AnálisisPC

Chernobylite – Análisis PC

El simulador de exploración urbana en Chernóbil

El famoso desastre nuclear de Chernóbil, la ciudad de Prípiat, la zona de exclusión y, en resumen, todo lo que rodea a aquel trágico accidente ha sido desde entonces una valiosa fuente de ideas para toda clase de obras, ya sean libros, videojuegos, películas o series. En los videojuegos, que es lo que nos ocupa a nosotros, hemos tenido al gran STALKER, toda una joya del mundo del PC y que sin duda ha servido de inspiración para este Chernobylite.

Pero, ¿de quién es este juego? Bueno, sus autores son The Farm 51, un estudio polaco no precisamente joven que ha ido sacando unos pocos títulos (normalmente FPS) a lo largo de su existencia. Sin embargo, la gran mayoría de sus juegos no han terminado de estar a la altura pese a sus buenas ideas.

Por ejemplo, NecroVision prometía un shooter de terror sobrenatural ambientado en la primera guerra mundial, una idea cojonuda pero que en la práctica se quedaba en un juego regulero y repleto de bugs. Deadfall Adventures nos metía en la piel de una especie de «Indiana Jones» en un juego de acción y aventuras con muchísimo potencial, pero que también quedaba lastrado por sus fallos. Y más recientemente hemos tenido a Get Even, que nos demuestra lo importante que es no basar un juego tan solo en su apartado técnico.

Y ahora tenemos su última obra, el ya mencionado Chernobylite, que es el título más ambicioso que han sacado hasta ahora. Este lleva ya un tiempo largo en early-access y por fin podemos disfrutarlo al completo. La pregunta ahora es: ¿Se quedará a medio camino como los juegos anteriores del estudio? Bueno, pues pese a todos los fallos que pueda tener, esta vez podemos afirmar que The Farm 51 lo ha conseguido.

Nada más empezar a jugar nos damos cuenta de que estamos ante un juego con una fuerte carga narrativa. Los diálogos, los flashbacks y la búsqueda de documentos, entre otras cosas, nos servirán para conocer la historia de Igor. Un tipo que sobrevive como puede en la zona de exclusión de Chernóbil, tratando de investigar los poderes de la Chernobilita, un mineral provocado por el desastre y que tiene propiedades sobrenaturales, como permitir viajes entre dimensiones, o la apertura de portales para hacer «viajes rápidos», así como otras muchas posibilidades aún desconocidas para nuestro protagonista.

Las decisiones en Chernobylite
El coronavirus ha llegado a la zona de exclusión. Normalmente nos encontraremos a personajes tan extraños como este, los cuales nos darán información, nos ofrecerán intercambiar bienes, o nos obligarán a tomar alguna decisión delicada.

¿Cuál es su motivación con la Chernobilita? Bueno, digamos que el bueno de Igor perdió a su amada Tatyana en medio de todo el desastre, y utilizando los poderes sobrenaturales de este mineral pretende, de alguna forma, encontrarla. Para ello deberá adentrarse en lo más profundo de la central nuclear, no sin antes trazar un plan maestro y preparar todo lo necesario para derrotar a los NAR, una suerte de mercenarios que tienen la zona de exclusión controlada… Aunque también habrá algunos enemigos más «sobrenaturales«, dejémoslo ahí.

La premisa argumental resulta bastante original y la cosa se pone aún mejor cuando conforme van pasando los diálogos y la toma de decisiones en ellos va tomando más protagonismo. The Farm 51 ha conseguido crear una historia no lineal, en la que podemos ver clarísimamente reflejados los efectos de todas nuestras acciones en todos los aspectos del juego, algo que va mucho más allá de simplemente llegar a un final bueno o malo. Y por tanto, ni que decir tiene la rejugabilidad tan brutal que tiene este juego.

El enemigo de Chernobylite
Nosotros somos un STALKER (y no tiene nada que ver con el otro juego, es que la «profesión» del protagonista es esa) y alli, en la oscuridad tenemos al STALKER Negro, nuestro archienemigo que nos lo hará pasar mal de vez en cuando.

Chernobilyte no es un juego común, es bastante único y chorrea personalidad gracias a una curiosa mezcla de géneros en la que, aunque parezca mentira, se rompe esa regla de «el que mucho abarca poco aprieta».

