AnálisisSwitch

Cards of the Dead – Análisis Switch

Choose a card wisely

Uno de los recursos que más se usan dentro del género del terror, especialmente cuando hablamos de los videojuegos, es sorprender al usuario y darle poco tiempo para reaccionar. Outlast, por ejemplo, hacía esto con las escenas de persecución. Cuanto menos oportunidades tenemos para urdir un plan, más fácil será pillarle por sorpresa y que reaccione de una forma más excesiva.

¿Pero qué pasa cuando damos al jugador todo el tiempo del mundo? Entonces es más difícil causar esta sensación de angustia y pánico. Hay que trabajar desde otros enfoques, como por ejemplo a través del riesgo y ocultar información. Aquí entran las cartas, y es lo que busca hacer Cards of the Dead, un juego que combina el survival horror con los juegos de cartas para crear una experiencia que busca ser única.

La historia en Cards of the Dead no tiene una relevancia muy grande. Principalmente sirve como pretexto para la jugabilidad. Somos una persona que se encuentra en un mundo post-apocalíptico buscando una solución para acabar con este infierno. Para ello deberemos seguir unas pistas, que encontraremos en forma de notas a lo largo de nuestra aventura.

Cabe decir que esto no ofrece mucha profundidad. La ausencia de diálogos o personalidad de nuestro protagonista provoca que se sienta más como ver una historia que participar en ella. Como he dicho, al final esto no termina de ser una forma para justificar el objetivo del juego de avanzar. Honestamente, me parece la mejor decisión, debido a que el tema de apocalipsis zombie está tan trillado actualmente que tienes que ofrecer una historia muy original o muy bien escrita si quieres destacar por ello.

Cards of the Dead captura Nintendo Switch cinemática
Pequeñas cinemáticas nos acompañan entre actos

Quitando esto, pasemos a como funciona el gameplay, que es el principal foco de Cards of the Dead. Aquí nuestra interfaz se divide en dos zonas clave: Nuestra mano y el tablero. En la primera tendremos nuestros recursos actuales, que pueden ser armas, comida, vacuna, herramientas, etc. En el tablero tendremos cartas boca abajo colocadas al azar. Durante cada turno deberemos dar la vuelta a una para ver lo que contiene, pudiendo ser otros recursos que podremos llevarnos o un zombie al que tendremos que combatir.

En cada turno, además de dar vuelta a una carta, podemos golpear a un zombie con una de nuestras armas (que cuentan con tanto potencia como durabilidad) o acceder a la salida si la hemos descubierto. Además, nuestro nivel de inmunidad contra el virus bajará en 1, y si llega a 0 seremos básicamente un zombie, lo que provocará que perdamos vida en cada turno. Para ello deberemos equilibrar el descubrir cartas con nuestras dosis de vacuna.

El problema base de este sistema es que por una parte no incentiva mucho la exploración. Entre lo peligrosos que pueden ser los zombies, en especial si se acumulan, y lo escasas que son las armas decentes, casi estás mejor si encuentras la salida antes de cada sección para llegar cuanto antes al final. Y aunque el equipamiento va mejorando poco a poco, escala menos, o al menos da esa sensación, que los zombies.

Cards of the Dead captura Nintendo Switch gameplay
Una alarma de un coche puede acabar con tu run al instante

Y claro, si todo consiste en dar vueltas a cartas, ¿Puedes llegar a sentir terror? Pues es una respuesta algo difícil. Porque terror, lo que es terror, no sientes. Porque aquí nos acercamos más al enfoque que se plantea Resident Evil y el survival horror más clásico: La gestión de recursos y su pérdida.

Cards of the Dead tiene una función de guardado, así que no es exactamente un roguelike. Lo es si quieres, pero cada cierto tiempo guarda tu progreso para que sea posible avanzar en su historia. Aún así, todo se vuelve a randomizar, así que la esencia está ahí.

Y es por eso que cuando llevas unos cuantos niveles empiezas a jugar más lento. Ya no tienes tantos recursos, empiezas a andar escaso de armas, y los zombies cada vez son más duros y peligrosos. Quedarse más de tiempo en una zona puede terminar pasando factura.

Aquí es cuando se da esta sensación tan maravillosa del survival horror. No te dan miedo unos píxeles en forma de zombie en el marco de una carta. Pero te da miedo perder el progreso, gastar tu última arma decente en deshacerte de él o usar valiosa comida para curar las heridas. Pero tienes que encontrar la salida y, aún más importante, llegar a esa con la suficiente vitalidad y herramientas para poder completar un evento final.

Por desgracia, como he mencionado en el anterior apartado, esto también provoca que a veces se sienta que la mejor solución sea buscar la puerta de salida y avanzar ciegamente por los niveles lo más rápido posible, quitando un poco de esta intención angustiosa que busca generar.

Cards of the Dead captura Nintendo Switch
No solo deberemos llegar al final de cada acto vivos, si no suficientemente sanos para avanzar

Esta gestión de recursos es sin duda el eje central de Cards of the Dead. Aunque se pueda sentir algo repetitivo, las partidas siempre serán emocionantes.

Cards of the Dead no hace nada que te atrape de una forma increíble, pero es bastante entretenido y su fórmula lo suficientemente original para querer probarlo. Quizás le falta más variación, ya que aunque encontramos diferentes zombies con ataques distintos, el resto de cosas son exactamente las mismas pero con números diferentes. Esto hace que la única diferencia entre una de las primeras fases y otra de las más avanzadas sea que todos los números son mayores.

Por su reducido precio, de 15€ a través de la Nintendo eShop, si te llama la atención su propuesta o eres fan de los juegos de cartas puedo recomendarlo. Como he dicho, no vas a encontrar nada muy sorprendente, pero sí que disfrutarás de una buena experiencia que, como mínimo, resultará entretenida.

Cards of the Dead

Puntuación Final - 7

7

Interesante

Cards of the Dead es un título entretenido si eres fan del género. Aunque pueda resultar repetitivo, llega a resultar emocionante a través de sus recursos.

User Rating: Be the first one !

Regas

Educador infantil, redactor de videojuegos, estudiante de pedagogía, speedrunner amateur y Dungeon Master vocacional. Luego me pregunto por qué apenas duermo.
Apoya el contenido de NaviGames con tus compras en Amazon
Botón volver arriba
X