AnálisisPS4

F1 2020 – Análisis PS4

Acelera un poco más

En 1998 calló en mis manos F1 World Grand Prix para Nintendo 64. El título de Paradigm Entertainment (que cerró sus puertas en 2008) se colocó como uno de los referentes de la simulación de la Formula 1 durante aquella época. ¿Y por qué me voy tan lejos? pues porque las sensaciones que me ha transmitido F1 2020, tal y como me pasó entonces, me ha introducido totalmente en el gran circo de la Fórmula 1. Desde que Codemasters se hizo con las riendas del mundial de monoplazas en 2010, ha ido demostrando su maestría a la hora de desarrollar videojuegos de conducción con cada una de las entregas. Ahora, con el título que cierra la actual generación, refina una fórmula que ha ido perfeccionando durante toda una década y le pone la guinda al pastel con el nuevo modo “mi equipo”, que hará las delicias de todo aquel que echara en falta un entorno de gestión en esta saga.

La principal novedad de este año (junto a los nuevos y divertidos circuitos de Hanoi y Zandvoort) reside en el mentado modo mi equipo, el cual nos pone en la piel de un audaz y acaudalado piloto que puede permitirse el lujo de formar su propio equipo de Fórmula 1, emulando los pasos de personajes como David Murray, que en 1952 fundó Ecurie Ecosse y se puso a los mandos del monoplaza de la escudería. La estructura parte del anterior modo carrera (modo piloto en esta ocasión), sobre el cual expande la gestión con nuevos sistemas pero manteniendo, por ejemplo, las entrevistas y los árboles de evolución de I+D. 

Nada más comenzar deberemos crear el equipo, para lo cual podremos escoger nombre, configurar los colores y el escudo, e incluso elegir el distribuidor de motor en función del presupuesto que estemos dispuestos a invertir en ese apartado. Seguidamente crearemos a nuestro avatar, contrataremos a un compañero y elegiremos al primer patrocinador oficial. A la hora de tomar estas decisiones deberemos tener presente el equilibrio entre el presupuesto disponible, el rendimiento de los motores, el prestigio del piloto elegido y las aportaciones semanales y los bonos por objetivos que nos vaya a portar el patrocinador escogido, siendo estos los primeros elementos de gestión que nos encontraremos.

A partir de aquí, y tras la rueda de prensa de la presentación oficial del equipo, dará comienzo la pretemporada del mundial, momento en cual podremos empezar a gestionar el tiempo disponible hasta el primer gran premio de la temporada. De esta forma podremos escoger entre gastar días en impulsar el departamento de aerodinámica, realizar escapadas con el equipo, promover eventos de publicidad, realizar sesiones de entrenamiento, etc. Todo ello contribuirá a subir las diferentes estadísticas del equipo (grupo motor, aerodinámica, chasis y durabilidad), de los pilotos (experiencia, habilidad al volante, reflejos y ritmo) o de prestigio y recursos (piloto, equipo, puntos de recursos y dinero). Así se estructura la base del sistema de gestión que, pese a perecer algo abrumador al principio, rápidamente se descubre como un sistema ágil y funcional. No cuenta con la profundidad que puedan mostrar títulos como Motorsport Manager, pero tampoco lo pretende en ningún momento.

F1 2020 - Análisis PS4
En el modo «Mi equipo» podremos ir mejorando el coche, dependiendo de nuestro rendimiento, a medida que pasen los grandes premios

Todas estas mejoras serán clave para la evolución del coche, de su rendimiento y por lo tanto del equipo. El cual irá ganando prestigio a medida que vayamos cumpliendo con los objetivos de los patrocinadores y vayamos mejorando en los resultados de los grandes premios. De esta forma podremos acceder a mejores patrocinadores a través de los cuales obtendremos un mayor presupuesto que nos permitirá a su vez ir mejorando el monoplaza. No estamos ante algo revolucionario, ni mucho menos, pero el título sabe equilibrar muy bien cierto grado de profundidad con la gestión ágil de todos estos parámetros para entregarnos una experiencia que consigue mantenernos enganchados en todo momento, haciendo que las carreras y la gestión del equipo queden completamente ligadas, lo cual da la sensación que cada pequeño detalle importa en esta nueva aventura de capitanear nuestra propia escudería. Ahora bien, si tenemos que resaltar algo negativo, podemos hablar de las preguntas planteadas en las entrevistas. En este aspecto quizá le habría venido bien algo más de variedad o un enfoque diferente, pues tanto la ejecución técnica como las propias preguntas en sí, son los puntos en los que más se rompe esa magia de estar inmerso en un fin de semana de competición totalmente realista.

Acumulación de monoplazas en F1 2020
La recreación de las aglomeraciones y el comportamiento de la IA es increíblemente realista

Cuando nos ponemos a los mandos del coche el juego muestra su mejor cara. Codemasters domina el género como pocas desarrolladoras y con la edición de este año pule algunos aspectos que terminan de redondear la experiencia al volante. Una de las novedades más importantes reside en la gestión del sistema de ERS. En esta ocasión solo necesitaremos hacer uso de un botón. De entrada el coche gestiona de forma automática la carga, a fin de no bajar el ritmo por vuelta, mientras mantiene una cantidad suficiente de energía. Al accionarlo conseguiremos potencia extra para los adelantamientos mientras observamos cómo baja la carga del dispositivo. De esta forma el uso se vuelve más intuitivo y agradecido que en la entrega del año pasado.

