AnálisisSwitch

Along the Edge – Análisis Switch

Entre la oscuridad y la incertidumbre

Nintendo Switch es sin duda uno de los sistemas que mejor se adaptan al género de las visual novels. De hecho, mi contacto con este tipo de videojuegos comenzó cuando la híbrida llegó a casa. Aún así, no puedo negar que soy un neófito en este terreno. Cuando uno se adentra en un género desconocido, debe estar preparado para el desconcierto, se desconocen los mecanismos básicos de distribución del contenido, las reglas no escritas que rigen el diseño y la estructura general que suele aplicarse. Esto nos puede llevar a la confusión, e incluso al tedio. Hace falta un poco de paciencia. La desorientación que provoca lo desconocido es la moneda de cambio de la sorpresa. Y claro está, puede salir bien, pero también puede salir mal. En este caso, con Along the Edge, ha valido la pena.

Along the Edge es, como ya os podéis imaginar, una visual novel. Fue lanzada en Steam el 12 de octubre de 2016, y ahora (como otros tantos videojuegos) recibe una segunda vida gracias a su lanzamiento en la consola de Nintendo. La obra corre a cargo de Nova-Box, una pequeña desarrolladora francesa que (a lo largo de los últimos siete años) se ha especializado en el género, entregando videojuegos como Across the Groves, Seers Isle o Orphan Age: Diaries

La esfinge de Along the Edge
Las ilustraciones nos harán sentirnos dentro de una novela gráfica europea.

En esta ocasión comenzaremos la aventura en el despacho de un psiquiatra. Daphne, nuestra protagonista, se encuentra en mitad de una sesión importante. Queda claro que está en un momento de transición, uno de esos puntos en los que debemos cerrar determinadas puertas para poder abrir otras. Una relación que acaba de terminar, la herencia de su abuela recientemente fallecida que incluye una antigua mansión-castillo, y un pueblo endogámico como destino para empezar de cero. Estos son los ingredientes de partida, a todas luces una colección de tópicos que podemos encontrar en cientos de productos audiovisuales. Sin embargo Geoffroy Vincens (guionista) sabe jugar con estos ingredientes para construir una experiencia no tan habitual, que destila un encantador aroma a cómic europeo, y que navega entre la introspección y la oscuridad.

Su sistema de decisiones rechaza por completo el clásico sistema de moralidad. En su lugar, el árbol de elecciones navega por un esquema basado en cuatro puntos contrapuestos que se corresponden con sendos arquetipos de personalidad. Daphne evoluciona a lo largo de la trama navegando entre la lógica, el esoterismo, la rabia y la comprensión. De esta forma, nuestras decisiones irán modificando su carácter, su estado anímico y su aspecto, a la par que influyen de forma determinante en el desarrollo de la aventura. Un sistema elegante que pone en nuestras manos el devenir de los acontecimientos y la vida de varios personajes. Y que juega constantemente al despiste, construyendo diálogos ambiguos y dando pie a los malentendidos, a las interpretaciones personales y a que un calentón pueda bloquear una relación para siempre.

Las conversaciones de Along the Edge
El juego sabe generar conversaciones interesantes que en más de una ocasión pueden acabar en el punto que menos esperamos.

Ese es precisamente uno de los principales valores de Along the Edge, la naturalidad de su desarrollo, un enfoque que impregna todo el juego. Ante una historia que juguetea con lo esotérico, los autores contraponen la mente racional y matemática de Daphne, y nos hacen navegar entre la incertidumbre y la duda, pudiendo finalizar la aventura sin tener claro la raíz de los misteriosos sucesos que han acontecido en la localidad durante décadas. La oscuridad es una parte fundamental del desarrollo, tanto la que envuelve al pueblo y sus habitantes como la que crece dentro de la protagonista. El título nos invita a pensar si queremos creer o no, a poner en duda las casualidades que pueden dar crédito a las leyendas o a abrazar los hechos como pruebas irrefutables de la existencia de lo inexplicable. Y como en la vida misma, podemos llegar al final del trayecto sin tener una respuesta clara.

Los sueños de Daphne en Along the Edge
El juego cuenta con una iconografía escueta pero carismática.

De esta forma, se nos invita a revisitar la historia una y otra vez para disfrutar de todas las posibles Daphne (38 apariencias diferentes que derivan de la evolución de su carácter) que pueden surgir de nuestra trayectoria. Tenemos ante nosotros seis finales principales que se convierten en 60 diferentes posibilidades en función de las variantes, 28 logros a desbloquear y cuatro posibles destinos para los principales personajes. Todo ello a lo largo de las 450 ilustraciones que acompañan un texto de unas 80000 palabras. Un conjunto ambientado con una banda sonora que sabe mimetizarse con las situaciones, y que funciona perfectamente en Swicth (que es lo esperable, pero que viendo el resultado de según qué ports, creo que no está de más señalarlo). Quizá lo único que se le puede achacar es el tema del idioma (solo está disponible en Inglés, aunque también es verdad que no requiere un gran nivel), y un pequeño detalle: tened cuidado con el botón de pasar el texto, ya que si lo dejáis pulsado, pasarán varías líneas de diálogo consecutivas.

Along the Edge y la incertidumbre
El título describe perfectamente esa sensación de incertidumbre que transmite constantemente Along the Edge.

Along the Edge me parece un videojuego perfecto para iniciarse en el género de las visual novels. Un relato oscuro y elegante, con personajes intrigantes y un sistema de decisiones que juega a no ser explícito. Como novato en el género, empecé desconcertado, navegando en terreno desconocido y pasando por alguna fase en la que no entendía muy bien hacia dónde me quería llevar el juego. Sin embargo, el hecho de que una primera vuelta no nos lleve más de tres o cuatro horas es un punto a su favor, pues no tardé demasiado en empezar a hacerme preguntas, y cuando comencé a plantearmelas ellas mismas tiraron de mí hasta el final. El título posee la virtud de saber mezclar lo cotidiano con lo desconocido, haciendo visible en sus elecciones esos pequeños huecos narrativos que quedan sin cubrir, y los deja ahí, preparados para que seamos nosotros quienes los rellenemos. Algo con lo que he disfrutado más de lo esperado. La sorpresa ha sido agradable, con lo que volveré a las visual novels, y seguramente lo haga de la mano de Nova-Box. Si tenéis ganas de mantita y sofá, de tomaros algo calentito mientras disfrutáis de la lectura y la toma de decisiones, dejad que Daphne entre en vuestras vidas y haceos cargo de la suya.

Along the Edge

Puntuación Final - 7.5

7.5

Recomendado

Una visual novel interesante, que sabe mantener al jugador pegado a la pantalla mientras dibuja un entorno cotidiano a la par que misterioso. Un juego agradecido, de corta duración pero dado a la rejugabilidad. Perfecto para iniciarse en el género.

User Rating: Be the first one !

David Oña

Con videojuegos en mi vida desde la más tierna infancia. Disfrutando de aprender cada día un poco más y consciente de una sola cosa, en la percepción de una obra no existen verdades absolutas. Jugar, debatir y disfrutar.

Actualidad

Botón volver arriba
X