AnálisisPC

Beyond Mankind: The Awakening – Análisis PC

La pasión por encima de la forma

Siempre tengo muy en cuenta a la hora de analizar y de jugar a un juego las intenciones que han sido volcadas en él y qué es lo que me trata de trasmitir. Incluso el juego más sencillo a mi parecer tiene algo detrás, aunque sea intentar recrear una fórmula que dé dinero. Evidentemente en muchos casos, esto no es más que una idea mía traída habitualmente por mi propia experiencia con los videojuegos, la cual es bastante extensa.

Y ahora me preguntaréis que por qué os doy la chapa, una justa pregunta que tiene una justa respuesta. Cuando analizo un juego, me gusta tener en cuenta lo antes indicado y, sobre todo, me gusta que quien me lea intente entender un poco el porqué de mis opiniones; ya que no todo en esta vida son datos objetivos y juegos como Beyond Mankind: The Awakening merecen ser juzgados dentro de un contexto que los comprenda, en el cual sepamos ver más allá de los simples gráficos y comparaciones.

Es difícil discernir hasta qué punto una cosa puede estar mal hecha o es un homenaje a una época. En el caso de Beyond Mankind: The Awakening, esto ocurre constantemente en prácticamente todos sus apartados, teniendo siempre el beneficio de la duda debido a sus toques de genialidad, o por lo menos de buen gusto.

Si empezamos por el argumento, nos encontramos ante la típica historia postapocalíptica, aunque en este caso con unos detalles muy interesantes. En una especie de futuro distópico, la humanidad sufrirá unas mutaciones que poco a poco le convertirán en una especie mucho más agresiva, violenta y hasta cierto punto estúpida, llegando al punto de la aniquilación nuclear. Los humanos supervivientes exiliados en el espacio se servirán de una especie de úteros artificiales para desarrollar a toda una raza de humanos algo más pura, la cual utilizarán genes recesivos y demás características pasadas como una especie de ventajas. Estos humanos serán formados como soldados y convertidos en la última esperanza de la humanidad para recuperar su hogar, H.O.P.E.

La guerra nuclear es algo feo y el ser humano parece abocado a ella

En todo este drama tan clásico podemos vislumbrar una historia mucho más profunda de lo que parece, con eventos que dependerán de nuestras decisiones y amigos que morirán como consecuencia nuestra desde el minuto uno. Se nota mucho el trabajo de guión y de narrativa que hay detrás, dándonos siempre la oportunidad de interferir de manera distinta, por irrisoria que sea la decisión, haciendo así que nuestras acciones, además de afectar a los demás, afecten a nuestra relación con ellos. Cuadrar esta clase de cosas nunca es fácil y es el típico trabajo que siempre queda por debajo de lo evidente y el cual merece ser alabado.

Otro elemento positivo en cuanto a la narrativa es que Beyond Mankind: The Awakening sabe tomarse pausas, haciendo que nunca estemos en un toma y daca entre la acción y la historia. Estos momentos están muy bien medidos porque permiten que sintamos de manera simultánea que estamos ante un juego de investigación y soledad, y al mismo tiempo una aventura con un fuerte componente narrativo en el que otros personajes se van a ver afectados por nuestras decisiones. Pero no es oro todo lo que reluce, ya que en cuanto a este apartado hay ciertos elementos de diseño, que amparados en una estética clásica, pueden generar sensaciones de juego desactualizado.

Las situaciones a veces pueden ser muy …, interesantes

No es algo que no se haya hecho ya y de hecho recuerda mucho a juegos de la época como Half-Life 2, Deus Ex y similares, por lo que desde cierto punto de vista, las decisiones de diseño desactualizadas son la intención creativa expresa de los autores; que pueda gustarnos o no ya es un tema personal. Pese a esto y el hecho de que a nivel personal me ha traído muchos recuerdos, creo estamos ante un trabajo que está, en algunos aspectos, por debajo de las obras que intenta emular, algo que a lo mejor hoy en día es difícil de justificar. Por un lado, los diálogos tienen muchos claros y oscuros, ya que aunque la narrativa y la trama son bastante buenas, la interacción entre los personajes a veces es excesivamente simple y esquemática. Pero lo peor sin duda es el acting de los personajes, el cual recuerda a épocas donde el doblaje de videojuegos estaba bajo mínimos.

