AnálisisPC

Zengeon – Análisis PC

Un complicado equilibrio

Los juegos como experiencias a veces no son lo que parecen. Todo cambia desde que los ves hasta que los pruebas o incluso según avanzas en ellos. Esas impresiones solemos esperar que sean lo más positivas posible, pero eso no es siempre así, ya que un videojuego al final es un conjunto de decisiones de diseño que puede conectar contigo o no, o simplemente ser un desastre. En este caso Zengeon, ha sido toda una experiencia que me ha llevado desde la más absoluta frustración e incomprensión hasta el más puro vicio y disfrute.

La base de la historia en Zengeon es muy sencilla, un mal encerrado que se libera y un grupo de estudiantes con capacidades especiales que van a combatirlo. Una historia muy típica, que el juego se empeña en enfatizar con ciertas conversaciones y detalles, pero que a la hora de la verdad importa bien poco. Entre otras cosas, esta falta de relevancia se debe a una mezcla entre un guión sencillo y una traducción al inglés algo deficiente.

El rollo estudiantil es muy típico en estas historias, aunque aquí es algo más contextual. Poco profundo en lineas generales

Al final el argumento sirve sobre todo como contexto, con el cual nos hacemos una ligera idea de donde nos estamos metiendo y que es lo que ocurre a nuestro alrededor. Un concepto muy efectista que, si bien tiene cierta lógica en un juego así, acaba resultando un poco decepcionante, sobre todo porque es bastante evidente que podría aprovecharse muchísimo más.

De todas formas, juzgar a la totalidad del juego por su argumento y narrativa sería injusto, ya que la intención final del mismo no es centrarse en esto, y pese a que no es un juego perfecto podría decirse que tanto el apartado visual como el mecánico especialmente, sí destacan.

Una de las cosas más difíciles a la hora de hacer un videojuego es el equilibrio de su sistema. Hay varios sistemas y en parte como los gestiones darán a tu juego una personalidad u otra. Por ejemplo, la dificultad de un Diablo no tiene nada que ver con la de un Dark Souls o incluso con la de League of Legends. Son juegos distintos que tiene no solo mecánicas distintas, sino sensación de juego distinta. Incluso si comparamos el mismo LOL con el Diablo directamente, podemos ver que no tienen nada ver más allá de cuatro detalles y la posición de la cámara. En el caso de Zengeon tenemos un juego un poco complejo de ubicar, ya que aunque a priori es difícil, la cosa cambia según avancemos.

El combate es divertido sobre todo cuanto más avanzado estas, aunque por contra a veces puedes sentirte poco desafiado

La forma más fácil de explicar la sensación de juego es hablar directamente de mi propia experiencia con el mismo. Al principio y por lo evidente de su formato, intenté jugarlo con teclado y ratón, un rotundo error que solo me provocó frustración e incomprensión. Todo esto debido a que el juego tiene un nivel de exigencia en principio algo extraño, ya que nos exige que creemos un equilibrio entre huir de los enemigos y lanzarles ataques. Esta forma de jugar es muy similar al LOL, tenemos tres ataques y una esquiva que a veces hace daño y a veces no dependiendo del personaje que utilicemos. Con esta combinación debemos crear una dinámica en la cual podamos ir atacando sin parar de movernos, de cara a recibir la menor cantidad de daño posible. Todo esto con teclado y ratón es un infierno como ya he comentado, profundamente complicado y poco accesible, pero por suerte tiene solución, usar mando.

Una vez nos demos cuenta de que necesitamos usar el mando la experiencia cambiará completamente. Sentiremos la dificultad de Zengeon, pero nos veremos capaces de enfrentarnos a ella, todo será más lógico y asequible, pero entonces nos percataremos de otras carencias. Primero debo aclarar que a grandes rasgos estamos ante un juego divertido, donde además de las habilidades tendremos una gran cantidad de objetos que nos permitirán mejorar nuestras capacidades o tener habilidades secundarias. El problema es que lo que un principio es el gancho del juego acaba convirtiéndose en su lastre, ya que pasamos de un juego difícil donde el movimiento es esencial, a uno más normalito donde podemos superar sus obstáculos sin mayor esfuerzo. En parte sentirte tan poderoso es agradable porque tienes la sensación de habértelo ganado, pero en el fondo es decepcionante porque la dificultad de un juego debería ser algo gradual y escalable.

El modo guard tiene su encanto y puede llegar a ser difícil, pero a la larga acaba cansando un poco y haciéndose tedioso

Tenemos un modo multijugador que en apariencia promete mucho y que podemos activar en mitad de una partida. Pero digo en apariencia porque no he sido capaz de probarlo, no había nadie al menos en las franjas de tiempo que he jugado que no han sido pocas. De todas formas si nos sabe a poco el modo historia y el multijugador no es una opción, tendremos el Guard Mode, un modo de resistir oleadas que tiene su gracia, aunque no demasiada profundidad.

Zengeon es un juego bastante vistoso, pese a que sus menús no son gran cosa y las pocas conversaciones que hay pueden ser hasta tediosas, cuando estamos en plena acción la cosa se pone muy interesante. Tenemos un uso de los colores bastante sencillo en esencia, pero muy bien utilizado, sobre todo para diferenciar a los personajes de los enemigos, de tal manera que sin tener que fijarnos mucho se vuelven muy reconocibles.

En cuanto al apartado sonoro aquí ya si tenemos un bajón bastante notable. La banda sonora si bien no es mala es increíblemente escueta y poco trabajada, llegando al punto de que el bucle de la misma es un silencio en la canción bastante notable. En cuanto al resto de sonidos del juego son bastante correctos y cumplen su función, pero en general no hacen al juego más espectacular, algo que afecta bastante al hecho de apreciar mejor como lo percibimos.

Aunque la narrativa y el argumento no son destacables, el juego por lo menos se esfuerza en hacer una presentación vistosa

Dependiendo del apartado en el que nos centremos Zengeon se hace más o menos atractivo. En general es un juego que no está especialmente equilibrado, pero aún así consigue ser divertido. Y es de agradecer porque al final lo que queda es la sensación de que pese a todo, lo estamos pasando bien, y sobre todo que de alguna manera estamos ante una experiencia que nos invita a volver a ella.

De todas formas, estamos ante la versión de PC y de cara a finales de año saldrá la versión de consolas. Seguramente según pasen los meses perfilen el juego y lo actualicen, así que es posible que estemos ante un juego que aún le quede mucho por demostrar, solo el tiempo lo dirá.

Zengeon

Puntuación Final - 7

7

Interesante

Un juego divertido y entretenido, aunque poco ambicioso.

User Rating: Be the first one !
Etiquetas

Francisco Jose Moreno

Gran Fan del Zelda, Final Fantasy, Metal Gear y largo numero de Etc. Lo mío son los juegos que me divierten simplemente o los que me llegan a la patata. No creo que nadie pueda sentar cátedra en opinar sobre videojuegos.

Actualidad

Botón volver arriba
Cerrar
X