AnálisisPS4

Kingdoms of Amalur: Re-Reckoning – Análisis PS4

Es hora de reforgar tu destino

Algunas veces, un juego es muy sólido en todos sus aspectos, pero pasa desapercibido a los ojos del público general. Esto puede darse por muchas situaciones dentro de la industria: Quizás la campaña de marketing se ha quedado corta, quizás su género no estaba dentro de la moda o simplemente no tuvo la suerte de que llamara la atención. Por una razón u otra, en todas las generaciones nos encontramos con varias de esas «joyas ocultas» que terminan siendo olvidados bajo una capa de humo. Aquí entran los remaster, una oportunidad de oro para poder redescubrir estas experiencias. Este es el caso de Kingdom of Amalur: Re-Reckoning, que ha llegado nuestras PS4, Xbox One y PC.

Kingdoms of Amalur: Re-Reckoning cuenta cómo puedes hacer de tu historia lo que quieras. Es por eso que su manera de introducirte en su mundo me parece de lo más acertada: matándonos. Después de una pequeña introducción del estado del mundo, aparecen dos simpáticos trabajadores llevando nuestro cadáver para tirarlo a una pila.  Acto seguido, cuando terminemos de crear a nuestro héroe, nos alzaremos de entre los muertos para tener una segunda oportunidad en vida.

Pero esto no acaba aquí. Por algún motivo, el hecho de tener un one up ha permitido que salgamos de los hilos del destino. Ahora somos capaces de manipular nuestra vida y la del resto, consiguiendo alterar el rumbo del propio mundo. Nuestra será la decisión de cambiar el destino de la gente a mejor o peor.

Aunque el guión de Kingdoms of Amalur: Re-Reckoning juega con muchos estereotipos de la fantasía medieval, como el del elegido que traerá la paz al mundo, lo hace a favor de transmitir de una forma más clara y directa sus mensajes. Los personajes no pararán de recordarnos del poder que tenemos para adaptar el mundo a nuestro antojo, a veces incluso de manera excesiva. En cambio, dentro del abanico de opciones a la hora de afrontar los diálogos o decisiones nos encontramos con una variedad algo limitada, en la que en muchas ocasiones solo debatiremos entre aceptar o no una misión.

Por suerte, esta falta de libertad se salva gracias a los extensos que pueden ser las conversaciones, ya que todo personaje suele tener diferentes temas de conversación disponibles, y las opciones que nos brindan permite expresar más nuestra personalidad.

La mayor parte de información la obtendremos a partir de extensos diálogos

Si por algo me ha vuelto a atrapar Kingdoms of Amalur: Re-Reckoning ha sido por la gran personalización que existe a la hora de elegir el estilo de lucha que queramos. Existen las tres ramas principales, donde encontramos fuerza, destreza y magia. En cada una de ella contamos con varias armas, cada una con un estilo: Desde espadas a dagas, pasando por arcos e incluso chakarms. También desbloquearemos una gran variedad de habilidades, tanto pasivas como activas, que permitirán definir aún más de nuestro juego. No tenemos porque cerrarnos a una rama, ya que podemos distribuir los puntos como prefiramos. Aunque esto afectara a nuestro destino.

Y no me refiero a que le ocurrirá a nuestro personaje, sino al sistema de destinos. Cada combinación de ramas desbloquea diferentes destinos que podemos elegir para tener ciertos beneficios. Si por ejemplo dedicas puntos a la magia y destreza, puedes convertirte en un poderoso nigromante. También podremos desbloquear otros destinos al completar misiones que nos darán bonos de forma permanente, así que disponemos de una buena variedad según el pilar de nuestro estilo de juego.

A la hora de dar golpes nos encontramos con un sistema de acción que premia especialmente el ritmo de los golpes y la esquiva. Dependiendo de nuestro estilo, quizás prefiramos asesinar de forma sigilosa, mantener nuestra distancia con hechizos o ir cuerpo a cuerpo intentando aturdir a nuestros enemigos con un martillo. Incluso podemos combinar los tres estilos sin problemas.

El único problema que he encontrado ha sido lo frustrante que pueden ser algunas de las criaturas a las que daremos caza, sobre todo cuando se juntan en bastante cantidad y sus ataques terminan encadenándose, provocando que retrocedas continuamente antes de poder empezar un combo. Las herramientas de esquiva y bloqueo son útiles, pero no eficaces al completo cuando te encuentras situaciones como la expuesta anteriormente.

