AnálisisPS5

Call of the Sea – Análisis PS5

Una aventura de puzles a lo Lovecraft que llega a las consolas de Sony

Call of the Sea llegó a Xbox Series X|S, Xbox One y PC el 8 de diciembre de 2020, pero fue cuando se presentó que me llamó la atención en muchos aspectos; ambientación y arte predominaban en ese momento, entre los motivos que me atraían. Pero, por cosas de la vida, no me había animado aún a probarlo en el Game Pass de PC, así que con su lanzamiento en PS5 y PS4 tenía la oportunidad perfecta para poder jugarlo y, de paso, analizarlo. Por cierto, la versión a la que hemos jugado es la de PlayStation 5.

Antes de comenzar, recordad que también podéis echarle un ojo a nuestro análisis en su versión de PC. En este análisis la intención es enfocarlo de forma independiente al existente y así poder hablar del título en todo su conjunto.

La obra desarrollada por el estudio español Out of the Blue y editada por Raw Fury nos embarca en una aventura repleta de misterios, en la que la resolución de puzles y la exploración serán sus mecánicas principales. Decir que en Call of the Sea se respira mucha intriga y suspense no significa que estemos ante un juego de terror, ni mucho menos. Pero, a decir verdad, hay una fuente de inspiración muy clara en este título y son los relatos e historias de Lovecraft. Una isla en la que ocurren cosas que se alejan de la realidad, civilizaciones extintas y el océano como una de las piezas clave para que la historia se desenvuelva, son algunos de los elementos que recuerdan a la mitología del escritor de Providence. Más allá de eso, de su ambientación, Call of the Sea es una historia de amor y de desarrollo personal.

El juego nos sitúa en el Pacífico Sur de los años 30, donde tendremos que controlar a Norah Everhart, nuestra protagonista. Norah decide ir en búsqueda de su marido desaparecido, que en compañía de una expedición fue a intentar encontrar respuestas y una cura para la enfermedad que padece Norah, que está acabando poco a poco con ella. Esto hace que la joven se desplace hasta Tahití, el último paradero de su marido, para luego dirigirse hacia una isla alejada de la civilización a la que nadie se atreve a acercarse. A partir de ahí empezaremos a ver que algo extraño rodea todo el asunto, pero también comenzaremos a descubrir más detalles de la trama y de todos los acompañantes de Harry, el marido de Noah, y de él mismo.

Call of the Sea no contiene una trama muy compleja, ni siquiera es algo muy original, pero funciona muy bien por varios elementos que mezcla para conseguir un resultado bastante notable. Los ingredientes son el romanticismo, el misterio, lo sobrenatural (si eres fan de lo lovecraftiano te seducirá pronto) y, como he mencionado antes, la construcción de un viaje introspectivo para Norah. Todos esos elementos y lo que esconden en su interior los iremos descubriendo durante nuestra aventura a través de diferentes notas, fotografías, dibujos, cartas y conversaciones grabadas. Esas son las herramientas con las que podemos sacar diferentes conclusiones mientras nuestra protagonista también va atando cabos y va colocando todas las piezas que necesita para construir todo lo sucedido.

La historia de Call of the Sea
Esta es una de las primeras fotografías que encontraremos, en la que podemos ver a Harry junto a sus acompañantes.

Utilizar notas, imágenes y demás es uno de los recursos más trillados en los videojuegos para desarrollar una historia, pero eso no implica que sea algo malo si lo implementas bien. Creo que el juego de Out of the Blue lo hace especialmente bien, ya que en ningún momento hace que pierdas el interés en su argumento, porque te va soltando dosis pequeñas para mantener la intriga y querer descubrir la siguiente nota (además de descubrir la relación que tenían todos los miembros de la expedición de Harry). También han sabido integrarlo en sus mecánicas de juego, dando importancia a recavar toda la información posible para poder resolver ciertos puzles.

Efectivamente, Call of the Sea es un juego de puzles en el que la exploración es muy importante para encontrar todas las pistas y toda la información necesaria para poder resolver sus rompecabezas. Para que la tarea sea algo más sencilla, Norah lleva con ella un diario en el que irá apuntando todo lo importante de la trama, pero también lo utilizará para juntar y ordenar todas las pistas que iremos encontrando por la isla. En varias ocasiones, el juego utiliza puzles más simples (o pequeños) como partes de un puzle más grande y más complejo, para dar algo más de variedad y profundidad a sus mecánicas. Una de las cosas que destaca de estos puzles es su dificultad, aunque si eres un jugador habitual del género puede que no te parezcan para tanto, pero en mi caso sudé la gota gorda en alguno de ellos.

