AnálisisPC

Relicta – Análisis PC

Viajando a la cara terraformada de la luna

Es indudable que Portal 2 sigue siendo el videojuego rey en lo que a títulos de puzles en primera persona se refiere. La historia era interesante, estaba cargada de humor con tonos serios en ocasiones. Había otras historias ocultas insinuadas, mecánicamente era genial, con puzles que daban ganas de resolver uno tras otro y todo en un ambiente increíble. Además, sus personajes desprendían carisma. Es cierto que han surgido otros títulos para resolver puzles en primera persona que están muy bien, que logran echarle un pulso incluso a su majestad, pero Relicta no es uno de ellos. Encarnando a la Doctora Patel en una base lunar, intentando rescatar a gente y resolviendo puzles, he podido disfrutar de auténticos retos para la mente, pero también de muchas limitaciones artificiales en pos de crear esos retos.

Para resumirlo rápido, los puzles se basan en una premisa sencilla, coge esa caja y ponla en ese interruptor. Por supuesto hay ciertas complicaciones en el trayecto, como barreras que impiden el paso de las cajas, zonas elevadas o largos pasillos que ponen a prueba tu paciencia por lo tedioso de atravesarlos. La mecánica principal es el uso de físicas, pero el uso de unas muy concretas. Podremos manipular la gravedad de las cajas, dotándoles de carga positiva (color rojo), negativa (color azul) o directamente anular su gravedad para que flote. Esto da pie a una serie de rompecabezas interesantes en los que deberemos atraer objetos con distintas polaridades, o hacer que se repelan entre sí, para moverlos por los distintos escenarios.

Si bien al principio los retos no se pueden llamar casi retos, el juego empieza a lanzarnos desafíos cada vez más complejos, aunque algunos con dificultades artificiales al imponernos ciertas limitaciones. Por ejemplo, una caja se encuentra en un agujero que podríamos atravesar fácilmente agachándonos, pero no tenemos esa capacidad para agacharnos porque… bueno porque no han querido los desarrolladores. No podemos avanzar por donde queramos en un mapa aparentemente abierto porque hay un sinfín de paredes invisibles, obligándonos a seguir un camino definido porque hay que resolver los puzles de esta manera muy concreta. O algo tan sencillo como lanzar los cubos hacia adelante cuando los tenemos agarrados es imposible porque eso significaría darle al jugador una herramienta para resolver puzles de una manera diferente a como ellos lo habían pensado.

Las limitaciones son sólo el comienzo de lo que cojea a la hora de jugar a Relicta. Le siguen unas físicas que se aplican únicamente a las cajas, tú no influyes para nada en ellas. Te puedes subir encima que subirán igual que si no tuviesen nada encima o podrás ponerte delante de alguna para pararla con tu cuerpo que te arrastrarán hacia delante. Tu única influencia es moverlas de sitio, del punto A al punto B. Una experiencia repetitiva que se va volviendo más y más aburrida cuando te enfrentas a un diseño de puzles y niveles no excesivamente inspirados o a la frustración de haber dado con la solución correcta pero con la problemática de no haber colocado la caja en el pixel exacto donde debería ir.

Tiene golpes de genio, zonas brillantes y puzles de lo más interesantes, pero todo se ve arrastrado por esos pequeños problemas que se suman para convertir Relicta en una experiencia más bien aburrida, en la que afrontar un puzle es más un acto de desviarse del camino, de poner barreras porque es un videojuego, que de afrontar un reto con ganas.

Relicta gameplay
La base del juego en Relicta es pasar varios obstáculos para colocar una caja en un interruptor. Para esto usaremos las gravedades positivas o negativas

Como ya he dicho, el escenario dónde tiene lugar Relicta es la Luna, la cual está siendo terraformada para crear biomas como los de La Tierra. Bosques, montañas nevadas, grutas, etc, serán algunos de los lugares que visitaremos, creados artificialmente por el ser humano para habitar nuestro satélite. Se ve precioso (una vez desactivas el motion blur se ve incluso mejor) y sigue una estética realista muy lograda. Gráficamente estamos ante un buen juego, a pesar de limitar esa belleza por las paredes invisibles.

