AnálisisPC

Someday You’ll Return – Análisis PC

La búsqueda de una hija

La boca me sabe a hierro. Tengo la vista nublada. La cabeza me duele y no se donde puede estar la salida de este búnker. Esa bestia, esa cosa, me sigue y posiblemente vaya a dar conmigo. Quizás este viaje fue un error, quizás no debería haberme adentrado en este bosque y debería haberme mantenido al margen. Pero sé que me miento a mi mismo, porque ni en estas circunstancias me arrepiento de las decisiones que he tomado. Te encontraré hija.

Someday you’ll return es un videojuego de terror creado por el estudio CBE software, que toma inspiración en clásicos del género como Silent Hill 2 o Outlast que aprovecha su género para engancharnos en las primeras horas y confía en su guión para que completemos su historia.

Someday You’ll Return da comienzo con la desaparición de nuestra hija. Todo apunta a que se ha vuelto a escapar, así que tenemos que buscarla y llevarla de vuelta a casa otra vez. Según una aplicación de nuestro móvil, se encuentra en un bosque de la región de Moravia, en República Checa. Una vez entramos en este bosque todo parece normal, pero no pasará mucho tiempo hasta que veamos extrañas huellas, cosas que parecen lo que no son y pistas que parecen conducirnos hasta un extraño búnker, con una llamativa puerta de color rojo. Aquí comienza la búsqueda de Stela.

Para encontrar a nuestra hija contaremos con tres útiles herramientas. Una de ellas será nuestro teléfono móvil, que nos permite abrir un mapa, mandar mensajes y recibir llamadas, aunque quizás no querremos contestar a todas. Otra será nuestro cinturón de herramientas, que junto con nuestro ingenio nos permitirá crear diferentes proyectos para solucionar problemas que nos encontremos a lo largo de nuestra búsqueda. Por último, cuando avancemos un poco en la historia desbloquearemos nuestro propio kit de herboristería, que nos permitirá producir ciertos tipos de pociones, aunque para ello tendremos que disponer de las plantas necesarias.

Las pociones sirven para multitud de cosas: desde leer mensajes ocultos hasta curar el vértigo, su utilidad es fundamental en la aventura

A primera vista puede parecer que un sistema de herbología puede llegar a ser tedioso o innecesario, pero la verdad es que es el juego es más que generoso con la cantidad de plantas que te proporciona, y la cantidad de pociones necesarias para completar el juego no es muy alta. El único punto malo que le he llegado a ver es que no hay ninguna razón argumental por la que este sistema exista más allá de que el protagonista lo encuentra y empieza a usarlo.

Pero algo más importante que su sistema de crafteo o de herbología es la capacidad que tiene Someday you’ll return para provocar la tensión y el miedo en el jugador. Y esto es algo que sobretodo los primeros compases del juego lo llevan a la perfección. No solo por su apartado sonoro que hace maravillas a la hora de ponernos los pelos de punta, ni por el diseño de sus escalofriantes niveles, si no por pequeños detalles que otros títulos del género no suelen tener tanto en cuenta.

Para empezar, sabe racionar muy bien estos momentos, ya que al dividir la jugabilidad en ciclos de día y noche, donde lo más paranormal y terrorífico ocurre en las horas más oscuras, no satura al jugador. Además, como este sabe que cuando llega la noche es cuando ocurren estos eventos, el solo hecho de cambiar la hora del día provoca ya una sensación de inconformidad.

Por otro lado, sabe llevar muy bien sus primeros enfrentamientos: las pocas veces que veamos a La Bestia serán momentos muy fugaces y fuertes. Así se evita que el jugador se acostumbre a su presencia, y que cuando lo escucha o ve, su instinto sea terminar esa escena cuanto antes. Hay escenas con esta criatura que pueden durar cinco segundos y que son tan intensas que han hecho que mi corazón casi se salga del pecho, y ha sido gracias a manejar muy bien los recursos del propio juego y saber cuando usarlos.

El búnker será un lugar al que volveremos en repetidas ocasiones. La puerta roja será un símbolo que no tardaremos en relacionar con La Bestia

Por desgracia, en cuanto nos encontramos con enfrentamientos clásicos, donde debemos pasar desapercibidos de los enemigos por una zona, esta sensación se evapora. Debido a que los enemigos son completamente visibles dejan de inspirar miedo en cuanto los ves por quinta vez. Si te matan en más de una ocasión, sus ataques son más pesados que terroríficos. Por suerte, no hay muchas secciones de sigilo a lo largo del juego, pero todas se hacen algo tediosas.

Aunque este terror se desvanezca en la segunda mitad del juego, por suerte su excelente historia te mantiene pegado a la pantalla queriendo resolver todos los misterios que te han ido plantando en la cabeza durante la primera parte. No pienso hacer ningún spoiler, pero quiero dejar claro que Someday You’ll Return merece la pena solo por la historia que cuenta.

Pero si digo que merece la pena es porque hay algo malo que hay que soportar: y es la naturaleza de videojuego que tiene el propio título. No me entendáis mal, Someday You’ll Return tiene que ser un videojuego para funcionar y transmitir su mensaje, pero se deja llevar demasiado por las reglas del medio.

La duración de algunos capítulos se siente artificialmente alargada y si lo juntas con la poca dirección que te proporciona el juego en ocasiones, es suficiente para acabar cansado. La existencia de coleccionables es algo que no logro comprender, ya que la gran mayoría no aportan nada a la historia y solo provocan que existan multitud de caminos sin salida por los que perderse continuamente.

No estamos solos en el bosque. Nos encontraremos con diferentes personas a lo largo de nuestra aventura cuya ayuda puede ser útil

No entiendo muy bien el por qué de estas decisiones, principalmente porque a Someday You’ll Return no le hace falta nada de esto para ser un gran juego. Si se limitara a ser más lineal y centrarse en ofrecer su excelente historia estoy seguro de que podría gustar a muchísima más gente que, en su estado actual, lo abandonaría a mitad de trayecto.

Someday You’ll Return tendría que mejorar en algunos apartados, pero lo hace tan bien en otros que es imposible negarle su trabajo. El hecho de estar basado en ubicaciones reales y poder buscarlas a través de códigos QR me parece una idea genial para sumergir al jugador en el lugar. La primera mitad del juego debería podría servir de referencia de como hacer un buen juego de terror. Y su historia no para de sorprender a cada momento según vas descubriendo más. Lo único que se lamenta es que no se atreva a dejar atrás sus raíces de videojuego.

Es increíble lo que ha logrado un equipo tan pequeño como lo es el de CBE software. Si siguen por esta línea, podríamos encontrarnos con los próximos revolucionarios del género de terror de aquí a unos años. Ya tienen la fórmula, ahora solo necesitan pulirla.

Someday You'll Return

Puntuación Final - 8.5

8.5

Recomendado

Un gran título de terror cuyos errores en la segunda mitad se hacen algo pesados. Aún así su excelente historia compensa todo.

User Rating: Be the first one !
Etiquetas

Regas

Jugando desde que era capaz de sujetar un mando. Amante de los RPG y la narrativa en general. Con suerte futuro diseñador.

Actualidad

Botón volver arriba
Cerrar
X