Cada combate puede resultar único, gracias a la gran variedad de herramientas disponibles

Si se tuviera que resumir este sistema, se podría hacer con la palabra adaptabilidad. Podremos evolucionar nuestro estilo mientras decidimos como afrontar cada encuentro, forjando nuestro destino a nuestro gusto.

El mundo de Kingdoms of Amalur: Re-Reckoning puede resultar muy clásico al principio, pero poco a poco se va desentrañando la historia de un lugar que lleva mucho tiempo vivo. Desde las historias que podemos encontrar en diferentes puntos del mapa, a canciones y baladas de diferentes héroes que se repiten de forma continua. Todos los elementos que vamos descubriendo por nuestros viajes irán construyendo un puzle, sobre todo gracias a la existencia de los fae, una raza inmortal que al morir simplemente son reencarnados.

Aunque a veces se sienta que estos seres perjudican a la lógica de una historia, ya que la inmortalidad es una herramienta narrativa muy peligrosa, en términos generales es una forma efectiva de transmitir esa sensación de que el mundo es viejo, y vende muy bien que hay personas que llevan aquí desde antes que nuestro personaje existiera. Por último, los fae dan pie a crear uno de los villanos más interesantes, que muestran su nulo miedo a la muerte a través de tácticas suicidas que en otros casos serían bastante inverosímil.

En segundo lugar, tenemos la parte gráfica de este mundo. Aunque nos encontramos ante una versión remasterizada del original, el salto gráfico no ha sido precisamente increíble. La opción de jugar a mayor resolución y algún retoque en las texturas se nota, pero no hay ningún gran cambio que la haga resaltar respecto a su predecesor.

Las zonas que visitamos suelen tener un tono común, pero iremos encontrando diferentes tipos de clima que ofrecen variedad a los ojos

Por suerte, Kingdoms of Amalur: Re-Reckoning no cuenta solo con una mejora en sus gráficos, si no con diferentes cambios en su jugabilidad. El más llamativo es la dificultad añadida «Muy difícil», que propondrá un buen desafío a los veteranos del título. También se han hecho cambios respecto al cálculo de nivel a la hora de entrar a zonas y a la generación de looteo.

Cuando descubrí la versión original de Kingdoms of Amalur: Re-Reckoning hace años me lleve una sorpresa muy agradable. Fue uno de estos títulos donde podía invertir tardes haciendo misiones secundarias para subir un nivel más y conseguir fabricar esa espada tan valiosa junto con su gema mágica correspondiente. Si no me apetecía mucho pelear, siempre podía buscar diferentes hierbas para perfeccionar mis recetas de alquimia. En definitiva, fue una experiencia completa, al puro estilo RPGde mundo abierto.

Hoy, cuando he revisitado este título, he vuelto a sentir lo mismo. Quizás algunas de sus mecánicas o el propio género resulte a alguna gente anticuado, y desde luego requiere de horas para poder disfrutarlo por completo. La historia de su mundo es tanto intrigante como compleja de resolver, gracias a todos los puntos que hay donde se puede lograr algo de información.

Si no lo probaste en su día, esta puede ser una oportunidad de oro para sumergirte en el mundo de Amalur. En cambio, si ya eras un fan de este ARPG que pasó un poco de largo la anterior generación, no tienes una gran cantidad nueva de contenido, pero la inclusión de una dificultad extra quizás sea el motivo para volver a visitar estas tierras. Además, también cuentas con la ventaja de unos gráficos algo más retocados. Sea como sea, tú decidirás si quieres que Kingdoms of Amalur: Re-Reckoning tenga un papel en tu destino.

Kingdoms of Amalur: Re-Reckoning

Puntuación Final - 8

8

Recomendado

Un buen ARPG con muchos elementos clásicos, una gran cantidad de personificación en el combate y una historia con unas raíces bastantes extensas. Una pena la falta de contenido adicional.

User Rating: Be the first one !

Regas

Educador infantil, redactor de videojuegos, estudiante de pedagogía, speedrunner amateur y Dungeon Master vocacional. Luego me pregunto por qué apenas duermo.

Actualidad

Botón volver arriba
X