AnálisisPC

Crusader Kings III – Análisis PC

Un juego al que no es fácil entrar, pero que si lo hacéis os recompensará

En el mundo de los videojuegos tienen mucha importancia las combinaciones que se lleven a cabo a la hora de desarrollar un título. Cuando digo combinaciones, me refiero a la mezcla de género y la temática que tendrá ese juego en cuestión, en este caso, se combinan el género de la estrategia y la temática medieval, algo que estamos acostumbrados a ver en los videojuegos, pero en esta ocasión es algo diferente. Crusader Kings III es algo más que un juego de estrategia ambientado en la Edad Media, es la historia de una dinastía familiar, de su legado, y como no, de todo lo que le rodea.

Crusader Kings III es la nueva entrega de la saga desarrollada por Paradox Interactive, que llega ocho años después de su antecesora. El objetivo principal del juego es hacer que el nombre de tu familia (dinastía) perdure en el paso del tiempo y sea recordado. Eso, podremos hacerlo desde una región de Europa, África o Asia, y eligiendo dos épocas diferentes, controlando desde un duque o duquesa, e incluso, hasta un rey o una reina. Para lograr nuestro objetivo, no solo bastará con mantener nuestro territorio y gobernar a sus gentes, habrá que ir ampliándolo, para ello, podemos emprender guerras contra otros territorios para conquistarlos, o para defender el nuestro, aunque para ello necesitaremos tener nuestros motivos casus belli para poder comenzar la batalla, además de montar nuestro propio ejército, conformado por levas y los diferentes regimientos que iremos adquiriendo.

También existen otras formas de cumplir nuestro cometido, como pueden ser, casarse o casar a tus hijos, vasallos o cualquier miembro de la corte con la gente adecuada. Esto nos hará ganar aliados, posicionarnos en sus líneas de sucesión, y si no queremos esperar demasiado, podremos tramar un plan para asesinar a los que estén posicionados por delante nuestra. Digamos que Crusader Kings III es un juego de tronos, pero sin dragones y esas movidas.

Quizás, en medio de vuestra partida os toque ser un crío, entonces experimentaréis las dificultades añadidas para gestionar vuestro territorio

Para alguien que no ha jugado a ninguna de las dos anteriores entregas, y, además, no es un gran fan de los juegos de estrategia, como es mi caso, es un juego al que cuesta entrar, ya que cuenta con una cantidad de opciones y de información, que la primera sensación que te genera es tan abrumadora, que te preguntarás el motivo de porqué decidiste jugarlo. El tutorial, desde luego, no te ayudará a eliminar esa sensación, pero es algo tan útil como el oxígeno en la vida real. A pesar de eso, no empezarás a sentirte dentro del juego hasta que no lleves varias horas jugando y averiguando como avanzar, que no es lo mismo que dominar Crusader Kings III, para ello necesitaremos invertir mucho tiempo en él. Sin ser un título demasiado accesible, parece que es una mejora en esta entrega con respecto a Crusader Kings II, esto lo he llegado a saber gracias a buscar algo de información sobre el tema, ya que, como he dicho antes, no he jugado a ninguno de los dos juegos anteriores.

Si consigues ser paciente y dejarte llevar por lo que te propone el juego, acabarás maravillado con la cantidad de posibilidades que te ofrece Crusader Kings III. En nuestro proceso dentro del juego, nos daremos cuenta que todo lo que ocurra a nuestro alrededor, todas las decisiones que tomemos, todas las alianzas que hagamos o todos los enemigos que nos ganemos tendrán repercusión en nuestra partida. Realmente, todo influye en tu juego, hasta tu género, religión, familia, todo. Como no podía ser de otra forma, todos los personajes que aparecen tienen una opinión y unos sentimientos hacia cualquier otro personaje, ya seas tú o no. Además, todos estos seres tienen sus historias propias, algo que hace sentir que este título tiene vida propia.

Algo que me encanta del juego, es el hecho de que cada vez que cambias de personaje la historia que vivimos es totalmente diferente a la anterior, esto se debe a que cuando muere tu personaje, puedes controlar a su heredero. Cada miembro de la dinastía que controles, tendrá su propia personalidad, sus propios deseos y su manera de ejecutarlos. Este factor es algo clave en el disfrute del juego, debido a la variedad que te da, dependiendo de tus decisiones y tus movimientos. Todo esto también depende del estilo de vida que elijas rolear, estos estilos son: diplomacia, marcial, administración, intriga y erudición, cada uno con sus propios árboles de habilidades.

