AnálisisPC

Deep Rock Galactic – Análisis PC

El ataque de los enanos mineros

Los shooters cooperativos parece que están cogiendo fuerza en los últimos años, donde hemos podido disfrutar, por ejemplo de la saga Vermintide o el reciente GTFO, que aún se encuentra en early-access. Y justo aquí tenemos un título que se suma al género, acabando por fin su acceso anticipado interminable: Deep Rock Galactic. Un juego en el que exploraremos minas alenígenas con un grupo de enanos que disparan antes de preguntar. Suena bien, ¿verdad? A continuación veremos si este juego merece la pena, pero sobre todo, si consigue innovar en un género marcado por la irremediable repetitividad.

Una vez tengamos elegida una de las cuatro clases disponibles nos pondremos manos a la obra sin más dilación, ya sea en solitario o en cooperativo (que es lo más recomendable).

En este juego exploraremos minas generadas proceduralmente y destructibles en su totatilidad. No hay pared que no podamos atravesar, no hay mineral que no podamos picar y no hay enemigo que no podamos matar. Lo cual ya de entrada da muchísimas posibilidades a la hora de generar sucesivas partidas diferentes y únicas.

Por otro lado, cada misión exige cumplir ciertos objetivos: recoger tal y cual mineral o atrincherarnos en cierto lugar mientras reparamos lo que sea. Lo cierto es que el juego no ofrece mucha variedad de objetivos en las misiones, pero lo que es aún peor: por muy diferentes que sean las tareas que nos encargan, siempre tienden a desarrollarse de la misma forma. Pero a su favor hay que decir que al menos la generación procedural de niveles funciona bastante bien, y pese que al cabo de las muchas horas de juego comenzaremos a ver ciertos patrones comunes, los niveles se generan lo suficientemente bien como para parecer bastante diferentes entre partidas.

En el bar que hay en nuestro cuartel general; podemos parar a beber unas birras, bailar o patear barriles entre que nos ponemos a elegir misión o esperamos jugadores

De todas formas no estamos aquí solo para picar minerales como si esto fuera el Minecraft. También hemos venido a desplegar nuestra brutal potencia de fuego para no dejar títere con cabeza en la mina. Y no es para menos, nuestros personajes serán enanos, pero son armas tomar.

El juego gestiona la acción de manera similar al resto de shooters cooperativos: tendremos que luchar contra hordas repentinas de enemigos mientras nos preocupamos de revivir a nuestros compañeros si caen, además también habrá enemigos especiales y algún que otro jefe.

Aunque pueda parecer que hasta este punto ya lo hemos visto todo, Deep Rock Galactic le da su toque propio. Por ejemplo, será común que en mitad de la batalla tengamos que atacar a los enemigos específicamente en sus puntos débiles, o también lidiar con obstáculos propios del nivel: plantas que disparan pinchos, grietas que se abren en el suelo, etc… Otro asunto importante, es gestionar nuestras reservas de Nitra, un mineral que sirve para solicitar cargamentos de munición, lo que será fundamental en los niveles de dificultad más altos.

Nuestros personajes no es que corran como el Slayer del Doom, pero si que tienen herramientas para escalar o acceder a puntos altos, siendo esta una forma importante de moverse en el juego. Estas herramientas, aunque no hacen daño a los enemigos también serán fundamentales en medio de la batalla. Y es que más de una vez nos veremos huyendo de un enjambre de bichos mientras nos lanzamos por una tirolina, creada por nuestro mismo personaje.

Al final tenemos un juego que aunque pueda hacerse repetitivo con su falta de objetivos diferentes entre niveles, lo compensa muy bien con una buena generación procedural y una acción muy divertida.

La mayoría de los enemigos de este juego son criaturas de aspecto «insectóide»

Uno de los motivos para viciarse a un shooter cooperativo es el sacarle todo el provecho posible a las clases que ofrece. En este juego tendremos cuatro: ingeniero, explorador, artillero y excavador.

