AnálisisPS4

Carto – Análisis PS4

Lánzate a la aventura con un mapa en la mano

La soledad, esa vil y despiadada sensación que todos alguna vez en nuestra vida hemos experimentado en nuestra propia piel: esta es la premisa principal de la historia de Carto, una que encajaría perfectamente en cualquier título de supervivencia o de terror, y que los desarrolladores han decidido utilizar en un juego de rompecabezas. Haya resultado bien, o vaya directo al cajón desastre, lo averiguaremos a continuación.

Aunque he hablado anteriormente sobre la premisa del juego, que resulta intrigante cuanto menos, este no es un título que se centra en su historia, que es simplemente un artilugio para la jugabilidad, el verdadero gran pilar del juego, de la que hablaremos más adelante. La historia sigue a Carto, una niña que vive con su abuela cartógrafa en una nave que surca los cielos. Un mal día, Carto cae desde la nave a tierra firme llevándose únicamente un trozo del mapa de su abuela, y nuestro objetivo será guiar a esta niña perdida para que vuelva a encontrarse con ella, utilizando como herramienta los trozos perdidos de un mapa suyo, que están desperdigados por todo el mundo.

La premisa es intrigante, como ya he dicho anteriormente, pero no deja de ser una historia simple y predecible, dado que cualquiera puede suponer cual es el final con solo saber el principio. Como ya he dicho, la historia en sí es muy simple, pero es la historia de cada personaje y de cada isla que visitamos las que merecen una mención.

En total durante nuestra aventura visitaremos hasta siete diferentes islas, cada una de ellas con sus particularidades y con sus personajes que las habitan, y es en ellos donde encontramos el punto más fuerte de su narrativa. Desde el minuto uno puedes notar perfectamente que cada personaje tiene su propia personalidad, su propia cultura y su propia forma de hablar; por poner un ejemplo, hay una isla en la que los personajes que ahí habitan hablan de manera, por así decirlo, bruta, y sin respetar las normas ortográficas en muchos casos, mientras que en otra isla hay un personaje que habla utilizando siempre la tercera persona para referirse a sí mismo. Todo esto ayuda a que su mundo se sienta más vivo y dinámico.

La estética de Carto
El juego cuenta su historia con apariencia de comic

También quisiera hablar de la evolución del personaje de Carto. Un personaje que en un principio puedes notar que es de los más tímida, que ni si quiera es capaz de responder a los personajes que se encuentra, y poco a poco se va soltando. Llega un punto en el que, a pesar de no responder directamente, nosotros como jugadores veremos sus respuestas en forma de emoticonos hechos con el teclado del ordenador, que en mi humilde opinión ayuda a aplicar cierto humor, un humor que el juego maneja muy bien en las situaciones que lo usa.

Por último, antes de continuar con el siguiente apartado quiero comentar el tema de la duración. En mi caso el juego me ha durado seis horas, sin embargo si eres bueno en este tipo de juego no tendrás problemas en terminarlo en menos de la mitad. A pesar de esta duración no he sentido que el juego se haya quedado corto; es más, me parece que si hubieran alargado al duración se hubiera sentido demasiado artificial.

El título de este apartado es altamente ilustrativo. ¿Qué quiere decir? Simple y llanamente que, a pesar de que por lo tráilers y gameplays pueda perecer que es simple y amigable con el jugador, en el momento que te adentras en este juego te darás cuenta de que no es así. El juego basa totalmente su jugabilidad en los rompecabezas, haciendo hincapié en los que utilizan los trozos perdidos de mapa y en los que es necesario orientarse correctamente.

Los puzles de Carto
El principal puzle de Carto es el de los mapas

Al principio no son demasiado difíciles, simplemente te guías por el sentido común y acabarás completándolos, pero luego de llegar a la segunda isla todo se vuelve bastante más difícil. Mi problema con la dificultad de este juego no es que sea difícil, sino que la curva de dificultad no está del todo bien ajustada. Hacia el final del juego puedes encontrarte puzles muy fáciles, unidos a algunos que me han tenido más de media hora pensando en que era lo que tenía que hacer.

La dificultad no es el único problema que tiene la jugabilidad de Carto: el otro gran «pero» que le he encontrado es lo poco explícito que es. No es que quiera que el juego me diga lo que tengo que hacer en todo momento, pero hay ciertos casos en los que tú, por obra de un milagro, tienes que adivinar que tenías que ir a una zona bastante anterior para poder avanzar, y en mi caso me he llegado a pasar una hora dando vueltas intentando averiguar que tenía que hacer. También me ha pasado en varias ocasiones que he resuelto puzles de manera fortuita, es más, hay muchos de ellos que da la sensación que están hechos para que se completen así, lo que resulta en que no te sientas realiza por completar un puzle difícil.

El apartado artístico de Carto
El aparto artístico destaca en este tipo de escenas

Dejando los defectos de lado, la jugabilidad de Carto es bastante imaginativa, con puzles que, en lo particular, jamás había visto, y que ayudan a dar frescura a un género que empieza a estar saturado de tener siempre la misma jugabilidad. En concreto destacaría su mecánica principal, la de encontrar y unir trozos de un mapa, que a parte de ser complicado en ciertos casos, también es bastante divertido e intuitivo.

Como es común en los juegos indies, contamos en este juego con un apartado artístico simple, que apuesta por dar mucho con poco, y en este caso creo firmemente que está bien implementado. Tanto los escenarios como los personajes y todo parecen estar dibujados a mano; desconozco si esto es así realmente, pero por lo menos lo parece y este estilo me gusta bastante. Como ya he estado comentando anteriormente, debes visitar varias islas, y gracias al gran trabajo que tiene detrás este título, cada una de estas se siente completamente diferente a la anterior, con su flora y fauna totalmente definida, así como sus lugareños, que visten de maneras completamente diferentes dependiendo de que isla en la que te encuentres.

Por otro lado, la banda sonora puede decirse que es exquisita, con un repertorio pegadizo que te atrapará desde el primer momento. Como en todo, algunas canciones son mejores que otras, pero no me he encontrado ninguna que sea, por así decirlo, mala.

La duración de Carto
Aquí podéis ver lo que me ha durado el juego

Por último diré que el apartado técnico es prácticamente impecable, salvo por un error que me ocurrió cerca del final del juego, por el que no podía avanzar en una conversación, no he tenido demasiados problemas durante mis horas de juego, dando así una inmersión completa en su atmósfera.

Carto ha sido una de mis sorpresas de este año, siendo en mi opinión el mejor juego indie de este año; esto es debido a su jugabilidad rica y variada, su atmósfera interesante, y sus apartados artístico y sonoro que encandilan desde el primer momento.

Sin embargo, también tiene algunos fallos, como pueden ser su curva de dificultad y la poca orientación que ofrece el juego, que lleva a cierta aleatoriedad en la resolución de sus puzles.

Carto

Puntuación Final - 8

8

Recomendado

Carto resulta en uno de los mejores juegos del género hasta la fecha, y lo consigue por méritos propios

User Rating: Be the first one !

Aarón Márquez

Desarrollador aspirante y videojugador empedernido. Me encanta compartir mi opinión sobre los juegos a los que dedico mi tiempo.
Apoya el contenido de NaviGames con tus compras en Amazon
Botón volver arriba
X