Como ya os imagináis, no todo va a ser ampliar o defender nuestro territorio. también tendremos que gestionarlo, eligiendo y controlando a los miembros de nuestra corte, construyendo diferentes edificaciones e ir mejorándolas, para que nuestro territorio crezca, además de todo lo anteriormente mencionado. Si quieres y tienes la oportunidad, también podrás cambiar las políticas establecidas, la religión, la cultura y las costumbres. Todo dependerá de lo poderoso que seas, incluso, puede que algunos estén descontentos con tu gestión e intenten quitarte de en medio. En resumen, Crusader Kings III goza de un sin fin de posibilidades.

Como podemos ver, disponemos de un mapa extenso en el que transcurre todo el juego, con un sin fin de detalles, que irán siendo cada vez más a medida que hagamos zoom. Y como no podía ser de otra forma, alrededor de nuestro mapa nos encontramos con la amplia cantidad de menús que el juego tiene, que en un principio nos agobiará, pero que, conforme vayamos asimilando todo lo que nos ofrece este título, iremos controlándolo.

Un mapa repleto de detalles que nos ofrece muchísimas posibilidades para estrechar lazos y preparar futuras conquistas

Todos los personajes que aparecen en el juego están modelados en 3D, bastante simples, aparentemente, pero que cumplen muy bien su función en el juego. Hay algo que me gustaría destacar: las pantallas de carga que tiene Crusader Kings III, parecen ser unas ilustraciones realizadas al óleo, que, sin duda, amenizan la espera hasta que inicia el juego.

En cuanto a la banda sonora, se puede decir que le va como un guante, no es nada que no hayamos oído antes, en lo que se refiere a ambientación medieval, claro, pero que cumple con creces. Y en ciertos momentos, la música cambia, por ejemplo, cuando se declara una guerra se vuelve más intensa y épica.

Pocas cosas malas se pueden decir de Crusader Kings III, quizás, algunos fallos ortográficos en la traducción, aunque nada que estropee la experiencia. Otra cosa que se podría decir, es la simplicidad de los combates y las guerras, que prácticamente se basan en el número de hombres que dispongas en tu ejército, si tienes más será más fácil y si tienes menos lo tendrás más que complicado. Y aun así, no desentona con el resto de la propuesta.

Crusader Kings III es un juego de estrategia medieval con toques de juego de rol, en el que tendrás que dar continuidad a tu dinastía y agrandar su legado. Para ello tendrás que gestionar tu territorio y sus políticas, cultura y religión, entre otros, a medida que intentas ir adquiriendo más territorios, para hacer que tus dominios sean más grandes. Para ello, podrás declarar guerras, casarte o casar a tus hijos, hermanos o vasallos, en definitiva, creando alianzas o matando a quien te impida llegar a tu objetivo. Un juego que tiene una gran variedad de historias, surgidas de las decisiones que tomes y de las acciones que lleves a cabo. Además, también influye el estilo de vida que elijas para tu personaje.

Un juego que prácticamente no tiene fallos, con mejoras audiovisuales respecto a sus anteriores entregas, destacando el modelado 3D de los personajes y las pantallas de carga, que dejan ver un gran gusto artístico. También cuenta con una banda sonora perfecta para la ocasión, que se adapta según los eventos que vayan surgiendo en nuestra partida.

Todo transcurre entre un mapa lleno de detalles y una gran cantidad de menús, que nos permitirán ir sabiendo más del título a medida que vayan pasando las horas y vayamos moviéndonos entre toda esa información. En definitiva, un juego que asegura una gran cantidad de horas de juego, debido a todas sus posibilidades y variaciones.

Quizás, todo lo que nos ofrece nos abrume en un principio, pero si le damos una oportunidad y nos dejamos llevar por su imprevisibilidad y por las historias que se crean en cada partida, acabará conquistándonos. Sin duda, Crusader Kings III será uno de los juegos referentes en el género de estrategia medieval, ya que tiene todo lo que puedes buscar en este tipo de juegos.

Crusader Kings III

Puntuación Final - 9

9

Imprescindible

Un juego de estrategia medieval, que cuenta con un sin fin de posibilidades, y que sin duda, dejará su huella en el género.

User Rating: Be the first one !

Fran Pérez

Soy un intento de ilustrador y me gustan los videojuegos, a que no lo esperabais?

Actualidad

Botón volver arriba
X