AnálisisPS4

1971: Project Helios – Análisis PS4

Un mundo gélido cargado de estrategia y narrativa

Los conflictos en el mundo y las guerras inundaban el planeta, ha pasado mucho tiempo desde que el cielo estuvo despejado. En 1942 la Tierra entró en una cruda edad de hielo, desde entonces la nieve y las tormentas congelan todo a su paso. El equipo de Recho Technology  nos ofrece un juego de estrategia por turnos donde un paso en falso puede ser fatal con una historia cargada de narrativa.

Este desarrollo español ya está disponible y se plantea como una buena manera de adentrarse al género de videojuegos «tipo X-COM«. Sus mismos creadores lo describen como una historia situada en el mundo de Mad Max pero con hielo y nieve en vez de la cálida arena. ¿Estarán a la altura de estas declaraciones?

Hablemos primero de la narrativa y la historia de 1971: Project Helios, el verdadero fuerte de este título. Nuestro mundo está congelado y nuestra única barrera entre la vida y morir de de hipotermia es el fulgor. La sociedad ha encontrado la manera de sobrevivir gracias a esta rojiza sustancia, la cual no solo le sirve para combatir el frío sino también para la locomoción de vehículos, para la creación de armas y para la modificación genética.

La base de la civilización es el fulgor y alrededor de su poder se han creado facciones que lo aprovechan de diferentes formas. Durante nuestro trayecto nos encontraremos con tres facciones antagónicas: Los Scravengers, salvajes y agresivos; Wintersöhnefacción militar que aprovecha el fulgor para crear armas y máquinas; y por último los Kafiritas, secta que adora el fulgor y que aprovecha sus propiedades para adquirir poderes psíquicos.

El campamento será el lugar donde nuestros personajes podrán descansar y charlar. Aquí podremos editar el árbol de habilidades de cada uno y también leer los documentos que vayamos encontrando

En medio de toda esta gélida locura, nos encontramos con un particular equipo. Dos grupos comienzan este viaje sin saber que están destinados a encontrarse. Tendremos a ocho personajes, cada quién con su historia y motivaciones, que buscarán salvar a la doctora Margaret Blythe, quien puede ser la última esperanza para regresar a la Tierra a su clima original. Nuestro octágono estará conformado por personas de distintos lugares, nos encontraremos con gente de Rusia, Alemania, Italia, Francia, etc. Lo cual forma un equipo diverso en cultura y en personalidad, mientras que unos son extremadamente callados otros son una tuba hecha persona.

Estos personajes y compañeros circunstanciales se verán obligados a viajar a través de distintas regiones, en las que tendrán que superar a todo aquel que se interponga en su camino, sean las letales ventiscas del planeta o sectarios dispuestos a asesinarles. A lo largo de nueve niveles podremos ir seleccionando a tres diferentes personajes más uno que será reglamentario, quien tendrá alguna tarea en específico que cumplir en dicho nivel. Este es un roadtrip contrarreloj que nos pondrá muchas trabas y que ciertamente será un desafío en ciertas secciones del juego.

A través de cartas, archivos, libretas y manifiestos podremos ir descubriendo la naturaleza del mundo y las facciones que lo habitan

Podremos ir descubriendo más sobre el lore de Project Helios si nos decidimos a explorar bien cada rincón del mapa. Esta historia es francamente buena, tiene muchos misterios interesantes y una construcción de mundo que te invita a querer conocer más sobre él. Justo ahí reside el máximo fuerte del juego, una historia bien contada, con personajes entrañables y tres finales, por lo que la rejugabilidad está garantizada.

Hablemos ahora del gameplay, sección muy importante en cualquier juego ya que esto determina en su mayoría si un juego entretiene o no. Las mecánicas de PH no rompen el paradigma del género, pero son más que satisfactorias. Se siente el la fuerza en cada disparo, sobre todo en las unidades de francotirador, y la sinergia entre personajes es determinante para enfrentar cada terreno, cada enemigo y cada situación en la que se encuentren nuestros personajes. Aunque no rompe la rueda, la mecánica del frío puede ser un dolor de cabeza en el buen sentido, ya que empuja al jugador a idear una estrategia para acabar los combates lo más rápido posible.

Un combate largo nunca será buena idea en PH, por lo que la agresividad y la buena combinación de movimientos serán la clave. Por eso mismo cada acción en falso será penalizada, tanto por el clima como por los enemigos, quienes no tendrán piedad e irán dispuestos a causarte la mayor cantidad de bajas posible. Para resolver el problema del frío podremos calentar a nuestros personajes con fulgor pero lo más recomendable desde mi punto de vista será reservarlo para revivir personajes.

Los combates están diseñados para ser rápidos y agresivos. Cada disparo cuenta

Quizás el único defecto que le veo a los combates es que el área de batalla tiende a ser pequeño. Pero hace sentido con la amenaza que representa el frío, pues a mayor terreno mayor tiempo de combate. Las áreas de exploración, por otro lado, si que son grandes y se recompensa la exploración con la adquisición de materiales con los cuales mejorar las habilidades de nuestros personajes. Se podrá acceder a estas mejoras a través de un árbol de habilidades que varía según el personaje y según la clase.

