Avances

Ultrakill es la nueva oferta de New Blood Interactive para los nostálgicos de los FPS

La sangre es tu combustible... Y en el infierno hay sangre de sobra.

Los FPS de corte clásico están de moda, sobre todo gracias a la gente de New Blood Interactive, que ya nos ha dejado joyas como DUSK o Amid Evil y también este Ultrakill del que hablaremos ahora. Todos estos juegos están teniendo gran acogida entre el público más boomer y nostálgico, y es que no se puede negar que las matanzas ultraviolentas con armas brutales de los 90, superan, por mucho, a cualquier FPS de un estilo más actual.

Ultrakill intenta emular aquellos años donde todo era mejor, pero con una particularidad: ¿Alguien se acuerda de como eran los FPS en la primera PlayStation? Pues sí, hubo alguno que otro que salió para la consola gris de Sony, aunque no destacaron mucho en su momento (a excepción, probablemente, de Medal of Honor) debido a que eran unos juegos que necesitaban, si o si, la fuerza bruta de un PC.

Pues bien, si sois fans de la ultraviolencia más extrema y además sois unos nostálgicos de los polígonos y las texturas desfiguradas de la PlayStation original, quedaos a leer este avance del early-access de Ultrakill, un juego que a más de uno le tocará la patata.

El infierno… Ese lugar lleno de monstruos grotescos deseando que acabemos con su asquerosa existencia a base de plomazos. En Ultrakill nos dirigimos otra vez a este lugar a los mandos de un ¿robot? armado hasta los dientes. Y ya está, poco más se sabe de la historia del título, sin embargo, todos a los que nos gustan este tipo de juegos sabemos que esa premisa es más que suficiente para una buena matanza, y creedme, Ultrakill nos va a dar justo lo que queremos.

Una horda de robots asesinos se aproxima, lo que no saben, es que el disparo alternativo de nuestra arma lanzará balas teledirigidas

A lo largo de una serie de capítulos (que evidentemente aún quedan algunos por terminar) recorreremos lugares satánicos y otros un tanto más «extraños» acribillando y masacrando a todo lo que se ponga por delante. Pero en lo primero que nos fijaremos, además de su ambientación siniestra, es en su apartado técnico, todo un homenaje a la PlayStation.

Texturas con «tembleque» y polígonos exagerados se juntan con litros y litros de sangre conformando un juego de lo más atractivo a la vista nostálgica. Además, cada capítulo cuenta con su propia ambientación que también nos irá trayendo nuevos enemigos, los cuales comparten el mismo buen gusto en diseño y estética que el resto de la ambientación. Así que si tenéis en mente títulos como Disruptor, Medal of Honor, Codename Tenka o PowerSlave, seguramente disfrutaréis a lo bestia en Ultrakill.

En el segundo capítulo viajaremos por El Limbo, un lugar más feliz de la cuenta pero que compensa sus colores vivos con el rojo de la sangre. Como podéis ver en la esquina superior derecha, nuestro combo va en aumento

A diferencia de todo el apartado técnico, la jugabilidad de Ultrakill si que difiere un tanto de los juegos clásicos.

Habrá exploración en busca de secretos y llaves para acceder a nuevas zonas, si, pero de forma muy escasa. El diseño de niveles de Ultrakill es más bien simple para lo que estamos acostumbrados a ver en este género, dejándose un poco apartado para dar paso a lo que esta obra da más importancia: La acción.

Ultrakill es una mezcla de FPS y Hack ‘n Slash ¿Interesante, eh? Esto lo consigue a base de niveles que consisten en superar una «habitación» detrás de otra repleta de enemigos (y algunos combates contra jefes). Durante el combate es posible saltar por las paredes, deslizarse, hacer «dash» y más cosas que se nos irán ocurriendo sobre la marcha.

Tendremos que acabar con los enemigos haciendo combos y muertes «con estilo» para así conseguir puntuación que nos permita comprar nuevas mejoras para nuestras armas. Un arsenal en el que encontraremos las típicas pistolas, escopetas y ametralladoras de siempre ¡Pero a lo bestia! y con disparos alternativos devastadores. Para que os hagáis una idea, el juego se trata de una especie de «mini» Doom Eternal.

Debido al frenetismo del juego, me ha sido imposible tomar capturas de pantalla con una horda de enemigos enfrente, pero bueno, ahí a lo lejos está el ultimo zombie que queda dispuesto a morir

En Ultrakill, ir a lo bestia es la mejor opción, ya que atacar a quemarropa a los enemigos nos permitirá bañarnos en su sangre, con lo que recuperaremos vida. Y así tendremos que terminar cada habitación del nivel, habitaciones que están bien provistas de plataformas y trampas que podemos usar contra los enemigos (o en nuestra contra). Sin embargo, todas estas habitaciones resultan a menudo demasiado estrechas, dificultándonos maniobrar por ellas, algo en lo que creo que se debería prestar atención a la hora de construir los próximos niveles.

Por cierto, recomiendo jugar en la dificultad más alta, ya que esto hará de las partidas una verdadera orgía de frenetismo tal y como sucedía en los 90. Además, siendo un juego donde conseguir combos y puntuación es tan importante, la rejugabilidad para quien quiera superar sus marcas o perfeccionar sus habilidades está asegurada.

Los gráficos al estilo de PSX y la ambientación son uno de los puntos claves del juego, un apartado técnico que a pesar de su aparente simpleza tiene cuidado hasta el más mínimo detalle para arrastrarnos hasta aquellas partidas en la mítica consola de Sony

Han sido unas primeras impresiones bastante cortas, pero es que el juego no tiene mucho más que contar. Lo único que tenéis que tener claro es que Ultrakill es tan simple como directo, os vais a hinchar de matar, la acción es muy satisfactoria y encima su apartado técnico os hará llorar de nostalgia.

Ahora toca decir que es un juego para un público muy selecto, sobre todo de cara a sus gráficos que no todos comprenderán su magia y su belleza, pero también de cara a la acción, ya que a quien esté acostumbrado a las coberturas o a la vida regenerativa este juego se le va a hacer bastante denso.

Y entonces ¿Es recomendable comprar Ultrakill en early-access? Pues recomendado no, ¡recomendadísimo! Así que desde NaviGames otorgamos a New Blood Interactive el Boomer Seal of Aproval. Por el momento, solo podéis acceder al juego a través de Steam.

Nukem

Ingeniero informático, en el mundo de los videojuegos desde que cogí la escopeta de doble cañón en DooM 2 y muy fan de los First Person Shooter clásicos. System Shock 2 es el mejor juego de la historia.

Actualidad

Botón volver arriba
X