AnálisisSwitch

Dicey Dungeons – Análisis Switch

Conviértete en un dado gigante con patas y lucha para llegar al final de una mazmorra cambiante

El autor de grandes éxitos como VVVVVV y Super Hexagon ha publicado su último juego en Nintendo Switch después de su exitoso paso por PC. Con Dicey Dungeons, el prolífico Terry Cavanagh se adentra en el terreno de los roguelike, género tan de moda últimamente, que parece ha venido para quedarse durante mucho tiempo.

Esta vez lo tenemos de vuelta, pero se aleja de las experiencias que ya habíamos podido disfrutar y explora otros derroteros más estratégicos que sus anteriores juegos. Esta vez el concepto se basa más en la estrategia y planificación de nuestro equipo de habilidades, volviendo a demostrar que es una mente privilegiada que es capaz de ingeniar sistemas muy bien elaborados y sacar oro a ideas que a priori parecen simples, pero que si son bien ejecutadas y adaptadas consiguen hacernos pasar grandes momentos.

En Dicey Dungeons seremos partícipes en un show y, como si de un programa de televisión se tratase, deberemos recorrer todas las casillas de un tablero y llegar hasta el final derrotando monstruos. Para ello, contaremos con unos dados aleatorios que habrá que ir colocando en las diferentes opciones de combate para quitar más o menos puntos de daño en base a las caras del dado.

Nuestra primera elección, es elegir qué tipo de dado queremos ser para afrontar los distintos pisos de la mazmorra; el guerrero, como es habitual, se basa en la fuerza bruta y en poder ganar dados adicionales; es el personaje con el que empiezas y en ese aspecto también el más sencillo de jugar. Luego estaría el ladrón, que como su nombre indica su principal habilidad es robar una habilidad distinta a los monstruos que enfrentamos. También tenemos a la bruja, con distintas habilidades que pueden provocar estados en nuestros enemigos como congelarles dados, quemaduras si utilizamos la habilidad fuego, pero estas requieren obtener la tirada exacta en el dado. Y por último el bufón y el robot: el primero tiene la habilidad de acelerar el ritmo de la batalla y el robot también basa su juego en ganar dados adicionales, pero requiere que seamos un poco expertos seleccionando nuestro equipo si queremos ser verdaderamente útiles con este personaje.

El componente aleatorio tiene un tinte fundamental en la jugabilidad, las mazmorras que se generan nunca será las mismas, algo ya habitual en el genero y que creo que es parte de su éxito. El mazmorreo se realiza sobre un tablero donde iremos moviéndonos por las casillas donde están los monstruos que debemos derrotar, objetos como comida para recuperar salud, cofres donde nos darán nuevas habilidades, a veces también nos encontraremos con un mercader donde gastar nuestro oro ganado en otras habilidades y por último las escaleras para ir a un nuevo piso.

Dentro del combate por tunos, lo que diferenciará a un jugador experto de uno novato es la habilidad para decidir en cada momento cuales son las habilidades que debemos usar. Para usar estas habilidades requieren que usemos uno de nuestros dados (dados de seis caras) y muchas de estas habilidades a veces requieren tiradas con un valor específico para poder ser utilizadas. Hay habilidades para volver a tirar nuestros dados, para dividir la tirada de estos en dos dados más, etc. Por lo que el componente azar también tiene un gran papel, si la diosa fortuna decide darnos de lado en el momento decisivo pues posiblemente mordamos el polvo. Así que optimizar al máximo nuestras tiradas y la elección de que habilidades que equipamos es lo que incrementará nuestras opciones de victoria.

La jugabilidad de Dicey Dungeons

Hay un pequeño componente rolero, y es que conforme vayamos derrotando enemigos adquirimos experiencia e iremos subiendo de nivel. Al subir de nivel recuperamos toda la salud, aumentan nuestras estadísticas y podremos disponer de dados adicionales.

Como todo roguelike, el ensayo y error son las claves del éxito, es normal al principio no jugar correctamente los personajes, no equipar las mejores habilidades, etc. Todo eso lo iremos aprendiendo sobre la marcha, con cada partida seremos un poco mejores jugadores. Además, su tono alegre y desenfadado ayuda a que las derrotas quizás no sean tan amargas.

El juego se divide en episodios que se adaptan a cada personaje y sus características. Habiendo escenarios especiales donde las reglas serán distintas para la ocasión. La dificultad dependerá de que clase de dado hayamos elegido. A mi parecer el reto es moderado, sin llegar a frustrarnos. Está claro que si vamos a lo loco y jugamos sin pensar que estamos haciendo, posiblemente mueras en unos pocos turnos, es esencial pensar nuestras acciones y no jugar por inercia.

Visualmente el juego es bonito, ese estilo cartoon desenfadado le sienta como un guante y le da un toque muy simpático. Parece que últimamente todos los roguelike deben ser oscuros y depresivos y esto demuestra que se puede ser más original. La banda sonora me gusta bastante, no se hace repetitiva y casa muy bien con todo el estilo del título. Además, nos llega con los textos totalmente traducidos al castellano, por lo que no hay excusa para no jugarlo.

Los personajes de Dicey Dungeons
Su estilo cartoon es desenfadado y pone un punto de originalidad a este roguelike

Terry Cavanagh firma una propuesta diferente y original en un divertido juego de dados y estrategia. Su componente roguelike lo hace un título casi infinito que si quieres completar todos los capítulos puede llevarte fácilmente más de 100 horas, por lo que hay juego para rato. Todo en Dicey Dungeons destila buen hacer, desde unas mecánicas medidas al milímetro adornadas con un precioso estilo artístico cartoon que te pone de buen humor aunque pierdas. Recomendado para los fans del género, si probaste Slay the Spire y te gustó, debes darle una oportunidad a Dicey Dungeons.

Dicey Dungeons

Puntuación Final - 8

8

Recomendado

Un juego diferente y original, que gustará tanto a los jugadores de roguelikes como a los jugadores que disfrutan de los RPG por turnos. Estrategia, azar y tintes roleros en una combinación perfecta para realizar un título con cientos de horas de diversión.

User Rating: Be the first one !

Cristian Fernández

Software developer & Web developer. A todos los tontos les da por algo y a mí me dio por los videojuegos.
Apoya el contenido de NaviGames con tus compras en Amazon
Botón volver arriba
X