AnálisisHardware

El Razer Viper aterriza en nuestra mesa de análisis

Ergonómico, preciso y calidad garantizada

Hoy ponemos bajo nuestra lupa analizadora uno de los mejores ratones gaming del mercado: el Razer Viper, que comparte diseño con el Razer Viper Ultimate, cuya versión inalámbrica ya analizamos en Navi Games. Y como siempre agradecemos enormemente a la marca de las tres serpientes la cesión del producto para su análisis.

Este dispositivo forma parte del amplio catalogo de la marca, pero estamos ante un tope de gama con todas las letras, situándose solo por debajo de los Razer Mamba en precio y calidad de acabados. Su elemento más diferenciador es el nuevo sensor óptico Razer 5G de 16k PPP que analizaremos en detalle mas adelante.

       

Nos encontramos con un ratón que con un precio de 89,99€ (precio oficial en la Store de Razer) se colocaría en rango más alto de precios de la marca, sin contar las versiones inalambricas que siempre se encarecen un poco. Partiendo de este punto he de decir que la presentación es cuanto menos curiosa, sobre todo la caja interior donde viene el dispositivo con unas formas irregulares. En la parte frontal de la caja vemos una imagen del dispositivo donde resaltan lo mas importa, su sensor óptico Razer 5G de 16k PPP reales.

Al abrir la cubierta exterior y desplazar la bandeja interior, nos encontramos directamente con el dispositivo en una cubierta de plástico, lo cual garantiza su protección ante cualquier golpe o imprevisto en el transporte. Debajo de esta nos encontramos con las típicas instrucciones en varios idiomas (incluido el español), unas pegatinas con los logos de Razer y una pequeña carta de agradecimiento firmada por Min-Liang Tan, CEO de la compañía y director creativo. En definitiva un packaging sobrio y efectivo, pero con un toque original por la forma de la caja interior.

El Razer Viper 5G tiene un diseño simétrico que nos aporta una comodidad total para diestros y zurdos, y he de reconocer que es el ratón mas cómodo y ergonómico que he tenido en mis manos. Sus líneas son suaves, añadiendo dos botones laterales a ambos lados del dispositivo que le otorgan una mayor adaptabilidad dependiendo de la mano y las funciones extra que uses habitualmente. La sencillez y limpieza en sus lineas lo convierten en una de las mejores elecciones del mercado para largas sesiones de juego, destacando bastante la distribución de los botones programables laterales, que quedan a una altura perfecta y con un tacto ligero y muy agradable.

Sobre los agarres laterales cabe destacar que están perfectamente integrados en el diseño. Casi no se notan ya que son del mismo color que el cuerpo, en este caso negro, con un tacto ligero y suave. Este punto me parece uno de sus mayores aciertos, aunque algunas personas entiendo que quieran un agarre mas agresivo y gomoso para los jugadores mas hardcore en las transiciones y golpes rápidos de muñeca. Por lo demás la caída del ratón es magnífica, dejando la muñeca en una posición perfecta y apta para cualquier tipo de agarre.

Pasemos a la iluminación, que en este caso solo nos viene desde la base del ratón con el logo de la serpiente tricéfala. Todo ello comandado por el sistema Razer Chroma, seña de identidad de la marca y totalmente configurable desde su software SYNAPSE, donde podremos dar rienda suelta a nuestra creatividad con los patrones, modos de iluminación y lo que se nos antoje en este aspecto. He de destacar que directamene al conectar el dispositivo, me ha saltado la instalación sel software y no ha sido necesaria su descarga.

Otro punto a destacar es el exquisito tacto de los botones, tanto los laterales que hemos mencionado antes, como en el de ambos clicks y el de la rueda central, si bien hay que mencionar que solo dispone de un solo click en la rueda central y no dispone de los clicks laterales de los que sí disponen otras gamas o marcas rivales. Sobre la disposición de los botones de control DPI, este se encuentra en la partera trasera del dispositivo, lo que puede ser algo incomodo para un cambio rápido, pero sinceramente creo nadie cambia la sensibilidad en mitad de una partida ¿O no?. Este control viene con un sistema de colores para los diferentes niveles de graduación.

