AnálisisPC

Bus Simulator 21 – Análisis PC

No hable con el condutor

Los juegos de simulación siempre son entretenidos y a la vez relajantes. Cuando te adaptas a los controles, como en el caso de Bus Simulator 21, te dejas llevar y te concentras en cumplir con tu trabajo de chófer. A pesar de ello, pretende ir más allá de sus antecesores proponiendo mecánicas que no son necesarias y provocando una experiencia poco realista fuera del autobús. Las opciones novedosas en comparación a Bus Simulator 18 son cuantiosas y siempre se agradecen pero a veces llegan a ser innecesarias. No solo tenemos control total del vehículo sino que contamos con una gestión empresarial completa y personalizada.

A pesar del largo proceso de desarrollo que ha tenido este juego seguimos con problemas de bugs y rendimiento que lo dejan corto como simulador de autobuses. Tenemos otros ejemplos que a diferencia de Bus Simulator 21, de una forma u otra estos problemas se camuflan elegantemente. Tenemos el ejemplo de Microsoft Flight Simulator donde coge datos de Azure y Bing para centrarte en la experiencia jugable con un apartado visual sorprendente. O Snowrunner, juego que no se complica y se centra en la simulación de conducción por distintos terrenos. Pero vamos a desgranar los diferentes puntos de este Bus Simulator 21.

Bus Simulator 21 nos abre las puertas a ser el conductor principal y jefe de todo un negocio de autobuses. Comenzando con un tutorial sencillo, nos introducen todas las posibilidades jugables, primero para ser dueño de tu propio autobús y hasta llegar a formar un imperio. Cabe destacar que va demasiado de la mano y quita la posibilidad de avanzar hasta completar todas las misiones que nos propone. Un sistema demasiado obtuso debido a un menú que no tiene una interfaz clara e incluso deja de funcionar sin motivo aparente. A pesar de ello, y cuando consigues avanzar, el juego te va premiando desbloqueando más vehículos y opciones de personalización.

La interfaz de Bus Simulator 21

Si nos centramos en la conducción y dejamos de lado todo lo demás, es realmente bueno. Nos transporta tanto literal como figuradamente. En mi caso he jugado con mandos de Xbox, y el control así como la vibración son muy acertados. Si sumamos el ambiente sonoro y visual, cuando estás dentro de la cabina del conductor la experiencia es realmente creíble. El panel de control se puede hacer directamente con los botones que hay en el volante o bien abriendo un menú sencillo, que una vez memorizado es rápido y accesible. Quizás este pequeño acceso directo a los controles del aparato sea la mejor interfaz del juego, pero aún así no es perfecta.

Como ya he dicho el control es total. Nos permite cambiar luces, parabrisas, abrir y cerrar puertas, controlar la inclinación del autobús y desplegar la rampa para minusválidos entre otras opciones. A la conducción se añaden elementos arcade con un sistema de puntuación para realizar una conducción impecable entre el transcurso de las paradas. Al terminar la ruta son los clientes los que valoran el servicio y, acorde a eso, establecen una nota. Entre otros sistemas jugables está la opción de controlar cuándo se quedan dormidos los pasajeros, si escuchan música demasiado alta, si llevan ticket o si necesitan una parada urgente. No hay mucho más, incluso las frases de los pasajeros se vuelven repetitivas y recurrentes. En ese sentido una falta de variedad notable.

Los pasajeros en Bus Simulator 21

Como es de suponer, para controlar los diferentes problemas de los usuarios dentro del autobús debemos salir de la silla del conductor. En este caso la cámara sigue siendo en primera persona para recorrer el interior. Pero el error más garrafal que tiene el juego para mi gusto es que también puedes salir del vehículo. Esto te permite recorrer la ciudad completamente a pie y coger otros autobuses para viajar o suplantar a un compañero. Totalmente innecesario, primero porque cambiar de conductor se puede hacer desde el menú y segundo porque la ciudad, aunque colorida y bonita, no está hecha para explorar a pie. Caminando nada es agradable, su control es horrible, los modelados mediocres y los problemas constantes. Un punto que podrían haber aprovechado para mejorar otros aspectos del apartado técnico.

La personalización de los autobuses es lo justo para sentir que el autobús es tuyo. Hay diseños preestablecidos originales y que cambian la estética completamente. Además incorpora pegatinas, anuncios y tapicería. Sumado a que hay 30 tipos de autobuses con diferentes marcas y modelos, lo hacen lo suficientemente variado. Y otro apartado interesante es que es necesario distinguir qué tipo de autobús es adecuado para cada ruta. En recorridos donde es necesario callejear no puedes poner un autobús demasiado largo porque sino es más difícil de maniobrar. Pero una vez gestionadas las rutas, lo genial es que te puedes encontrar con tu autobús controlado por la IA mientras conduces. Como jefe sientes que hacen bien su trabajo.

Los autobuses en Bus Simulator 21
El Navi-bus se ha convertido en una necesidad

Para finalizar decir que Bus Simulator 21 hace la experiencia de conducción agradable, relajante pero también entretenida. Algunas veces algún bug te puede sacar de la inmersión, pero esperamos que los futuros parches arregles la mayor parte de errores. Caminar a pie es una función que está ahí pero que no interesa lo más mínimo. Creo recordar que hay coleccionables, pero sinceramente es algo que no me ha interesado. Cuenta con multijugador para hacer diferentes rutas con amigos, pero hay muchos apartados que mejorar y esperamos que en futuras entregas tomen nota de los usuarios para conseguir hacer un simulador de autobuses fascinante.

Bus Simulator 21

Interesante - 6

6

Interesante

La experiencia de conducción es agradable, relajante y también entretenida, pero hay muchos apartados que mejorar y otros innecesarios.

User Rating: Be the first one !

Mindjellyfish

Apasionado a los videojuegos desde la más tierna infancia y adicto a canales de cocina desde la más tierna madurez.
Apoya el contenido de NaviGames con tus compras en Amazon
Botón volver arriba
X