AnálisisPC

Carrion – Análisis PC

Ahora tú controlas al enemigo

Desde el principio de la historia de los videojuegos, nosotros hemos sido los que hacíamos que los enemigos mordiesen el polvo, ahora, con Carrion, las tornas han cambiado. Y es que en este indie será el jugador quien controle al verdadero enemigo: Una bestia tentaculosa y aberrante con la capacidad de arrasar con todo a su paso, siendo este el motivo por el que se ha etiquetado al título como «un juego de terror invertido«, por que nosotros seremos el terror, y los insignificantes humanos no podrán hacer nada para detener nuestro paso. A continuación destriparemos (nunca mejor dicho) esta original propuesta.

La partida comenzará con nuestra monstruosidad (en un comienzo bastante pequeñita) escapando de una probeta situada en los laboratorios de un complejo científico. El juego comienza a saco; sin secuencias introductorias ni nada que se le parezca para pasar directamente a una odisea de muerte y destrucción sin precedentes. Aunque sí, parece ser que existe una historia o algo parecido, y esta se cuenta ligeramente a través de una serie de «flashbacks» en los que presenciaremos ciertos acontecimientos desde los ojos de los científicos que trabajaban allí. De todas formas no esperéis nada especial, solo habrá unos pocos de estos «flashbacks» y no llegan a detallar nada en profundidad, por un lado es una pena ya que se desaprovecha cierto potencial del título, pero por otro aquí hemos venido a montar una masacre, con lo que posiblemente más de uno no le termine dando importancia.

A medida que avancemos nuestro monstruo se hará más y más fuerte hasta límites incalculables, adquiriendo nuevas habilidades que nos permitirán avanzar en un diseño de niveles estilo metroidvania con ciertas influencias de la saga Oddworld (cosa que os detallaré más adelante). Eso sí, hubiese sido de agradecer que los desarrolladores hubiesen incluido un mapa o algo que nos diga a donde tenemos que ir, ya que en determinadas ocasiones es posible que nos encontremos algo perdidos.

Nuestro objetivo entonces será recorrer estas instalaciones expandiendo nuestra «biomasa» a través de ellas, esto se hará conquistando unos puntos de control, que además servirán para guardar partida y restablecer la salud.

En la jungla hay quien utiliza lianas, aquí utilizamos tentáculos

El juego alterna entre momentos de acción y puzles constantemente. Con respecto a la acción, esta resulta muy simple pero efectiva, hay poca variedad de enemigos y los enfrentamientos no suelen acarrear mucha dificultad, además todo estará repleto de puntos de control y pocas veces existirá esa tensión de «voy a perder y a retomar la partida cinco siglos atrás». Sin embargo, gracias al diseño de niveles y nuestro repertorio de habilidades, podremos abordar los combates de varias formas, con lo que existe cierto dinamismo dentro de esta simpleza, donde tendremos que buscar constantemente la mejor oportunidad para atacar y tendremos momentos satisfactorios. De todas formas, una mayor dificultad y más variedad de enemigos hubiera supuesto no solo un reto mayor, si no una acción muchísimo más intensa y entretenida que es lo que este juego pide a gritos.

Como he dicho antes, este juego por increíble que parezca parece estar muy influenciado por la saga Oddworld, y eso ocurre tanto en la acción antes mencionada como en el diseño de niveles y como no, los puzles. De nuevo nos encontramos ante unos puzles muy simples: acciona una palanca en el punto A para abrir la puerta en el punto B o consigue la habilidad X para superar el obstáculo Y, los que hayáis jugado a los Oddworld no tardaréis en encontrar las similitudes, pero por desgracia este juego carece de la misma complejidad. La gran carencia de dificultad en estos puzles hará que avancemos rápido y no nos frustremos demasiado, pero de nuevo es algo que resta diversión y desafío. Una pena ya que los desarrolladores han sabido alternar muy bien las diferentes mecánicas jugables, y un empujón mas en el reto haría de Carrion un juego mucho más notable.

