AnálisisPC

Back 4 Blood – Análisis PC

Meto cuchillo, saco tripa

Es difícil escribir sobre, lo que es a todos los efectos, la secuela de Left 4 Dead 2. El título de Valve en su época ha sido tan influente que un subgénero del shooter cooperativo ha nacido de el. Hemos visto títulos como Warhammer: Vermintide intentando recrear su éxito, en mejor o peor medida. Incluso hoy en día es extraño que el título baje de los 30.000 jugadores simultáneos. Back 4 Blood es un título ambicioso, que pretende hacerse respetar como secuela espiritual del titán que es Left 4 Dead 2, pero que a su vez busca una identidad propia.

Esto es difícil. Primero por la evolución del juego online dentro de la industria. Ahora un título que busque sobrevivir en este medioambiente debe ofrecerse como un servicio, algo a largo plazo y con actualizaciones constantes. Y esto, aunque alarga de una forma increíble la vida artificial del título, puede acabar con él rápidamente.

Está claro que, desde un comienzo, Back 4 Blood busca tener una narrativa que al menos llame la atención de los jugadores. Vemos varias cinemáticas a lo largo del título y en casi todo momento tenemos la voz de algún personaje narrando los sucesos de la historia y explicándonos que ocurre.

El problema está en que a poca gente le interesa esta narrativa. Incluso yo, que mi trabajo es analizar este título, me veía inclinado a saltar las cinemáticas que ofrece el juego cada cierta cantidad de niveles. Los diálogos in-game tampoco ayudan, ya que estaremos demasiado ocupados con la acción que está teniendo lugar (ya sea administrar nuestro equipo y comprar mejoras en el refugio o matar zombies en mitad de la misión).

Esto no quita que quien busque una ligera historia, influenciada por el cine más enfocado a la acción y comentarios ocurrentes que a una narrativa profunda y con cargas morales, encontrará lo que busca. Algo que hará más inmersiva la primera vez que completemos el juego, aunque puede llegar a cansar a base de repetir todo el rato los mismos niveles.

Pero pasemos a lo importante. Matar zombies. Y esto, en lo general, es lo que Back 4 Blood sabe hacer muy bien. Las armas se sienten muy bien controladas con un teclado y ratón. El gunplay es toda una maravilla y cada tipo de arma se siente completamente diferente de manejar. En mi caso, por ejemplo, he optado por rifles de francotirador por lo potentes que se llegan a sentir sus disparos, aunque sean los más lentos.

captura gameplay back 4 Blood pc
Encontrar un equilibrio entre arma principal y secundaria es clave. No hay arma que sirva para todo

También, sobre todo al principio cuando nos falten cartas más avanzadas (ya hablaremos de esto), nos faltará munición si abusamos continuamente de la misma arma. Esto hace que debamos saber adaptarnos y manejar diferentes armas, ofreciendo a través de sus mecánicas una mayor variabilidad. Pero no te preocupes, porque esto se da especialmente en los primeros compases del juego. Si más adelante prefieres mantenerte con una arma, puedes enfocar tu mazo, del que hablaremos más adelante, para no tener que soltar tu escopeta favorita.

Además, cada arma puede equiparse con diferentes accesorios, que aunque no se sientan una gran diferencia, dan cierto sentido del azar a nuestras armas y nos animan a explorar por cada rincón del mapa en busca de estas mejoras.

Una vez hemos hablado de las armas toca hablar de con quiénes las usamos: Los zombies, que sí se sienten diferentes con los vistos en su hermano mayor Left 4 Dead 2. Aquí los zombies básicos siguen siendo carne de cañón para desahogarnos y hacernos sentir bien, que solo nos harán pasarlo mal cuando se acumulen en un número ridículo. La clave disonante aquí son los zombies de élite.

En Left 4 Dead 2 uno de estos zombies eran una amenaza infrecuente que requería la atención de todo el equipo de forma inmediata. En Back 4 Blood, aunque suelen requerir la atención de un par de jugadores si se quiere evitar recibir daño, son demasiado comunes. Llega a un punto que se puede considerar ridículo, con cuatro zombies especiales a la vez en la misma oleada, tocando a uno por jugador y siendo todo un dolor de cabeza. Algunos tienen una vida tan baja que un cargador de nuestra arma se ocupará de él antes de que pueda hacernos nada.

