Análisis HardwareHardware

Analizamos los Razer Kraken for Console

Un headset polivalente para no dejar de lado el sonido en consolas

Nuestra mesa de análisis recibe nuevamente un periférico de Razer, a la que como siempre agradecemos su colaboración y la cesión de productos para nuestras reviews. Hoy le toca el turno a un dispositivo conocido en nuestra redacción, que se especializa para llegar hasta los jugadores de consola: Razer Kraken for Console.

La gama Kraken es sin duda una de las más representativas de la marca de las tres serpientes, con un repertorio de headset que ofrecen una de la mejores relaciones entre calidad y precio del mercado. Esta versión especialmente dedicada a los jugadores de consola se coloca como alternativa casi irresistible, y a lo largo de este análisis os explicaré por qué.



La principal referencia para comparar esta versión específica serían los Kraken 2019, los cuales son idénticos a nivel técnico. En el apartado acústico nos encontramos ante unos auriculares cuyo controlador con imanes de neodiminio de 50 mm, le confieren un sonido equilibrado y con cierto toque de profundidad. Su mayor virtud es la nitidez del audio en cualquier desempeño, con unos graves suficientes para una ecualización que busque darles mayor relevancia. Tienen una frecuencia de respuesta de 12 Hz – 28 kHz, una potencia máxima de 30 mW y una impedancia de 32 Ω a 1 kHz.

Respecto al micrófono, incluyen un receptor con patrón cardioide, cuya frecuencia de respuesta es de 100 Hz – 10 kHz, tiene una sensibilidad a 1 kHz: -45 ± 3 dB, y una relación señal/ruido > 60 dB. Estas especificaciones, que se sitúan en la media habitual dentro del segmento y el rango de precio, permiten que los Kraken puedan captar de forma clara el sonido que llega de manera frontal, reduciendo de manera bastante aceptable el ruido que se recibe por la parte trasera y los laterales del micrófono.

Las cifras de los Razer Kraken for Console se completan con unas medidas de 17,2 x 19,3 x 9,8 cm y un peso total de 322 gramos.

Respecto a la presentación del producto, sigue la tónica general de la marca. Los tonos negros y verdes habituales dejan paso al azul, con el dispositivo protagonizando la portada de la caja y toda la información relevante en los laterales y parte trasera.

El interior viene bien agrupado y protegido, con los auriculares, su manual de instrucciones, el adaptador extensible para usarlos en PC, y las siempre presentes pegatinas de publicidad y carta de agradecimiento por parte del CEO de la empresa.

Una de las señas de identidad de la gama Kraken está en su diseño, con líneas sobrias y sin detalles excéntricos, que les otorgan una elegancia práctica y útil en cada detalle. Las almohadillas de gel refrigerante están pensadas para mantener fresco el apoyo, y unidas al buen tacto de la piel sintética lo hacen un headset muy cómodo de utilizar durante horas. El acolchado de la diadema no ejerce demasiada presión, y su estructura de aluminio ayuda a conseguir una gran ligereza sin comprometer la durabilidad. Un detalle interesante son los canales para alojar las patilla de aquellos que utilicen gafas.

Se trata de un conjunto grande y voluminioso, que en una primera impresión puede parecer mucho más robusto y pesado de lo que en realidad son. Una vez puestos son flexibles y livianos y el diseño y combinación de materiales, los hacen realmente agradables de utilizar

      

 

Los Razer Kraken for Console incluyen un cable jack de 3.5 mm con un trenzado en nylon de buena apariencia y bastante resistentes, y que dispone de un regulador de volumen físico con el selector para activar o desactivar el micrófono.

La compatibilidad de los auriculares alcanza prácticamente todas las plataformas, con una predisposición a ser utilizados en consolas como PlayStation 4 o Xbox One, aunque gracias a su conexión podremos usarlos en Nintendo Switch, smartphones o PC. Para ello incorpora una extensión del cable con conectores independientes de audio y micrófono.

Es innegable que estamos ante un headset con una clara vocación gaming, y su uso es satisfactorio en cualquier género. Pero igualmente cumplirán a la perfección para un uso multimedia y para la reproducción de música, donde sonido equilibrado los hace una opción muy socorrida.

Razer no pierde de vista que la escena gaming tiene su principal base de jugadores en las consolas, y por ello no han escatimado a la hora de ofrecer un producto con calidad a un precio asequible. Tanto por componentes como por nivel de sonido, estamos ante una opción muy recomendable y cuya compatibilidad puede ser muy interesante para los usuarios de plataformas diferentes.  

Su diseño es característico y por comodidad y acabados puedo decir que se situan entre los más destacados auriculares dentro de su segmento y rango de precio. Es evidente que si escalamos el presupuesto podemos encontrar dentro de la propia marca opciones más completas y especializadas, pero muchos usuarios preferirán reservar estos dispositivos al PC, y aprovechar la accesibilidad de los Kraken for Console para alternar con las consolas.

Como aspectos negativos destacables poco puedo citar, más allá del hecho de que no cuenten con ningún software de configuración, y para regular ciertos parámetros tengamos que recurrir a las propias opciones de sonido de las consolas o de Windows. Un problema menor cuando se trata de un dispositivo de uso general sin la pretensión de setups complejos.

Su precio oficial recomendado es de 79,95 euros en la mayoria de tiendas online, y esto los coloca como unos auriculares para todos los públicos. No dejarán descontentos a los más quisquillosos, y pueden resultar una gran subida de calidad para el usuario menos exigente

Por todo ello le concedo los siguientes galardones de compra recomendada:

Sello Rendimiento      Sello Calidad-Precio

GranKhan

Apasionado del mundo de los vídeojuegos, y en general de todo lo que lo rodea. Jugador desde que pude sostener un mando. Co-presentador del NaviPodcast. Director de la Comunidad y el canal de YouTube "DominiosDeGranKhan".

Actualidad

Botón volver arriba
X