A diferencia de muchos otros títulos del género, aquí todas las clases se sienten únicas y no redundantes, encontrando cada una su lugar perfectamente definido en la partida. Evidentemente, con todas ellas podemos disparar y matar, pero si diferencian en las distintas herramientas que pueden llevar.

Por ejemplo, el explorador tiene como principal función iluminar las cavernas con su pistola de bengalas, algo que en los niveles más extremos es realmente vital. Si en cambio llevamos un excavador, pues tendremos mucho más poder que el resto para atravesar la roca: nosotros un taladro brutal y el resto un simple pico.

Aparte de tener herramientas propias, cada clase tendrá sus armas principales y secundarias propias. Además, todo esto se puede mejorar invirtiendo los recursos obtenidos en la mina (así que acordaos que picar todo lo que veáis). De manera que podemos comprar una bestialidad de mejoras y configurar las clases según el estilo de juego que nos apetezca, y tampoco faltarán los cosméticos y todas esas cosas que os gustan. Por cierto, todo ello sin tener que poner un céntimo de dinero real, ¡Aprended todos los AAA!

Conseguir todas las mejoras posibles y subir de nivel a los personajes es una tarea que nos llevará horas y horas. Es más cuando ya parezca que hemos hecho todo lo posible, ahí aparecerán las «misiones profundas» y «la forja«, dejo en vuestras manos descubrirlas.

Ese enemigo volador es duro de pelar y además nos lanza otros enemigos voladores, existe otra variante que cubre el suelo de una sustancia pegajosa. En este juego hay enemigos que nos darán mucho dolor de cabeza

El juego no muestra un motor gráfico extremadamente puntero, pero si que destaca haciendo lo propio. Deep Rock Galactic ofrece niveles coloridos y agradables a la vista, que destacan por la propia iluminación que los mismos personajes realizan en el entorno. En serio, la pistola de bengalas del explorador os sacará de dudas.

Además estos niveles son completamente destructibles, algo que aunque no se termina de aprovechar durante la partida, deja en evidencia un acabado técnico espectacular, ya que todo funciona a la perfección con una optimización brillante.

Por otro lado hay una buena variedad de enemigos, algunos de ellos realmente terroríficos, pero todos comparten un diseño detallado y unas animaciones de muerte. Verlos moverse con esa fluidez y en grandes cantidades es algo que sin duda nos dejará impresionados. Además poseen un diseño que concuerda con la ambientación de la mina que estemos explorando, algo que también varía ya que hay diferentes «biomas» en el juego, ya que en las minas no solo encontraremos piedras y minerales, sino muchas cosas más.

Y de la música podemos decir lo mismo que para los gráficos, otro apartado sobresaliente que acompaña perfectamente al título, sobre todo a la hora de pelear. Podéis ver el tráiler del juego que acompaña este análisis para que os hagáis una idea.

Este bioma hace que las minas parezcan algo así como selvas subterráneas. También encontraréis cavernas heladas y mucho más. Como se puede apreciar, el juego es muy bonito

A Deep Rock Galactic quizás se le pueda echar en cara que sus misiones tienen objetivos repetitivos, pero es algo que compensa con muchos otros aspectos. En realidad, es un juegazo, de lo mejor que puedes encontrar a día de hoy si quieres unas partidas en compañía. No obstante, el juego acaba de salir de su early-access, con lo que es de suponer que próximamente llegará más contenido.

En un título en el que podemos invertir muchísimas horas, así que si eres amante de la sensación de progreso, subir de nivel y comprar mejoras, este juego está hecho para ti. Muy recomendable también a todos los fans de los FPS en general, que disfrutarán tiroteando aberraciones como si no hubiera un mañana.

Deep Rock Galactic

Puntuación Final - 9

9

Imprescindible

Una de las mejores opciones a tener en cuenta si buscamos un título de acción cooperativa.

User Rating: Be the first one !

Nukem

Ingeniero informático, en el mundo de los videojuegos desde que cogí la escopeta de doble cañón en DooM 2 y muy fan de los First Person Shooter clásicos. System Shock 2 es el mejor juego de la historia.

Actualidad

Botón volver arriba
X