Sin duda uno los puntos más interesantes de Beyond Mankind: The Awakening es su gameplay. En principio está limitado por su propia forma de hacer las cosas, ya que al igual que lo anterior mencionado, en cuanto a sensaciones se mueve entre los juegos de hace unos 15 años aproximadamente. Por lo tanto el game feel, aunque es algo más moderno en forma, puede llegar a apreciarse como muy arcaico, sobre todo para la gente más joven. De todas formas, tiene puntos muy interesantes de cara a la supervivencia y nuestra relación con el entorno. El combate por otro lado es bastante aceptable, aunque algo tosco por defectos de forma.

Observar es muy importante, como por ejemplo esta clave, aparece mientras investigamos

En este sentido y empezando por lo más importante dentro del propio juego, lo que podríamos llamar supervivencia no es más que un sistema de salud, hambre y sed, basado en una idea tan simple como tres barras que hay que mantener lo más alto posible. Según la dificultad que elijamos este elemento puede ser más o menos determinante, ya que si bien es posible encontrar bastantes suministros, según avancemos en el juego se hace cada vez más laborioso. Aun así, no es lo más importante, solo un elemento más, ya que sin duda la clave de la interacción con el entorno es, como ya he comentado antes, los tiempos que el juego nos da.

Hay bastantes momentos en los que no ocurre literalmente nada, solo estaremos investigando, pero siempre con una idea de diseño clara que nos hace meternos dentro de la historia, dándole así esos momentos a nuestra mente para meditar el rumbo que lleva el juego y que es lo que puede estar pasando o que podría pasar. En este sentido y creo que es de alabar, el juego trabaja muy bien con la expectativa, un elemento que aunque es parte de la narrativa, se sirve de la ambientación y los entornos para calar dentro de nosotros.

Otro elemento muy importante a destacar es el uso de la escasez a muchos niveles, sobre todo en cuanto a la munición. Este recurso tan peligroso y tan arriesgado, es utilizado en este juego con mucha maestría y acierto. Los propios encuentros con enemigos, objetos y toda clase de situaciones forman parte de ello, ya que al espaciarlos y limitarlos se les da más relevancia. Este elemento parte en paralelo con aquello que ya he comentado sobre los momentos que no ocurre nada y es lógico, ya que el diseño de videojuegos requiere una visión general del proyecto y sus partes en cohesión, algo que los creadores (Brytenwalda), pese a sus fallos, dominan bastante bien.

La creación de personaje es muy peculiar e interesante

Retomando el tema del combate, este no está del todo mal. A grandes rasgos cumple su función y, aunque en cuanto al cuerpo a cuerpo no es nada del otro mundo, es bastante mejor que los juegos de la época que trata de emular. El problema real con todo esto es que aquí el combate es hasta cierto punto un elemento secundario pero inevitable. Se entiende como una situación de tensión que a veces es el culmen de una escena y otras veces un mero encontronazo, pero nunca como una constante. Y aunque hay veces que gana mucha más relevancia dentro su contexto, el juego te anima de forma indirecta a que te lo pienses muy bien antes de disparar. Esto esta íntimamente relacionado con el tipo de personaje que elegimos ser y nuestra forma de afrontar el juego, por lo que incluso los tiempos que el propio juego plantea en una partida pueden cambiar en otra.

Esencialmente, Beyond Mankind: The Awakening es un RPG, por lo que su sistema y su base a nivel mecánico giran en torno al crecimiento de nuestro personaje. Aquí más que clases definiremos diferentes características tales como el tipo de homínido que somos e incluso si tendemos más a recolectores/cazadores, agricultores, etc. Todo con la intención de especializarnos de forma indirecta en una clase más de habilidad, combate, carisma y todo lo que ello conlleva. Lógicamente ganaremos experiencia con los combates y diferentes situaciones, pudiendo así mejorar nuestras habilidades según nuestra conveniencia. Pero sin duda lo más interesante es cómo nuestras características personales nos permitirán opciones de juego distintas en situaciones o conversaciones. Una serie de elementos muy roleros que sumados a la variedad de conversaciones, hace de este juego una experiencia completamente rejugable.