Sobre el teflon para el deslizamiento Razer ha visto oportuno distribuirlo en dos bloques de buena calidad y tacto, uno en la parte superior mas fijo y otro en la parte inferior de un grosor mayor, lo que confiere al ratón una muy buena fluidez en las transiciones.

Como posible punto negativo del diseño, algunos pueden encontrarlo demasiado propenso a acumular polvo entre el botón de click derecho e izquierdo, y la base del ratón. En otros modelos no existe este salto en la estructura del ratón y ese problema desaparece, aunque he de reconocer que estéticamente para mi gusto queda bastante acertado.

En dimensiones y peso estamos ante lo que los usuarios demandan, tamaño medio y cómodo y un peso ultra ligero, en este caso unos 69 g. Entrando sin rodeos en lo verdaderamente importante, nos encontramos con el sensor Optico Razer 5G, que cuenta con 16.000 PPP de sensibilidad, con límites configurables mediante el software. Por defecto el rango medio de los botones físicos es de 400-3200, lo que lo situan en las cifras punteras en su segmento.

En cuanto a los botones hay que destacar el sistema de switches ópticos, que según el fabricante nos indica que usan un haz óptico que nos proporciona un tiempo de respuesta de 0.2 milisegundos, récord en el sector, lo cual nos puede dar ventaja en los juegos competitivos, que es realmente lo que demandan los usuarios de este tipo de dispoistivos. Y una de sus mejores cualidades reside en el cable, que personalmente pienso que es una maravilla, envuelto en un trenzado de una gran calidad, de tacto suave y con aspecto de “cuerda”, es decir sin ninguna rigidez que pueda dar lugar a problemas de enredos.

El Razer Viper 5G es un ratón muy cómodo y muy preciso, del que destacaría su gran sensor y el tiempo de respuesta, principal ventaja sobre sus rivales. Su diseño y economía son excelentes, de todos los ratones que he probado y analizado es sin duda el mas cómodo que he tenido en mis manos, permitiendo largas horas de uso sin cansancio gracias a que la mano reposa de forma natural, además de ser perfecto para cualquier tipo de agarre.

En cuanto al deslizamiento su comportamiento es ideal, tanto por los apoyos como por su ligereza. Nunca he sido muy partidario de ratones ultra ligeros (mi ratón personal es un Logitech G500 de hace 7-8 años que pesa como un trailer), pero ya entiendo el beneficio que tienen y la comodidad que dan en el día a día.

     

La rueda central es muy cómoda y con un tacto perfecto en el desplazamiento, haciendo las veces de botón con click firme y ligero, que no da lugar a pulsaciones accidentales. En total tenemos otros cinco botones más: dos en la parte lateral izquierda y otros dos iguales en la derecha, todos ellos configurables, y el del cambio de DPI en la parte trasera, programable mediante el software de SYNAPSE, todos muy cómodos y con una solución de diseño bastante ingeniosa.

El Razer Viper 5G  es un ratón con el que Razer ofrece una calidad superior, compitiendo con los referentes del sector gracias a su tecnología puntera en los switches y el sensor óptico. Estoy seguro que no defraudará a casi nadie, pues tiene pocos o ningún punto débil. Su agarre y comodidad son exquisitos y por tecnología, características y calidad, Razer lo pone en bandeja.

¿Merece la pena el precio a pagar? Si eres exigente, la respuesta es un rotundo sí. Y si el precio te frena, siempre existe la ventana de esperar a algún descuento o a eventos tipo Black Friday.

Por todo ello le concedo los siguientes galardones de compra recomendada:

Y por la experiencia sobresaliente y la gran sensación que me ha transmitido durante la review, le doy el privilegio del mayor galardón otorgado por nuestra mesa de análisis de hardware:

Sello Excelencia

Etiquetas

Actualidad

Botón volver arriba
Cerrar
X