposición, que se amplían con la gran variedad de armas disponibles.

No os dejéis engañar por la aparente simpleza de su sistema de combate: cuando sabes leer a tu oponente, comienza un baile de fintas y contraataques fluido y emocionante. Cualquiera puede pegar espadazos, pero luchar bien en Chivalry 2 es un arte. De hecho, le vendría genial al juego un modo en el que se potenciaran los duelos individuales, pues tiene capacidad de sobra para ella. Como se suele decir, fácil de jugar, difícil de dominar.

Habrá cuatro tipos de personajes, cada uno con sus propias características pasivas y armas propias, que podemos ir ampliando a medida que subamos de nivel. Tendremos un arma principal, una secundaria y una habilidad especial, como por ejemplo poner una pira de fuego con la que incendiar las flechas o curar a nuestros aliados haciendo sonar un cuerno. No os preocupéis por la limitación de las armas, ya que podemos utilizar cualquiera que veamos tirada por el escenario; aunque no las manejemos igual de bien por nuestras características intrínsecas, que eso no os impida probarlas todas, pues cambian mucho según la contundencia y el alcance.

De hecho, una de las cosas que más me ha gustado de Chivalry 2 es la cantidad de objetos que podemos utilizar: troncos, piedras, gallinas, peces, horcas… todo a nuestro servicio para hacer morder el polvo al rival por cualquier medio. Combinando los golpes que podemos realizar con ellos, con la posibilidad de lanzar todos con capacidad de herir al rival, posibilita que haya desde gestas dignas de un cantar hasta canciones de borrachos que vociferar subido a la mesa de la taberna (la enorme variedad de gritos y gestos que podemos hacer hacen más probable esta segunda opción).

El apartado gráfico de Chivalry 2 también ha mejorado mucho y, si bien no estamos ante un portento técnico, las batallas son muy espectaculares combinando desmembramientos, número de jugadores, armas volando y todo el caos que se genera en las partidas. Además, está bastante bien optimizado en PC, pudiéndolo mover mi ordenador patata sin apenas problemas a una calidad más que aceptable. Tampoco he tenido problemas con la conexión, encontrando partida siempre muy rápido, y rellenando con bots cuando es necesario. Eso sí, lo de los bots puede ser un problema a veces, ya que funciona en parte como un hero shooter: debe haber un número concreto de cada una de las cuatro especialidades de soldados, y los bots muchas veces ocupan esos puestos de forma aleatoria. También fastidia mucho cuando te cambian de bando para «equilibrar» la partida.

El mayor problema de Chivalry 2 lo veo en el poco contenido de inicio que incluye, que puede hacer que la fórmula se queme demasiado rápido; de alguna forma, aunque sus conceptos son bastante similares, parece que se agota antes la diversión en el combate cuerpo a cuerpo que en un shooter, por ejemplo. Sus creadores ya han anunciado que darán apoyo al juego, así que si lo nutren a buen ritmo podemos tener una propuesta duradera y original. Además, hay que destacar que Chivalry 2 sale a un precio de salida reducido (35,99€ en la Epic Store en estos momentos), bastante consecuente con lo que ofrece, en mi humilde opinión. También he de decir que hubiera preferido una mayor cantidad de tipos de armas a la inmensidad de contenidos estéticos que hay por desbloquear, con moneda del juego, eso sí.

Si te gusta su concepto y no tienes pensado quemarlo muy rápido, Chivalry 2 es una propuesta diferente, divertida y efectiva. Necesita seguir nutriendo a su comunidad con más contenido, pero es un fantástico juego que siempre te sacará un muy buen rato cuando decidas ponerte frente a él.

Chivalry 2

Puntuación Final - 8

8

Recomendado

Chivalry 2 es una propuesta multijugador diferente, divertida y efectiva, aunque necesita seguir nutriéndose con contenido si no quiere quemarse demasiado rápido.

User Rating: Be the first one !

Alejandro Morillas Tellez

Fisioterapeuta/osteópata de día, hipnoterapeuta cuando es necesario y apasionado jugador de videojuegos por la noche. Los primeros juegos que relaciono como favoritos son Catherine, Vanquish, Overwatch y Kingdom Hearts. Pero siempre estoy disponible para un Tekken, un Vermintide o una maratón de Metal Gear.
Apoya el contenido de NaviGames con tus compras en Amazon
Botón volver arriba
X