Entrados en el tema de las clases de personajes, me ha gustado el balance entre ellos así como los efectos positivos o negativos según escojamos a nuestro escuadrón. Hay que se cuidadosos y en algún momento quizás nos veamos en la necesidad de regresar al campamento para cambiar de personajes y así mejorar las probabilidades de éxito en la misión.

El balance de las diferentes habilidades de nuestros personajes nos irá abriendo paso por este mundo hostil. Tendremos personajes como Wilhem que solo atacan cuerpo a cuerpo, pero que tienen una poderosa, pero no indestructible, armadura. Por otro lado están los tiradores como Hanna, la muerte blanca, que serán letales a distancia pero con una salud bastante delicada. Ame y su fiel perro, Ricotta son una unidad más efectiva como sanador o soporte. Estos tres son solo un ejemplo, pues los demás personajes añaden capas que según tu modo de juego tendrán una mayor o menor cohesión entre ellos.

Los árboles de habilidades de cada personaje nos permitirán adaptar a nuestro escuadrón para superar cualquier desafío al que nos enfrentemos

La elegancia que se puede alcanzar en este sencillo modo de combate obliga al jugador a pensarse dos veces cada paso. Entre el peligro que representa el hostil clima y la falta constante de fulgor tendremos que planificar bien nuestra estrategia. Las unidades enemigas no tienen ningún tipo de presentación, como por ejemplo en Mario + Rabbits Kingdom donde cada ocasión en la que se presenta a una nueva unidad enemiga se explica con una animación cual será su función en la batalla. Por esa razón nos veremos en la penosa necesidad de aprender por las malas el comportamiento de cada enemigo.

El mundo de 1971: Project Helios es sombrío, hostil y caótico. La oscuridad ha cubierto a un planeta que ahora solo vive entre el hielo y las tormentas luchando por salir adelante. Sin embargo, hay espacio para disfrutar de su arquitectura. Las construcciones están muy bien cuidadas y hay un par de esculturas realmente bellas, fue una muy agradable sorpresa ver las partículas de polvo que había dentro de la sección de las catacumbas así como la luz dinámica implementada para el juego.

Esculturas adornan los pasillos y exteriores de este castillo

La música del título puede llegar a ser repetitiva pero efectiva, la canción que ambienta la parte final del juego es entrañable y representa a la perfección tono con el que cierra este título. Durante los combates sentiremos la presión que ejerce la música sobre nosotros. Por otro lado, estilo de los dibujos y de los personajes es otro punto a destacar. Aunque no es algo que a priori sorprenda, es un diseño agradable y que transmite la personalidad de cada personaje.

Para cerrar este análisis tengo que ser sincero. Cuando probé por primera vez PH a una semana de su lanzamiento, la experiencia que tuve no fue la mejor. Encontré muchos errores como caídas en el frame rate y en la calidad de la imagen, glitches en estructuras y unidades, proyectiles que traspasaban paredes y, entre otras cosas, el mundo de este juego era tan frío que congelaba la pantalla para posteriormente sacarme de la partida. Un caos total.

Me decidí a contactar con el estudio y les comenté todos los problemas con los que me había encontrado. Muy amablemente me agradecieron el feedback y me informaron que estaban preparando un parche para corregir los errores. Para mi sorpresa, al día siguiente me llegaron dos correos, uno de Jaime Arcaya (encargado de marketing) y otro de Laura Roldan (diseñadora de juego y encargada de narrativa) informándome que ya tenían listo un primer parche y que lanzarían otro lo antes posible. En ese momento solo podía preguntarme la cantidad de trabajo extra que tuvieron que hacer y hasta me sentí culpable, ya que por mi informe tal vez debieron pasar la noche en vela y quien sabe cuántas más.

Enseguida me dispuse a probar de nuevo el juego y solo puedo decir una cosa: se lo curraron. Al comenzar de nuevo mi partida la calidad de la imagen era sorprendentemente mejor. El frame rate fluyó de manera continua y estable, los movimientos de los personajes eran más naturales. La calidad general del juego aumentó en sobremanera. Solo puedo dar mi respeto a todo el equipo de Reco Technology por haber refinado su juego de tal manera. A partir de ese momento mi experiencia fue muy gratificante.

1971: Project Helios es un juego donde la historia y la estrategia son su principal fuerte. Como conclusión creo que solo me queda decir que es un juego bastante disfrutable, sobre todo para los amantes de este género. El mundo es interesante y te encariñarás con los personajes. Si lo que buscas es un juego que ponga a prueba tu estrategia y que lleve consigo una carga narrativa muy bien cuidada, este título está esperándote.

1971: Project Helios

Puntuación Final - 7.5

7.5

Recomendado

Un juego de estrategia por turnos que pondrá a prueba hasta a los más conocedores. Una historia que se disfruta en un mundo donde todo parece perdido.

User Rating: Be the first one !

César Aguirre

Cuando no estoy estresado por algún examen, estoy jugando o escribiendo algo. Estudiante de Física y demente super eminente. Mi primera frustración gamer fue con Hércules contra el maldito centauro.
Apoya el contenido de NaviGames con tus compras en Amazon
Botón volver arriba
X