AnálisisPC

Aragami 2 – Análisis PC

Las sombras eternas, moldean sus formas, a gusto de los muchos

Creo que muchos apreciamos cuando un estudio, normalmente indie, quiere experimentar con alguna fórmula nueva para su siguiente juego. Puede salir mejor o peor que sus otros trabajos, pero lo que importa es el gesto, ese intento de darle un toque especial a su nueva obra. Aunque no se habla tanto cuando ocurre lo contrario.

Existen sagas que tras mucho intentarlo han preferido volver a sus raíces y ahí volver a emerger (sí, te hablo a ti, erizo de zapas rojas), pero en el caso que nos atañe, Aragami 2 no es que volviera sobre sus pasos, sino que realmente apostó por un nuevo enfoque. Un viejo enfoque. ¿Un enfoque semi-nuevo? De todos modos, lo importantes es que es uno que funciona y da para sus buenas horas de diversión.

Aragami 2 en un título de sigilo y acción con una historia central dividida en capítulos, que a su vez se completan realizando una serie de misiones específicas en orden. Todo empieza con nuestro misterioso ninja de las sombras, envuelto en la sórdida guerra en Akatsuchi. Los invasores son muchos más fuertes, pero parece que aun quedan signos de esperanza en lo más profundo del valle de Rashomon. Se trata del Clan Korotsuba, una villa poblada de individuos malditos, igual que nosotros. Al vencer un tutorial perfectamente ejecutado, descubriremos este lugar y pondremos a prueba nuestras artes ninja trabajando por el bien de la nación.

Así comienza la historia, aunque sinceramente, me parece lo de menos. Digamos que solo importan los puntos clave. La mayoría del tiempo será coger una misión del tablón, completar el mapa, volver para hablar con el líder Katashi o con quien toque, y volver a pillar una nueva misión con nuevos objetivos. La villa hará de lobby donde avanzará la trama hablando con sus residentes y nuevos invitados que iremos sumando, y solo saldremos afuera porque tengamos un encargo entre manos. De aquí mi punto principal, que el nuevo juego de Lince Works tenga un sistema visto hasta la saciedad, pero sin ser malo ni muchísimo menos. Aun así, hay máz razones por las que pienso que Aragami 2 tiene un enfoque pasado.

Reconozco que al principio, cuando vi tanta libertad de movimiento y el espacioso lobby en comparación al primer Aragami, sentí entre expectación y miedo. Han sido varios los que han mencionado que esta segunda entrega recuerda a los Tenchu, saga de sigilo también con plataformeo y combates duros de roer. Creo que opina igual, pero tanto para lo bueno como para lo malo. Entiendo que es divertido y desafiante, pero el gameplay también es bastante parejo al de los primeros Tenchu de hace 20 años, o sea, algo desfasado.

A decir verdad, los juegos de sigilo en tercera persona han pasado por todo tipo de etapas y los estudios se han comido el coco para ver nuevas posibilidades. Aragami 2 coge la base del sigilo, añade un combate a mi parecer simple y lo fusiona con ramas de habildiades de su título antecesor y alguna que otra reciente. Como resultado, queda un videojuego muy estándar, casi prototípico. Quiero decir, incluso el paso de sombra que el primer juego fue algo original, aquí lo han tranformado en un gancho al uso; No un gancho literal, pero a efectos prácticos es prácticamente igual al de Sekiro.

Al inicio de cada misión habrá que localizar dónde tenemos que ir y cómo diablos llegar

Todos estos elementos suman a que todo sea más dinámico y a que, si nos pillan, al menos podamos combatir con ataques, esquiva y parry determinadas por una barra de vida y otra de resistencia. En general, me da que esta estandarización puede llamar a más gente, hacerlo algo más accesible, y que esté de lanzamiento en Xbox Game Pass refuerza mi idea. Además, no me extrañaría ver que hicieran algo tipo Monster Hunter al añadir nuevas misiones y recompensas como si fuera un juego de servicio.

Además, las misiones nos desbloquean distintos cosméticos, runas con mejoras pasivas, puntos que gastar en habilidades y herramientas para pesonalizarnos bastante a nuestro protagonista. Sinceramente no hay mucha variedad entre ellos, pero a nivel de vestuario es una auténtica pasada. Esto también ayuda mucho a otra de las grandes novedades de Aragami 2, el multijugador de hasta tres bandas. Gracias a las claves que nos cedió Tesura Games, pudimos probar el online privado y es divertidísimo si estáis hablando por chat, organziando planes y diciendo por dónde va cada uno y qué hacer. La partida del huesped siempre iba sin problema, pero los invitados sufrían de diferentes problemas de optimización e incluso bugs. Es algo que a día de hoy, 25 de septiembre, ocurre en el online y, aunque el estudio está haciendo muy buen trabaja lanzando parches día sí, día también, todavía queda espacio de mejora.

