AnálisisPS4

Neighbours back From Hell – Análisis PS4

El vecino más horrible de todos está de vuelta

Todos hemos tenido que vivir alguna vez en nuestra vida junto a una persona que nos hacía la vida imposible, y todos hemos deseado desde lo más profundo de nuestro ser poder devolverle todo los que nos hace, y este juego te da la oportunidad de desahogarte en cierto sentido. Neigbhours back From Hell es uno de otros tantos remasters que hemos tenido durante esta generación que está a punto de acabar. ¿Será recordado como uno de los buenos, o será enviado al cajón de los desastres? A continuación lo averiguaremos.

Neigbhours back From Hell tiene una trama bastante simple en esencia. Nosotros encarnamos a Paco, una persona totalmente normal y apacible que vive junto a una persona ruidosa y descuidada que no para de hacerle la vida imposible. Un buen día Paco decide llamar a la tele e infiltrarse en la casa de su vecino para así poder gastarle bromas, y devolverle todo el daño que le ha hecho. Esta es toda la trama del juego, podría parecer muy pobre, pero en todo momento el juego te deja claro que no busca tener una historia que encandila a todos, sino una jugabilidad buena y divertida.

Aunque la historia no sea nada del otro mundo sí tiene un toque diferente, que también se ve trasladado a la jugabilidad. Como ya he comentado anteriormente, Paco llama a la tele para gastar sus bromas, por lo que veremos todo esto trasladado dentro del juego. Por ejemplo, en el inicio de Neigbhours back From Hell, durante la cinemática inicial, poder ver tanto a Paco como a su vecino se encuentran en una especia de cine viendo esta cinemática juntos. También, cada vez que hacemos una jugarreta, la cámara enfoca directamente al vecino como si estuviéramos en un programa de la tele, incluyendo diversas capas en la cámara que hacen que se sienta más real. Esta utilización del recurso de la grabación de un programa de televisión se siente fresco a la vez que divertido en todos los aspectos.

También es destacable el gran sentido del humor que maneja el juego, asemejándose en gran medida al que utilizaban en las series de comedia de los 90. Lo cierto es que engancha bastante el ver las diferentes animaciones que tiene el vecino cuando cae en una de nuestras jugarretas.

Las cinemáticas de Neigbhours back From Hell
Una cinemática inicial bastante imaginativa

La jugabilidad es en la mayoría de los casos, el pilar de un juego, y este no es menos. Neigbhours back From Hell se sustenta en gran medida en su jugabilidad, dejando de lado la historia y centrándose en dar un apartado jugable digno de apreciar, pero se queda algo lejos de sus pretensiones. Esta jugabilidad se siente algo así como las típicas aventuras gráficas de hace unos años que resultaban ortopédicas, pero se les perdonaba por sus impresionantes e imaginativos puzles, pero en este caso tenemos un apartado jugable incluso peor que estos clásicos.

El control del personaje en particular resulta tosco, llegando incluso a desesperar en ciertas ocasiones en las que tienes que escapar de una habitación para que no te pille el vecino y tu personaje decide ponerse a hacer de todo menos escapar. También me he encontrado diversos problemas graves en el movimiento, como puede ser la incapacidad de reacción del personaje o la inexistencia de una animación de giro en este, lo que hace que muchas veces lo único que hace es mirar hacia ambos lados sin parar

Este juego remasterizado abarca dos títulos diferentes de una misma saga, y esto se puede sentir perfectamente en cuanto pasas de la fase dos, pero esto también conlleva un problema, su curva de dificultad. Es indudable que los niveles de la fase tres y cuatro, es decir, las correspondientes al segundo juego, son más difíciles, pero cuando llegas a la fase cuatro ya supera todo lo imaginable. Pasamos de niveles que eran complicados, pero que no resultaban imposibles, y te podías pasar en cosa de quince minutos, a niveles en lo que muchos de los puzles están muy escondidos y necesitas bastante tiempo, llegando incluso a más de media hora en los niveles finales del título. Por esto creo que la curva de dificultad se podría haber ajustado mejor; es cierto que hubiera significado retocar los juegos originales, pero en caso de que no quisieran hacer esto podrían haber diferenciado bien entre los dos juegos y no ponerlos juntos.

