Artículos

Jugamos a Blood Count, la segunda misión DLC de Zombie Army 4: Dead War

Una ambientación algo desaprovechada

La premisa de Blood Count es el sueño húmedo de cualquier fan de la serie B, llevando aún más al límite la ya de por sí atractiva trama de Zombie Army 4: cazar zombies nazis en Transilvania para investigar los experimentos que los seguidores de Hitler han llevado a cabo en un misterioso castillo. Nazis, zombies nazis (en la campaña original pudimos disfrutar de escualos zombieficados) y ahora nos enfrentamos a vampiros zombies nazis. Como diría Freddie Mercury: is this the real life? Is this just fantasy?

Por desgracia, a pesar de lo prometedor que pudiera parecer el concepto y de lo divertidas que son las tres horas que os llevará acabar el contenido (más si decidís encontrar todos sus secretos y conseguir las máximas puntuaciones), se siente como una localización de la que se podría haber extraído mucho más gracias a su temática. Muy pocas novedades en los enemigos que enfrentaremos y demasiados escenarios familiares hacen que se sienta como una oportunidad perdida, a pesar de que el conjunto sigue siendo tremendamente efectivo a la hora de divertirnos con su frenética acción y su humor negro.

Los nuevos enemigos de Zombie Army 4
Estos enemigos con aspecto de vampiro son de los pocos elementos relacionados con los chupasangres que aprovecha el DLC

Blood Count comienza justo después de lo acontecido en Terror Lab, la primera misión DLC del Pase de Temporada. Tras descubrir que una serie de cultistas nazis están haciendo más investigaciones relacionadas con el más allá, las pistas llevan a nuestro protagonista a Transilvania, donde un diabólico conde está usando a humanos para misteriosos experimentos en su enorme castillo.

Durante las cuatro fases que contiene este nuevo episodio, visitaremos parajes helados en nuestro camino hacia el castillo, el pequeño poblado que hay antes de visitar el hogar del conde y un laboratorio subterráneo con un impresionante nivel que involucra una excavadora gigante.

El castillo del conde en Blood Count
Mientras que el diseño de los alrededores del castillo resulta impresionante, su interior es más familiar de lo que nos gustaría

Blood Count es igual de divertido que todo lo jugado hasta ahora de Zombie Army 4: mantiene su sentido del humor, sus detalles macabros y sus emocionantes tiroteos contra una gran variedad de no-muertos. Unos de los enemigos que añaden son una nueva variedad de arrastrados con aspecto de vampiro, que dan imagen a la portada del contenido.

Por desgracia, no son particularmente diferentes más allá de su aspecto de otros zombies que enfrentamos; además, la localización más novedosa y que podría haber dado un escenario formidable en sus interiores, el castillo del conde, se transforma demasiado rápido en un nuevo laboratorio. Incluso la emocionante última parte con la excavadora recuerda en su estructura vertical a partes de la campaña principal. Todas las fases siguen teniendo un gran acabado y extensión, además de estar repletas de secretos por descubrir, como hemos podido disfrutar en el título original. Aunque da la sensación de que se podría haber aprovechado más esta ambientación, el conjunto final sigue siendo muy disfrutable.

Además de estos nuevos niveles se ha añadido un nuevo protagonista, una suerte de lanzagranadas nuevo (que se ha hecho un hueco en mi arsenal para futuras incursiones), nuevas skins para que las armas luzcan recubiertas de sangre y diferentes diseños de máscaras de gas para los personajes.

Blood Count es un episodio de transición dentro del Pase de Temporada de Zombie Army 4. Su temática y ambientación podría haber dado mucho más de sí, y su trama termina sin apenas crear anticipación de cara al siguiente capítulo. Sin embargo el contenido que ofrece sigue siendo de la misma calidad a la que nos tiene acostumbrados Rebellion: fantásticos tiroteos e interesantes escenarios con múltiples detalles y coleccionables que descubrir. Por 6,99 € que cuesta este contenido por separado del Pase de Temporada, es difícil no recomendarlo si tienes ganas de continuar cazando zombies en este fantástico universo.

Etiquetas

Alejandro Morillas Tellez

Fisioterapeuta/osteópata de día, hipnoterapeuta cuando es necesario y apasionado jugador de videojuegos por la noche. Los primeros juegos que relaciono como favoritos son Catherine, Vanquish, Overwatch y Kingdom Hearts. Pero siempre estoy disponible para un Tekken, un Vermintide o una maratón de Metal Gear.

Actualidad

Botón volver arriba
Cerrar
X