AnálisisSwitch

Dread Nautical – Análisis Switch

Unas vacaciones de lo más lovecraftianas

Desde hace unos años soy bastante fan del legado creado por H.P Lovecraft. Casi todo el mundo interesado en el terror conoce la obra de este famoso autor, y esto es gracias a su forma de tratar con el miedo que tiene el ser humano a lo desconocido. La existencia de dioses tan poderosos que escapan a nuestra comprensión, la pérdida de nuestra cordura al intentar comprender los secretos del universo. Todos esto gira en torno a esa idea de que hay cosas nunca sabremos, y que si intentamos averiguarlo, acabaremos mal.

En la industria de los videojuegos se ha intentado transmitir muchas veces la magia de sus libros, pero no es tan fácil como parece ¿Cómo representas algo que la mente humana no puede procesar por su complejidad? Zen Studios ha sido uno de los últimos en intentarlo con Dread Nautical, pero lo ha hecho de una forma diferente. En vez de centrarse en la fidelidad de la obra de Lovecraft y en hacer un título de terror, ha decidido tomar su ambientación para crear un juego de estrategia.

Justo cuando nos decidimos tomar unas merecidas vacaciones, el universo se pone en nuestra contra. De la noche a la mañana la mayoría de la tripulación ha desaparecido. La única persona que encontramos, Jed, nos dice que vayamos a buscar suministros y buscar a posibles supervivientes, así que nos ponemos manos a la obra. No tardaremos en encontrar a un Thrall, una extraña criatura que intentará comernos vivos. pero por suerte gracias a una tubería de hierro solo nos daremos un pequeño susto. Así se nos introducirá el sistema de combate del juego.

Como he dicho, Dread Nautical es un juego de estrategia. El combate esta dividido en turnos, donde nuestras unidades tienen cierto limite de puntos de acción para moverse, atacar, curarse o activar sus habilidades. Al principio será muy fácil hacerse a este sistema, ya que los enemigos solo serán capaces de atacar cuerpo a cuerpo y nuestro pelotón contará con un solo miembro. Cuando avancemos y consigamos reclutar a diferentes personajes tendremos que tomar en cuenta el triple de acciones. Mientras, los enemigos cada vez serán más numerosos y complejos, por lo que tendremos que tener en cuenta sus ataques y puntos débiles para no ser arrollados.

Tendremos cuatro protagonistas entre los que elegir. Cada uno con sus propias habilidades únicas

Pero un combate en si no será complicado. Los enfrentamientos están divididos en las salas que iremos explorando y sin contar ciertas excepciones, no estaremos muy superados en fuerza bruta. Aquí jugamos a una prueba de resistencia. Todas nuestras armas tendrán un número limitado de usos antes de volverse inútiles, así que es importante saber cuando usar cada una para que ningún personaje se quede sin forma de hacer daño.

Por suerte, no somos los únicos supervivientes. A lo largo de las diferentes plantas iremos encontrando a diferentes supervivientes de la tripulación. Pero no estarán dispuestos a unirse a nuestra tripulación por las buenas, ya que no saben en quien pueden confiar. Cada vez que nos encontremos a una persona, tendremos una oportunidad de aumentar su confianza a través de un diálogo. Eso sí, si elegimos la opción incorrecta, se distanciarán aún más de nosotros, retrasando aún más su unión. En ocasiones también tendremos la oportunidad de realizar una pequeña misión extra para incrementar en gran medida esta barra de confianza.

Eso sí, un fallo que tiene Dread Nautical es la inteligencia artificial de estos supervivientes. Cuando los encontramos en un nivel se mueven libremente, y se enfrentarán a los enemigos con los que compartan habitación. Eso significa que es posible si abrimos una habitación y ambos bandos se encuentran en la otra punta, nuestro aliado recibirá varios golpes antes de que podamos hacer nada. También pisarán de forma eventual todas las trampas de la sala y, para colmo, su vida no se recupera de un día para otro. Esto puede llegar a ser muy estresante, debido a que el jugador no puede hacer nada para evitarlo.

Cada ciertos niveles nos encontraremos a jefes que pueden ponernos contra las cuerdas fácilmente si nos descuidamos

Una vez reclutados, cada miembro de la tripulación cuenta con habilidades únicas. Por ejemplo, el ágil Giorgio puede esquivar las trampas del campo y no recibir daño, mientras que el experimentado Bill recuperará puntos de acción a nuestros compañeros tras acabar con un enemigo.