Y es que Chernobilyte tiene de todo: Disparos, sigilo, exploración, walking simulator, rol, gestión, supervivencia y terror sobrenatural, si es que no me dejo nada de lo que he vivido en las más de 20 horas que me ha durado la primera partida.

El sigilo en Chernobylite
«Stalkeando» a un enemigo por la espalda. Si vamos bien provistos igual matarlos merece la pena, así podemos quedarnos con todo lo que lleven encima.

Aunque toda esta mezcla está bastante bien equilibrada, hay que decir existen algunos fallos importantes; por ejemplo, en lo que a la acción se refiere, la imposibilidad que da el juego para disparar desde la cadera, obligándonos siempre a estar apuntando, que me parece de traca. ¿Podría considerarse una apuesta por el realismo? Puede ser, ya que esto no es un juego de pegar tiros a lo loco, pero si por mí fuera me gustaría que cambiasen esto en próximos parches.

La narrativa de Chernobylite
Encontrando documentos ocultos y completando misiones podremos acceder a la «realidad virtual». Esto serán secuencias del juego de walking simulator y aventura narrativa pura, donde podremos reconstruir la historia y descubrir más sobre lo que le pasó a nuestra querida Tatyana.

Lo cierto es que explicar todo el conjunto de mecánicas jugables de este juego no es tarea fácil, pero bueno, intentaré hacer un breve resumen para que os hagáis una idea de lo que es Chernobylite.

Como dije antes, el objetivo principal es asaltar la famosa central nuclear para rescatar a nuestra amada. Esto no lo podemos hacer nosotros solos, con lo que necesitaremos reclutar a un equipo de tarados dispuestos a jugarse la vida por una mujer que no conocen de nada. Para ello necesitaremos de una buena base de operaciones donde fabricar todo tipo de cosas, descansar, comer y pasar el rato.

Las misiones de Chernobylite
En la pantalla de selección de misión elegiremos qué expedición queremos hacer en el día actual. También podemos enviar a nuestros compañeros a hacer otra misión, pero nada te garantiza que tenga éxito, que muera, o que acabe incluso secuestrado.

En este punto ya ha entrado la faceta de gestión de la que hace gala el juego. Por ejemplo tendremos que distribuir alimentos entre nuestro equipo para que no se mueran o se les vaya la cabeza, y también tendremos que proporcionarles un buen lugar donde vivir en la base, la cual por cierto es enorme y podemos construirla y personalizarla a nuestro gusto.

Pero todo ello no sería posible si no obtenemos una buena cantidad de recursos, lo que nos obliga a realizar una serie de expediciones a lo largo de toda la zona de exclusión. Y estas son las misiones del juego, donde además de la obtención de recursos desbloquearemos acontecimientos de la trama, conoceremos nuevos personajes y un largo etc.

La exploración en Chernobylite
Explorar el interior de los edificios es una pasada, una sensación que solo entenderéis al catar el juego.

Claro, todo esto estaría tirado si todo el lugar no estuviese patrullado por enemigos indeseables. Liarnos a tiros con los soldados del NAR, o los enemigos más «sobrenaturales» es una opción, pero también lo es el cargarnos a todos en sigilo o directamente pasar del tema.

Y para hacer todas estas cosas tenemos tan solo un día en el juego. Al terminar la misión y volver a la base podremos gastar puntos de habilidad para mejorar el personaje o la base, fabricar lo que nos haga falta, atender a nuestros compañeros heridos o enfermos e irnos a dormir. Después comenzará un nuevo día, con misiones nuevas y cambios en la zona de exclusión que nos facilitarán o complicarán las cosas.

La climatología en Chernobylite
A veces se darán condiciones de niebla o lluvia en algunas partes del mapa, que nos facilitarán el sigilo. Pero en otras ocasiones se darán otros fenómenos que nos complicarán las cosas.

Vale, hasta ahora todo esto puede ser un auténtico follón, y sí, al menos en la primera hora de juego puede serlo. Pero quizás uno de los aciertos de este título sea el no terminar de profundizar demasiado en todas las mecánicas que ofrece. Con lo cual, rápidamente nos acostumbraremos al sistema de juego y no tardaremos en ver progresos; ahí viene la sensación de satisfacción y, por tanto, un vicio de horas y horas seguidas delante de la pantalla.