Esta es una de esas secuencias de «flashbacks» concretamente la última y más interesante, donde tenemos que enfrentarnos a unos drones. En el resto de secuencias no haremos nada especial. Un aspecto al que no se le ha sacado todo el partido que debería

Y en estos puzles entra también el repertorio de habilidades de la criatura, ya que según nuestro tamaño actual podremos usar unas u otras, con lo cual tendremos que cambiar nuestro tamaño según el puzle a resolver. Esta característica se podría aprovechar para crear tensión en momentos en los que, por ejemplo, tengamos que reducir nuestro tamaño al mínimo (teniendo menos salud) y vernos obligados a luchar contra enemigos poderosos. Sin embargo, el juego es tan fácil que tampoco consigue crear tensión en este sentido, pero sí que aporta algo más de dinamismo en los puzles.

Con respecto al diseño de niveles, en ocasiones resulta muy confuso y laberíntico (ya he dicho que se agradecía la inclusión de un mapa) pero cuando encontremos el rumbo correcto no habrá nada que nos detenga. Donde más creo que destaca es a la hora de los combates, ofreciéndonos diferentes formas de afrontarlos. Por ejemplo habrá situaciones que podamos superar sin matar a ni un enemigo, podemos acechar desde un conducto de ventilación para dar caña con los tentáculos al primer desprevenido que pase, o también poseer a algún humano para matar al resto a tiros, entre otras muchas posibilidades.

Pero donde más destaca el apartado jugable es en el control. Nuestra bestia se mueve en todas direcciones con facilidad gracias a sus tentáculos lo que permite que nos desplacemos con mucha facilidad por los niveles, así como también nos podremos desenvolver increíblemente bien en el combate, y esto sucede tanto con mando como con teclado y ratón. Sin duda uno de los aspectos más trabajados de Carrion y hay que darle su reconocimiento.

La habilidad más divertida de la criatura es la de poder poseer a otros humanos. Ese apéndice que se ve en la captura se mete en el sistema nervioso de la víctima, permitiéndonos tomar su control para resolver algunos puzles o liquidar a algunos enemigos. En caso de poseer a un enemigo débil también podremos meternos dentro de él y hacerle explotar… Brutal

Creo que este puede ser uno de los mejores aspectos del juego y no es para menos. A cualquier amante de la ciencia ficción y el terror se le hará la boca agua con la ambientación del título y su pixel art exquisito y detallado. Ya que las instalaciones que recorreremos se componen de varios «biomas» todos perfectamente recreados con respecto a lo que pretenden representar, pero sobre todo, lo mejor es la bestia que controlamos.

Se trata de una monstruosidad roja compuesta por una masa de ojos, bocas y muchos tentáculos con un diseño que oscila entre «La Masa Devoradora» de The Blob y las criaturas de La cosa, que ademas tiene buenas capacidades para adaptarse al medio y es prácticamente imparable. Lo que deja a este juego indie con el honor de haber diseñado a una de las mejores criaturas del terror y la ciencia ficción que se han visto jamas. Y si no me creéis ahora seguramente si cuando os pongáis a los mandos y veáis de lo que es capaz. Además, Carrion es también un juego muy atmosférico, algo que no consigue solo con sus gráficos sino con su genial banda sonora que acompaña de lujo a todas las situaciones a las que tendremos que hacer frente.

En estos puntos de control retomaremos la partida en caso de morir. Será obligatorio conquistarlos todos para completar los diferentes biomas del juego

Se ha dicho que Carrion es un título demasiado fácil y que tiene elementos desaprovechados, pero ni mucho menos es un juego malo. Controlar a la criatura es una sensación única nunca vista antes, y  los puzles y la acción, pese a su escasa dificultad llegan a ser entretenidos. Pero si hay que tener en cuenta que también es un juego algo corto y cuesta 19,99€, con lo que quizás os sintáis mejor comprándolo de oferta.

De todas formas es una propuesta original dirigida a los fans de la ciencia ficción, el terror, los tentáculos y las biomasas repugnantes así como de quienes gustan de los metroidvanias. Por lo que si sois el público objetivo no os arrepentiréis de comprarlo pese a sus carencias.

Carrion

Puntuación Final - 6.5

6.5

Interesante

Un juego que podría haber aprovechado más su concepto pero que sigue siendo una propuesta muy recomendable.

User Rating: Be the first one !
Etiquetas

Nukem

Ingeniero informático, en el mundo de los videojuegos desde que cogí la escopeta de doble cañón en DooM 2 y muy fan de los First Person Shooter clásicos. System Shock 2 es el mejor juego de la historia.

Actualidad

Botón volver arriba
Cerrar
X