Los puzles son uno de los grandes atractivos del juego, ya que estos, aparte de ser bastante imaginativos en su mayoría, son abundantes, habiendo hasta nueve por cada nivel del juego. La única pega que se le puede poner a estos es que en los niveles concernientes al primer juego se repiten en gran medida. He llegado a encontrarme el mismo puzle repetido en cinco niveles seguidos, sin ninguna variación, lo que afea la experiencia jugable.

Los puzles de Neigbhours back From Hell
Uno de los numerosos e imaginativos puzles

En mi caso no había jugado antes a los juegos originales. Sin embargo, para poder hacer este análisis, y poder comprender más ciertas decisiones, decidí ponerme a jugar los juegos originales, y mi sorpresa fue mayúscula. El apartado gráfico es literalmente igual, la versión de PC de los juegos originales se ve exactamente igual que la versión de PS4 del remaster. Los gráficos en teoría se han renderizado en Full HD, además de doblarse la tasa de frames por segundo, lo que se nota en la fluidez. Sin embargo, no es algo que se deje notar en exceso debido a la propia estética y jugabilidad del título.

Los remaster no están solo para arreglar un apartado gráfico anticuado, sino también para cambiar ciertas mecánicas que se sienten fuera de lugar hoy en día, pero en este juego no se ha puesto ningún esfuerzo en que las mecánicas se adecúen a los estándares de la industria actual. El movimiento del personaje se siente igual al del juego original, así como todas sus mecánicas.

En cuanto a su apartado técnico, no he tenido demasiados problemas durante mi partida, aunque hay una cosa en concreto que me ha pasado y que puede llegar a arruinarte la experiencia. En Neigbhours back From Hell cada nivel tiene cierta cantidad de jugarretas disponibles, sin embargo para pasártelo no tienes que hacerlas todas, sólo tienes que completar cierta cantidad de estas. El problema viene en que en ciertos niveles no me dejaba avanzar. Esto sólo ocurre en la parte del juego que es equivalente a la segunda entrega, ya que en este, para avanzar, tienes que tocar una bandera y lo que pasa es que no deja tocarla.

Las animaciones de Neigbhours back From Hell
Las animaciones del vecino son simplemente desternillantes

Como juego puede ser bueno, pero debido a su naturaleza es necesario juzgarlo como lo que es, un remaster. Con una jugabilidad anticuada, un apartado gráfico exactamente igual al original y errores que pueden arruinar completamente la experiencia y obligarte a buscar un video en internet para poder avanzar, podemos decir que no es un buen remaster; es más, yo diría que se ha perdido algo de la esencia del original.

Por otro lado, al juzgarlo como un juego en sí mismo, diría que tiene un sentido del humor bastante bueno y desternillante, unas animaciones que, aunque desfasadas, son bastante efectivas y divertidas de ver y unos puzles imaginativos e interesantes.

En estos casos es difícil juzgar a un juego, ya que tiene apartados muy buenos unidos a apartados muy malos, por lo que simplemente diré que es un juego que merece la pena si jugaste a los originales y te gustaron mucho o si eres un gran fan de las series de los 90 de este tipo.

El final de Neigbhours back From Hell
Cinemática final del juego

Neighbours back From Hell

Puntuación Final - 6.5

6.5

Interesante

Neighbours back From Hell tiene muy buenos aspectos, pero un mal trabajo de remasterización unido a ciertas decisiones de diseño cuestionables empañan en gran medida el resultado final

User Rating: Be the first one !

Aarón Márquez

Desarrollador aspirante y videojugador empedernido. Me encanta compartir mi opinión sobre los juegos a los que dedico mi tiempo.

Actualidad

Botón volver arriba
X