Cierto es que, el juego empieza con una dificultad muy moderada, pero conforme van avanzando sus capítulos la dificultad también sube. Yo destacaría el capítulo tres en su conjunto, ya que estuve a punto de dejarlo para ver si al día siguiente encontraba una solución. Sin saber muy bien como, conseguí resolverlo y avanzar. Toda una experiencia. La dificultad puede ser el principal motivo por el que el título puede hacerse más largo de lo que es, al menos a mí me ocurrió. Sin muchos sobresaltos, la experiencia puede durar unas cinco o seis horas. Pero, para alivio o no, el juego llega a un punto en el que rebaja esa dificultad para que el jugador llegue al final con la inmersión intacta.

Los puzles de Call of the Sea
Esta imagen contiene algún que otro elemento para resolver uno de los puzles de este nivel.

Podría decir que plantea un reto excesivo en varios de sus puzles, pero no sería justo. Gran parte de su atractivo reside en obligar al jugador a estar atento a todos los detalles y, si hace falta, a tener al lado la libreta para ir probando las diferentes combinaciones que pueden llevarte a la solución correcta. Así que nada que objetar aquí.

Call of the Sea es un espectáculo visual. Su composición, y el hecho de que esté dividido en capítulos, nos ofrece una gran variedad de colores y tonalidades para sus escenarios, lo que les da una entidad propia. Podemos encontrar una zona más soleada y apacible o podemos encontrarnos en una noche con una intimidante tormenta, lo que alimenta esa variedad y esas sensaciones de relato fantástico. Su estilo artístico cartoon y su iluminación terminan de rematar un diseño plenamente inmersivo y de calidad.

Del apartado sonoro no se puede decir nada malo. Los efectos de sonido cobran especial protagonismo durante nuestra travesía. No serán pocas las veces en las que el sonido ambiente nos acompañe mientras resolvemos puzles y exploramos cada uno de los niveles, causando más inmersión si cabe. La banda sonora no adquiere demasiada importancia, pero siempre aparece en los momentos adecuados para dar más énfasis a esas situaciones. Además, el estilo musical conecta de maravilla con la época en la que ocurre esta historia. También cabe hacer una mención especial al doblaje de nuestros protagonistas, a los que dan vida Cissy Jones (Norah), a la que conoceréis por ser Delilah en Firewatch, y Yuri Lowenthal (Harry). Sin duda, unas interpretaciones de categoría que dan más credibilidad a esta obra.

El apartado artístico de Call of the Sea
En una imagen se puede apreciar la belleza que desprende el juego y su ambientación lovecraftiana. Una maravilla.

Call of the Sea no es un juego perfecto, pero, a pesar de contar una historia más o menos simple, hace prácticamente todo bien. Out of the Blue nos vuelve a deleitar con su primer proyecto, pero esta vez en PlayStation 4 y PlayStation 5, en el que combinando el misterio, lo surrealista (una ambientación a lo H.P. Lovecraft) el romanticismo y los puzles han conseguido desarrollar una obra y una historia de desarrollo personal que cala muy hondo, sin olvidar la dificultad que hace que esto sea algo más intenso que en un simple paseo. Todo ello viene envuelto en un apartado artístico y sonoro que hace que esta experiencia sea más gratificante si cabe.

Tenéis Call of the Sea disponible en la PlayStation Store por 19,99 €, un precio bastante atractivo teniendo en cuenta que es una de las propuestas más interesantes que ha dado el desarrollo de videojuegos español.

Call of the Sea

Puntuación Final - 9

9

Imprescindible

Una aventura de puzles que con su ambientación e historia consigue generar una experiencia muy inmersiva.

User Rating: Be the first one !

Fran Pérez

Soy ilustrador y un intento de diseñador. Me gustan los videojuegos, ¿a que no lo esperabais? Jak and Daxter me inculco el amor por este medio y NieR: Automata me destruyó, pero en el buen sentido.
Apoya el contenido de NaviGames con tus compras en Amazon
Botón volver arriba
X