Benetton en F1 2020
La inclusión de temporadas clásicas resulta un añadido de lo más interesante que nos permite competir con varios de los monoplazas más icónicos de todos los tiempos

En cuanto a las sensaciones que transmite el coche, el juego simplemente alcanza la excelencia. El monoplaza despliega toda su potencia en cuanto salimos a pista, de tal forma que si nos aventuramos a comenzar sin ayudas y sin experiencia previa en la saga, es más que probable que acabemos fuera de pista a las primeras de cambio. Algo que se soluciona activando algunas de las mentadas (y variadas) ayudas que nos ofrece. A medida que vayamos practicando podremos ir desactivándolas y experimentando una conducción cada vez más realista. La sensación de velocidad, la gestión de la frenada y el paso por curva son exquisitos. Algo que se refuerza con las diferentes respuestas de los vehículos a medida que modifiquemos los parámetros de aerodinámica, la gestión de los neumáticos o que nos veamos azotados por los cambios meteorológicos. Otro aspecto fundamental es el de la inteligencia artificial de los rivales, que siguen comportándose de forma desafiante a la par que sorprendentemente coherente a la hora de facilitar adelantamientos y evitar colisiones, aunque de vez en cuando nos seguiremos encontrando con alguna que otra situación “peculiar”.

Jordan de 1991 en F1 2020
El Jordan de 1991 luce espectacular

Por otra parte, nos encontramos ante la edición más accesible que ha realizado la propia Codemasters. A la ingente cantidad de opciones de ayuda que nos ofrece, hay que sumarle el nuevo modo “casual”, el cual activa todas las ayudas del modo tradicional, elimina las penalizaciones de velocidad y manejo al salir de pista, y añade asistencia al paso por curva y funciones de regreso a pista. Esto, junto al modo multijugador a pantalla partida, convierte al juego en un título apto para echar pachangas con los amigos o la pareja de forma fácil y rápida, consiguiendo que podamos divertirnos en compañía sin necesidad de que todos los participantes cuenten con experiencia previa en la saga.

Además del modo mi equipo, en el modo piloto (al igual que en entregas anteriores) podremos empezar a competir en la categoría de F2, para poco a poco ir ascendiendo y acabar fichando por alguno de los prestigiosos equipos de la F1. Entre la oferta para disfrutar en solitario también contamos con carreras contrarreloj, campeonatos con diferentes configuraciones, campeonatos de monoplazas clásicos de temporadas anteriores y retos de habilidad y persecución que pondrán a prueba nuestra habilidad al volante.

Modo a pantalla partida en F1 2020
El modo a pantalla dividida es una opción válida para divertirnos en compañía gracias a las opciones de asistencia

En la vertiente multijugador podemos encontrar eventos con carreras especiales, que por ejemplo recrean carreras de la actual temporada, así como participar en grandes premios programados para un día y una hora en particular. A esto debemos sumarle la posibilidad de crear ligas personalizadas o el funcionamiento de la “Superlicencia” que marcará nuestros niveles de deportividad y habilidad, entre otros parámetros. La búsqueda de partida está funcionando realmente bien, tardando poco más de un minuto en encontrar sala, mientras que el rendimiento online ha resultado bastante estable en todo momento. Para finalizar con el apartado online, este año se ha añadido el Podium Pass, una especie de pase de temporada que dará acceso a ciertas recompensas estéticas para el juego en línea. Un modo de financiación alternativo que de momento se comporta de forma respetuosa con el título y no afecta a la parte jugable. Las carreras a pantalla partida son una más que agradable noticia para poder disfrutar en casa y meterle el codo a nuestro rival mientras nos medimos en la pista.

F1 2020 supone el colofón de Codemasters a una evolución que a lo largo de los años ha ido perfeccionando la experiencia. A nivel técnico hay poco que añadir, podemos apreciar algunas mejoras sutiles, pero en general el juego luce prácticamente igual que la entrega anterior, con unos monoplazas recreados al detalle, unos circuitos que lucen de maravilla y una lluvia que resulta de lo más realista. Nos encontramos ante la que seguramente sea la mejor entrega de la saga y, a su vez, uno de los títulos más fieles en cuanto a la recreación del gran circo de la Fórmula 1. Generoso en la oferta de modos, exquisito al volante y tan retante como uno quiera a la par que accesible. La desarrolladora británica tira de experiencia y vuelve a la pista cerrando la generación con su entrega más completa y pulida hasta la fecha. Un videojuego totalmente recomendado para cualquier aficionado al mundial de monoplazas más relevante de la actualidad.

F1 2020

Puntuación Final - 9

9

Imprescindible

El título más completo en torno al gran circo de la Fórmula 1. Una gran cantidad de modos de juego que se suman a un control y unas sensaciones que nos transportan directamente al asiento de los monoplazas más rápidos del planeta. Codemasters firma la mejor entrega hasta la fecha de esta serie anual que ya lleva 10 años acompañándonos.

User Rating: Be the first one !

David Oña

Con videojuegos en mi vida desde la más tierna infancia. Disfrutando de aprender cada día un poco más y consciente de una sola cosa, en la percepción de una obra no existen verdades absolutas. Jugar, debatir y disfrutar.

Actualidad

Botón volver arriba
X