Los jefes también son algo novedoso. No son algo que formen una parte tan activa del juego como, por ejemplo, en Killing Floor 2. Y quizás sea por esto que fallan en su ejecución. Sus apariciones son tan escasas que no terminan de conectar con la experiencia completa, además de reducirse a ser esponjas de balas de las que ir huyendo poco a poco, sin tener que pensar en sus patrones, ataques u otros factores.

captura gameplay back 4 Blood pc
captura gameplay back 4 Blood pc

Aún así, estos puntos negativos no son más que pequeños inconvenientes que, si pueden llegar a molestar tanto, es por lo divertido que es el resto del tiempo.

Creo que lo mejor de Back 4 Blood es uno de los factores que suelen pasar más desapercibidos cuando jugamos a algo. El diseño de nivel es maravilloso, pero quizás no sea algo que destaque ante todos los ojos.

Back 4 Blood tiene una buena cantidad de misiones por acto (excepto el último, siendo solo la misión final). Cada una de estas misiones suele resumirse en ir de refugio en refugio y tirar porque me toca. Pero aprovechando esta linealidad, el equipo de Turtle Rock Studios ha sabido exprimir al máximo el diseño de estos «pasillos».

Así, variamos entre momentos llenos de acción, con zonas llenas de zombies y asaltos que parecen no tener fin con otros momentos calmados, donde avanzamos lentamente mientras vamos eliminando enemigos sueltos. Unido con una leve exploración que no nos saca de la ruta principal y nos recompensa con munición y recursos adicionales, crea una variedad muy buena de una forma completamente orgánica.

captura gameplay back 4 Blood pc
Algunas misiones son adrenalina en vena

Por último, cabe destacar cómo a veces Back 4 Blood nos lanza un chute de adrenalina en forma de misión especial. El nivel del bar, donde aguantamos un asedio mientras escuchamos música rock de forma diegética, es algo que hace merecer la pena su, bastante mejorable, matchmaking.

Bueno, toca hablar de las cartas. Esta es la mayor novedad que ofrece Back 4 Blood frente a Left 4 Dead 2. Pero si es una bendición o una maldición dependerá de lo que busque el usuario.

Sí, las cartas tienen profundidad. Hacerte mazos de diferentes tipos permiten jugar un arquetipo específico, como por ejemplo el combate cuerpo a cuerpo. Y de hecho, para las dificultades elevadas, será necesario que tengamos un mazo optimizado para poder hacer frente a lo que llega. Además, si jugamos con colegas siempre podemos coordinarnos para cubrir diferentes funciones.

Pero la función real de estas cartas es alargar la vida del título. El progreso es lento, sobre todo cuando queramos completar la campaña entera por primera vez (gracias otra vez a su matchmaking, que deja que desear). La filosofía de diseño aquí no apunta a que los jugadores inicien el juego para jugar un par de rondas tranquilos, sino para conseguir más suministros y comprar más cartas.

captura gameplay back 4 Blood pc
Las cartas contaminadas no solo suman dificultad extra, si no que también ofrecen esa rejugabilidad que es un estándar hoy en día

¿Lo peor de este apartado? Que honestamente Back 4 Blood no lo necesita. Sí, esto hará más feliz a los que adoran intentar romper el juego con los números. Pero no es algo que el gameplay necesite. Es un añadido más por los estándares de la industria que porque lo pida de forma orgánica.

El punto fuerte también es el punto débil de Back 4 Blood. Su filosofía de juego como servicio trae contenido de sobra para quién lo busque y le dedique tiempo, pero perjudicará a todo aquel que quiera una experiencia que no requiera tanto esfuerzo.

Si tuviera que apostar, diría que éste no será el fenómeno que fue Left 4 Dead 2. Mantendrá una base de jugadores estables, que dedicarán muchas horas al juego, pero que cerrará las puertas a nuevos usuarios.

En todo caso, lo que sí hace Back 4 Blood es demostrar como ha evolucionado nuestra concepción de un juego online en estos 12 años. Eso y permitirnos disfrutar de unos tiroteos de lo más divertidos.

Back 4 Blood

Puntuación Final - 8

8

Recomendado

Tiros divertidos y juego como servicio son los dos pilares que definen Back 4 Blood. Si quieres dedicarle tiempo, encontrarás un juego muy disfrutable tanto para ti como para tus amigos.

User Rating: Be the first one !

Regas

Educador infantil, redactor de videojuegos, estudiante de pedagogía, speedrunner amateur y Dungeon Master vocacional. Luego me pregunto por qué apenas duermo.
Apoya el contenido de NaviGames con tus compras en Amazon
Botón volver arriba
X