Los más chulos del clan

La obra de Lince Works bebe mucho del folclore japonés, sus mitos y estética general, trasladándolo en una historia sombría que va al grano, pero se cuece perfectamente a fuego lento, y sobre todo a nivel artístico, con una banda sonora con instrumentos nipones, escenarios plagados de templos rojos y demás arquitectura de la época, y en los diseños de los personajes, desde soldados enemigos hasta aliados. Si te va su cultura, aquí hay para rato.

A medida que avancemos podremos ir entendiendo más esta historia de clanes, dinastías malditas y traiciones que tanto gustan por el país del sol naciente, se irá notando más la progresión de Aragami 2. Habrá misiones que repetirán mapas, a lo mejor con areas delimitadas y con nuevas rondas de enemigos para que no sea exactamente igual, lo suficiente para que no se haga pesado. Son zonas bastante abiertas y con mucha verticalidad, con enemigos cada vez más fuertes (en combate) y perceptivos (por tema sigilo), y su buena cantidad de rutas por las que moverse, a cada cual más oculta.

Hablando de ocultarse, la exploración será otra pieza clave. Lo bueno de que se reciclen escenarios es que, a lo mejor, las dos primeras veces tendremos localizados puntos que sean seguros, pero entre que los objetivos de la misión y las patrullas cambian, siempre hay que mirar por sitios nuevos. Y gracias al haber estado de arriba a abajo en más ocasiones, el mapa cada vez nos sonará más y más. Reconocerás esa cornisa, ese otro matojo de plantas o aquella esquina donde es fácil matar a quien pase cerca. Al final, el escenario se va volviendo un patio de recreo, pero sin dejar de lanzarnos desafíos progresivos.

El manejo del persona se siente perfecto con mando y con teclado y ratón

Y el último elemento que me encantaría comentar es el de la puntuación. No es algo nuevo de los juegos de sigilo; al contrario, es muy común, pero ya que Aragami 2 busca ser rejugable, creo que aquí hay una clave para que lo sea. Podremos tener rangos de D a S, consiguiendo puntos extras reuniendo ciertos requisitos y puntos negativos a más veces nos vean, encuentren un cuerpo, etc. Pero también está el alineamiento, algo así como cuánto nos hemos apegado a un estilo de juego. Hay tres: Fantasma, Espíritu y Demonio, que reflejan si hemos sido asesinos silenciosos, espías no mortíferos o unos malditos onis destructivos, respectivamente. Un esquema sencillo que nos sugiere formas de actuar según veamos y nos recompensa por ello con más puntos, sirviendo de buena guía y a la vez nos anima a ir cambiando de estilo de juego.

En comparación a Aragami, Aragami 2 es más fluido y tiene un rollo arcade entretenido, pero a cambio renuncia a su faceta más estratégica y sigilosa. Esto será un cambio a mejor o a peor dependiendo de qué subgénero de sigilo te atraiga más, pero por lo general diría que se mantiene en lo mainstream. Combina mapas más grandes, lucha sencilla y un plataformeo agradable, aunque haya perdido un poco ese encanto inicial del primer título.

Las ramas de habilidades y cosméticos son buenos alicientes para avanzar e incluso rejugar algunas partes en busca de esquemas, y aunque el grindeo no sea precisamente agradecido, la historia ofrece tantas misiones a lo largo del juego que no haría mucha falta volver atrás; Por desgracia, la mayoría de ellas se sienten como mero relleno.

Jugarlo en solitario «de fondo» está bien gracias a un gameplay sencillo y razonablemente eficaz que los más avezados conocerán como la palma de su mano, y el multijugador me temo que necesita más pasadas de mano. Realmente nuna he tenido problemas que lo hagan injugable, pero a los huéspedes de la partida les puede parecer molesto ver cómo soldados que deberían estar muertos se ven de pie y te pueden detectar.

Aragami 2 ya está disponible en PC, Xbox One, Xbox Series X|S (incluyendo Game Pass), y PlayStation 4 y 5. Además, hace apenas una semana que Tesura Games lanzó una edición física dirigida a las tres últimas plataformas mencionadas. ¡Más vale que le echéis un ojo!

Aragami 2

Puntuación Final - 7

7

Interesante

Sigilo y acción en un esquema tradicional, multijugador de hasta tres, bañado bajo una estética e hisotria japonesas interesantes. En conjunto, un buen título, aunque no llega a destacar del todo en sus aparatdos por separado.

User Rating: Be the first one !

Daniel "Fullbull" Rubio

No me pidas mucho para los textos, que solo hice el bachiller de ciencias. En esta vida me gustan tres cosas: cerebro, videojuegos y carlinos.
Apoya el contenido de NaviGames con tus compras en Amazon
Botón volver arriba
X