También es importante contar con una amplia gama de personajes disponibles, ya que tras cada día los miembros que hayamos usado para ir a explorar sufrirán fatiga mental. Eso significa que estamos obligados a ir variando la composición de nuestra formación y que si queremos llevar constantemente a tres miembros más nos vale contar con bastantes aliados.

Todos los días antes de salir a explorar despertaremos en nuestra pequeña base. Este no es solo un lugar de paso para conversar con el resto de supervivientes, también será el centro de mando. Desde reparar nuestras herramientas a crear nuevos espacios para la tripulación, aquí haremos todo lo no relacionado con la acción directa.

Cada estación de trabajo tendrá un nivel que podremos mejorar inviertiendo chatarra en ella. Esta la conseguiremos derrotando enemigos o looteando las diferentes habitaciones del barco. Con esta valiosa chatarra también podremos mejorar nuestras armas, repararlas y crear botiquines, por lo que es el recurso más versátil. El equilibrio entre mantener un buen número de herramientas e invertir el resto en mejorar las estaciones es un buen desafío.

Pero también contamos con otros dos recursos: la comida y las runas. La comida es el recurso más vital, sin el, la tripulación perderá gradualmente vida hasta el punto de morir. Es fundamental que cada vez que exploremos un nivel consigamos suficiente comida para alimentar a todos los miembros de nuestro grupo, ya que si no, no recuperarán su vida al final del día.

El juego cuenta con un códice donde podemos consultar los datos aprendidos de los enemigos. Conocer al enemigo es fundamental para ganar

Por último tenemos las runas. Estas se obtienen de la misma forma que la chatarra y sirven para subir de nivel a nuestros personajes. Por cada nivel podemos mejorar una de sus características, aunque algunas de ellas se sienten mucho más importantes que otras. En cuanto desbloqueé esta función dediqué los primeros ocho niveles de mis personajes a maximizar sus puntos de acción e inventario, ya que las mejoras de ataque y defensa son del 5% por nivel y se sientes bastante insignificantes en comparación.

El principal problema que he visto con este título ha sido su curva de dificultad. Llega un punto a partir de cierta planta que tienes cierto límite de tiempo antes de que todo el nivel empiece a infestarse de encuentros. Aparte, para cuando llegas a este punto los enemigos empiezan a ser bastante fuertes y requieren varios usos de tus armas. Esto puede llegar a ser muy frustrante, aunque por suerte siempre se puede volver a niveles anteriores a conseguir más recursos para subir de nivel el equipamiento y los personajes.

Por otro lado, Dread Nautical busca trasmitir una atmósfera Lovecraftiana fuerte, pero a veces deja que desear. Por mucho que los supervivientes digan que no paran de tener visiones o ver a gente muerta, el jugador nunca sufre de esto, por lo que al final queda simplemente como un adorno más. Aún así, uno de los puntos fuertes a la hora de vender la ambientación de este juego son sus diálogos, es una pena que a veces se sientan que no están explotados al máximo.

El sistema de diálogos se siente algo desaprovechado. Es una pena que no se le de más uso a lo largo de la historia

En definitiva, Dread Nautical es un juego de estrategia muy sólido y entretenido que ofrece un desafío muy prometedor. Es una pena que tenga varios aspectos que pulir, porque de no ser así podríamos estar frente a una de las joyas del género junto con X-COM, porque incluso con sus fallos he disfrutado mucho con esta experiencia.

Tanto si te gusta el género como si te gustan los juegos inspirados en la obra de Lovecraft, Dread Nautical es una buena consideración. Si, como yo, eres un fan de ambos, posiblemente sea una adquisición obligatoria en tu biblioteca que va a aportarte muchas horas de diversión.

Dread Nautical

Puntuación Final - 7.5

7.5

Recomendado

Un juego de estrategia bastante sólido con una ambientación original. Es una pena que sus errores a veces sean tan notorios y que no termine de explotar sus puntos fuertes.

User Rating: Be the first one !
Etiquetas

Regas

Educador infantil con mucho tiempo libre. Amante de la narrativa y los rpg, llevo jugando desde que tengo uso de memoria.

Actualidad

Botón volver arriba
Cerrar
X