La ambientación de Chernobylite
Los viejos edificios siendo consumidos cada vez más por la vegetación. Cualquier aficionado a la historia de Chernóbil reconocerá estas localizaciones.

El juego se desarrolla en una serie de zonas abiertas alrededor de la central nuclear. Hay que decir que esta es una de las facetas más criticadas del juego, ya que por cada misión solo podremos acceder a una de estas zonas, sin posibilidad de explorar el mapa completo.

Sin embargo personalmente no lo he encontrado algo tan reprochable, ya que estas zonas son muy amplias y están repletas de recovecos y lugares que tardaremos muchas expediciones en descubrir. Además esto nos proporciona también libertad a la hora de abordar los enfrentamientos con enemigos, así como obligarnos a salir de los caminos que tomamos siempre para encontrar más recursos.

Las centrales nucleares en Chernobylite
Evidentemente, veremos una reconstrucción del interior de la central nuclear.

De todas formas, sea como sea, para mí lo mejor del juego está en explorar la zona de exclusión. The Farm 51 ha hecho una recreación de todo el lugar mediante escaneo 3D, dando unos resultados sorprendentes bajo el Unreal Engine 4. En Chernobylite podemos llegar a sentir que realmente estamos ahí, explorando esos viejos edificios destrozados, viendo como la naturaleza y el paso de tiempo ha consumido el lugar, observando viejos recuerdos y pertenencias de quienes antes estuvieron ahí… Una auténtica pasada.

La cantidad de detalles es infinita y la calidad gráfica, técnica y la fidelidad con la que todo está representado es realmente abrumadora ¿Habéis visto esos vídeos de exploración urbana en Chernóbil? Bueno, pues creo que este juego, pese a su mezcla de géneros, es realmente un «simulador de exploración urbana«, porque realmente esa es la sensación que creo que The Farm 51 nos ha querido transmitir con este juego.

Los gráficos de Chernobylite
Chernobilyte nos regala vistas tan brutales como esta. Y eso que aún no se ha implementado Ray Tracing ni nada en el juego.

Y además, The Farm 51, en plena consciencia de la principal baza del juego, que es ésta, han equilibrado perfectamente las expediciones. De esta forma nos encontraremos la cantidad justa de enemigos (aunque bastante letales) para no entorpecer el disfrute que es recorrer los mapeados del juego. Donde por cierto abunda la vegetación, que usaremos para ocultarnos de los enemigos, y oye, las mecánicas de sigilo son simples, pero muy efectivas y asequibles. Yo odio con todo mi ser este tipo de mecánicas, pero en esta ocasión, ocultarme entre los matorrales o lo que sea, y «stalkear» a los enemigos en este juego me ha supuesto un verdadero disfrute.

La búsqueda en Chernobylite
Al fondo podemos ver una casa en medio de la nada. La mayoría de ellas serán accesibles para explorar, e incluso tendrán sótanos y hasta túneles subterráneos… Pero también pueden aguardar peligros en su interior.

Pues sí, creo que por fin The Farm 51 lo ha conseguido. Su proyecto más ambicioso hasta la fecha es una mezcla única de géneros muy diferente a lo que estamos acostumbrados a ver. Es una experiencia única y accesible, que sin duda disfrutarán todos los seguidores de la historia de Chernóbil.

También hay que decir que por sus características se trata de un juego bastante difícil de explicar y de analizar, pero bueno, la mejor manera de comprobar la calidad de este juego es jugándolo. En serio, no os arrepentiréis.

Chernobylite

Puntuación Final - 9

9

Imprescindible

Un juego único e inmersivo que nos permite explorar Chernóbil como si realmente estuviéramos allí.

User Rating: Be the first one !

Nukem

Ingeniero informático, en el mundo de los videojuegos desde que cogí la escopeta de doble cañón en DooM 2 y muy fan de los First Person Shooter clásicos. System Shock 2 es el mejor juego de la historia.
Apoya el contenido de NaviGames con tus compras en Amazon
Botón volver arriba
X