El problema está en que hay demasiadas cosas, el escenario se encuentra siempre recargado de elementos y hace que orientarse sea difícil debido a ellos y a la cantidad de niveles que se parecen entre sí. Viajar hasta el hall al principio del juego ha sido casi lo que más me ha costado de la experiencia por falta de señales que me indicasen donde estaba el maldito hall.

Sonoramente tenemos una BSO bastante tranquila que sencillamente está ahí, acompañando y no tiene ninguna función más, como señalarnos que vamos bien por ejemplo (como hacía Portal). Artísticamente está bien, pero no será un juego recordado por este apartado, puesto que juegos así, tan gráficamente punteros, suelen envejecer bastante mal.

Relicta gráficos
Gráficamente Relicta nos deja imágenes realmente preciosas, pero no será lo que más se recuerde de este título

Pero vayamos al punto que realmente me ha dolido de todo esto, la historia. En un intento de crear una figura familiar en la Doctora Patel, preocupada por su hija, Relicta no logra hacer que empatices con ninguno de sus personajes. Todos parecen terriblemente planos, sin carisma alguna, intentando hacer chistes en ocasiones que no tienen gracia. Podría llegar a empatizar con una mujer que está haciendo lo posible por rescatar a los suyos y crear un hábitat habitable para el ser humano, pero es que Patel se me hace sosa, incluso insoportable a veces.

Pero es algo que me pasa con ella, con su hija, con la jefa y con cualquier otro ser vivo que haga alguna aparición. La historia en sí tampoco es la más original e interesante, y estás tan ocupado resolviendo los puzles de la manera tan milimétrica que los desarrolladores quieren que la terminas obviando.

Además, está el tema de que los puzles aquí están metidos con calzador en la narrativa. Supuestamente son circuitos para probar los guantes que llevas puestos, los que alteran la gravedad. Pero son circuitos que se activan solos, en lugares inhóspitos en los que tú, la jefa de ese proyecto, la que lleva a cabo las pruebas, jamás has estado. ¿Qué sentido tiene crear un recorrido de puzles súper intrincados en lugares a los que jamás va la persona que tiene que resolverlos? De hecho, ya que estamos. ¿De qué sirve resolver esos puzles de colocar cajas para hacer física gravitacional? No, los puzles son sólo el medio videojueguil, la excusa, que se ha buscado para narrar la historia de la Doctora Patel, no son parte de la narrativa.

Relicta historia
Narrativamente tenemos un juego más bien soso, con personajes poco inspirados sin apenas carisma y una historia que prácticamente ignoras

No puedo decir que haya disfrutado Relicta. Me he frustrado, su historia ha sido incapaz de engancharme, sus personajes me han resultado indiferentes y por encima de todo, me ha aburrido. Es una lástima todo esto porque en varios puzles se notan las buenas ideas y la capacidad del equipo para afrontar algo que me parece muy difícil en los videojuegos, crear puzles interesantes y desafiantes. Pero al final el global deja bastante que desear, el título no logra ser  ni la sombra de otros títulos muy superiores. Si os gustan los juegos de resolver puzles en primera persona, entonces Relicta puede tener algo para vosotros en sus doce horas de campaña (dependiendo de lo que os atasquéis en los rompecabezas), pero si sólo sentís curiosidad por el género, hay otros muchos títulos mejores que este.

Relicta

Puntuación Final - 6.5

6.5

Interesante

Un título que sigue los pasos de otros grandes como Portal o The Witness, pero que cojea en demasiados aspectos, dándonos una experiencia narrativa realmente floja y unos retos complejos artificialmente. Un juego que en líneas generales podría ser interesante para los amantes del género.

User Rating: Be the first one !

Daniel Jiménez

Me gusta dar la opinión que nadie me ha pedido sobre videojuegos.
Apoya el contenido de NaviGames con tus compras en Amazon
Botón volver arriba
X