Los chicos de Brytenwalda tienen detalles de este tipo durante el juego y con ellos te hacen ver su vocación y su esfuerzo

Llegamos a la parte más difícil de analizar, ya que el arte en líneas generales es casi lo más subjetivo que hay. En el caso de Beyond Mankind: The Awakening, nos enfrentamos a juego con decisiones de diseño estético anticuado, pero completamente autoconsciente. No les habría costado nada realizar un trabajo con mejor definición y más genérico, pero algo me dice que esa no era para nada la intención del estudio. Claro está que esto son suposiciones basadas en mi experiencia, ya que no he tenido el placer de hablar con ellos sobre su obra, pero algo me dice que tengo cierta razón. Como jugador experimentado, me es muy fácil reconocer ciertos patrones y ciertas similitudes que me dejan entrever que los desarrolladores disfrutaron mucho de los shooters entre los 2000 y 2010 y ahora han querido hacer su pequeño homenaje.

El juego trabaja muy bien con la expectativa, un elemento que aunque es parte de la narrativa, se sirve de la ambientación y los entornos, para calar dentro de nosotros.

Visualmente este estilo puede que no case con el público más joven, sobre todo en las caras, pero por suerte para ellos, en los momentos de investigación el aspecto grafico si bien no es flamante, es muy descriptivo e inmersivo, gracias en parte a un muy buen uso de la iluminación. Desde el minuto uno y gracias en parte a la primera persona, nos metemos dentro de la historia, aceptando lo que vemos tal y como es. Además, esta inmersión y buen hacer permiten un diseño de niveles muy coherente y bien distribuido que nos hará perdernos en el juego, pero sabiendo siempre donde estamos. En lo personal, y aun habiendo jugado a juegos con mejores gráficos, me ha convencido mucho la ambientación que este juego me ofrece, pudiendo sentir de verdad la soledad y cierto punto tenebrismo en él.

La palabra clave en este juego es detalle, gracias a ella pueden contarnos pequeñas historias de forma indirecta

Por último, la banda sonora es un caso bastante especial. Digamos que es una parte muy escueta del juego, pero existe para enfatizar y ante todo generar cierto contra punto con el silencio y la soledad. No siempre la oiremos, pero cuando lo hagamos no serán precisamente piezas para el recuerdo. Aunque precisamente en Beyond Mankind: The Awakening es donde este recurso alcanza el culmen de funcionalidad, por esto mismo. Cuando oímos algún tipo de música será por algún momento significativo o porque estamos al lado de algún aparato que la está emitiendo. Haciendo así que un elemento normalmente de fondo y en algunas ocasiones circunstancial gane importancia incluso dentro de la propia narrativa, aunque sea en contadas ocasiones.

Cuando tratas de hacer algo de una forma que se considera desfasada pero que conoces bien, asumes ciertos riesgos. Por desgracia es muy común que la gente se cree unos estándares de calidad en cada momento, entendiendo que las limitaciones del pasado son inaceptables. Aunque puedo entender por qué pasa esto, yo no lo veo así y la prueba ha sido Beyond Mankind: The Awakening, un juego que con sus más y sus menos me ha hecho disfrutar mucho más que algunos otros juegos más modernos, ya que lo más importante de un juego es que su diseño global esté bien planteado y sea sólido.

Independiente de su apariencia a priori, estamos ante un juego que nos proporciona una trama interesante y, ante todo, una experiencia completamente inmersiva. Es normal jugar y perder la noción del tiempo, algo que no me pasa con muchos otros juegos, pero que agradezco profundamente. En lo personal me he sentido muy complacido y espero con ansias el futuro trabajo de estos desarrolladores que además son de casa.

Beyond Mankind: The Awakening

Puntuación Final - 8

8

Recomendado

Un homenaje al pasado con muy buen tino, con una gran capacidad de inmersión y un gameplay mucho más complejo de lo que parece.

User Rating: Be the first one !

Francisco Jose Moreno

Gran Fan del Zelda, Final Fantasy, Metal Gear y largo numero de Etc. Lo mío son los juegos que me divierten simplemente o los que me llegan a la patata. No creo que nadie pueda sentar cátedra en opinar sobre videojuegos.
Apoya el contenido de NaviGames con tus compras en Amazon
Botón volver arriba
X