AnálisisPC

Fifo’s Night – Análisis PC

Un corto sobre monstruos y caramelos mágicos

La Escuela de Artes Digitales madrileña, Lightbox Academy, tiene a expertos de la animación e ilustración, van un paso más allá demostrando sus capacidades de producción de videojuegos con Fifo’s Night, título acorde a la temática spooky que saldrá, como no podría ser de otro modo, el 29 de octubre, a solo dos días de Halloween.

Se trata de un título muy cortito de unas dos horas de duración de arte agradable, jugabilidad sencilla y control excelente. Una obra simplemente entretenida para pasarse en cosa de una tarde, dos como mucho, sin mayores pretensiones que acercarse sobre seguro al mercado del videojuego.

Somos Fifo, o eso asumo porque no dicen el nombre, un fantasma de aspecto tontorrón que se levanta por alguna razón. La mansión encantada parece invitarnos a entrar y, al poco de investigar y hacernos a los controles, descubrimos por nosotros mismos lo que ha pasado. Resulta que estamos en el reino de Candywood, donde monstruos conviven en armonía, o convivían antes de que un grupo de ladrones robara los tres Caramelos Mágicos, que mantienen el equilibrio de este mundo. Y debemos traerlos de vuelta.

Quitando unas cuantas habitaciones secretas, Fifo’s Night es un juego directo y lineal en cuanto a historia se refiere. Realmente no hay mucha introducción o textos más allá de algunos diálogos sin importancia y un mensaje arriba a la izquierda diciendo cuál es nuestro siguiente paso. No pararé de recalcar que es un juego sencillo y humilde, cogiendo inspiración en algunos plataformas como Crash Bandicoot por los dos más característicos ataques del marsupial: uno normal girando sobre sí mismo, y otro aéreo, solo que el fantasmita, en vez de tirarse en plancha, pega un lengüetazo contra el suelo.

Además de plataformeo y combate, el título tiene una serie de puzles simples. Consisten en llegar a un punto para activar un mecanismo, siendo este una palanca o un objeto duro rompible solo usando el lengüetazo, y avanzar así a otro puzle igual. Este aspecto me temo que es demasiado repetitivo. No se exploran más posibilidades.

Como no podría ser de otra manera, el arte visual 3D está muy trabajado, sobre todo en cuanto elección de paleta de colores y sombreados. No esperaba menos de Lightbox, pero para ser un primer tanteo, es algo de lo que pueden sacar pecho. Además, no me acostumbraré al diseño sencillo y bobalicón de Fifo, muy gracioso. Pero el gran acierto no viene de nada de esto, sino en el estupendo control del personaje, al menos si se juega como recomiendan, con mando: El manejo en todas direcciones está medido e incluso detecta hasta cinco velocidades, del paseo a correr. La velocidad punto no es alta, pero suficiente dado el tamaño compacto de los escenarios. También tiene de particular que Fifo se siente un tanto pesado (algo raro llevando a un fantasma si te pones a pensarlo), pero eso no hace más que agregar control en los saltos y al evitar ataque de enemigos.

En lo que sí se aprovecha muy bien que eres ectoplasma es en estos dos detalles: Por un lado, ya que los escenarios son más bien lúgubres y oscuros, en vez de sombra, Fifo deja una figura de luz al saltar para calcular bien dónde aterrizaremos al saltar, un detalle que otros juegos de plataformas también llevan solo que a la inversa, y en Fifo’s Night el contraste entre figura (protagonista) y fondo (escenario) se nota más que nunca; Por otro lado, para ahorrarse interfaz que dificulte la misión, en vez de una barra que indique nuestra salud, será el porpio modelo de Fifo quién lo indique según esté de color verde, amarillo, naranja y rojo. Aquí lo puedes ver mejor.

Tenemos cuatro oportunidades antes de ¿morir, supongo? Más bien nos noquean y volvemos al último punto de control que, por cierto, funciona con autoguardado

¿Cuándo aprenderemos bien a diferenciar los colores? Pues con los jefes finales. Hay tres a vencer por orden, cada uno en posesión de un Caramelo Mágico y con un diseño artístico bastante creativo, en especial el primero a opinión personal. Plantean el mayor, y quizás único, reto del juego con un diseño clásico de esquivar su patrón de ataques, detectar las pistas de sus puntos débiles y atacar ahí tres veces para ganar. Una fórmula más que conocida en la que cada fase el jefe se volverá más agresivo. También me ha pasado que he recibido golpes durante momentos de cinemática en las que no me podía mover. Porque, y esto es solo un adelanto, Fifo’s Night no es perfecto. Al fin y al cabo, la copia de prensa analizada es una versión beta del juego final, pero como este había otros detalles en los que los desarrolladores de Lightbox Academy están perfilando.

El primer jefe está muy bien planteado, con variedad de acciones que hacer para derrotarle

Encontraremos exceso de vidas y puntos de control en algunas zonas y, sin embargo, tener en ocasiones trayectos más largos sin ninguno a la vista y con oleadas de enemigos. Le falta un poco más de mano al diseño de niveles, variedad de enemigos que, quitando un tipo, todos atacan de cerca y vencerles no recompensan salvo, en pocas ocasiones, un drop de vida. A nivel sonoro tampoco hay mucha variedad, con algunos efectos cogidos de Unity directamente y una banda sonora con solo cuatro canciones. Y, aunque a nivel visual es caricaturesco y agradable, hay detalles que le quitan bastante personalidad al juego, desde enemigos sencillos hasta la elección de una tipografía estándar sin mucha gracia; una pena con lo bien que está pensado el bueno de Fifo.

Por lo general, esta aventura es simple, quizás no del todo inspirada e inconsistente en algunas decisiones puntuales pero que le hacen mucho daño. Es demasiado fácil para quienes estén acostumbrados a los videojuegos, pero hay algunos enfrentamientos que pueden ser difíciles al público casual, especialmente los jefes finales. Si a esto se añade su corta duración, no podría recomendarlo.

Tanto calaveras como libros malvados tienen exactamente el mismo patrón

Fifo’s Night tiene una muy buena base, control estupendo y unas claves de plataformeo sencillas pero eficaces. Por desgracia, pierde fuelle en su repetitividad pese a lo corto que es. Puede que si se hubiera explorado más opciones para los dos tipos de ataques, poner plataformas especiales o quizás algún minijuego puntual, podrían dar algo más de sabor al título de Lightbox Academy. Como comentaba al principio, es un primer paso en la buena dirección, una especie de proyecto mínimo que prueba su valía sin ninguna pretensión, y puede que eso es lo que le hiciera falta.

Fifo's Night

Puntuación Final - 6

6

Interesante

Un juego novel muy pequeño, suficiente para pasárselo en una o dos tardes como mucho, ni más ni menos.

User Rating: Be the first one !

Daniel "Fullbull" Rubio

No me pidas mucho para los textos, que solo hice el bachiller de ciencias. En esta vida me gustan tres cosas: Cerebro, videojuegos y carlinos. "La esperanza es lo último que se pierde".

Actualidad

Botón volver arriba
X