AnálisisHardware

Analizamos el primero de los impactantes ratones Glorious: Model O

Un diseño rompedor para el ratón más llamativo a nivel visual

Nuestra mesa de análisis tiene el honor de acoger por primera vez un producto de Glorious, marca estadounidense localizada en Texas que está poniendo toda la carne en el asador para entrar entre los referentes del gaming en PC. Esta primera toma de contacto con la marca va a estar protagonizada por el ratón Glorius Model O en su versión blanco mate, un dispositivo con un aspecto rompedor y características que no dejarán indiferente a los usuarios más extravagantes.

Nuevamente agradezco tanto a la marca como a Caseking la cesión del periférico para su review. Y de paso os facilito este enlace a la tienda online COOLMOD, dónde podéis encontrar las diferentes variantes de color (blanco, blanco mate, negro y negro mate) por un precio de 54,95 €.

La impresión inicial al tener en las manos la caja del Model O es la de un producto de calidad. El cartón exterior es duro, decorado en blanco, negro y plata, mostrando los logos principales, un resumen de las características y la imagen del ratón. Una presentación elegante y adecuada al producto.

Una vez abierta la misma, encontramos directamente el ratón encajado en un soporte de plástico que consta de dos partes, quedando la protección superior encajada en la tapa, para evitar movimientos una vez está cerrado. El cable se aloja bajo el soporte inferior, junto con las instrucciones, publicidad y pegatinas con el logo de la marca.

Las dos palabras que titulan este apartado se dan la mano de una manera llamativa, pues lo primero que nos llamará la atención será el diseño de panel perforado que tiene el Model O. Las líneas del ratón le otorgan un aspecto clásico y sencillo, pero su cuerpo está repleto de agujeros con formas hexagonales que permiten ver su interior, y que junto las tiras de iluminación LED completan un aspecto bastante impresionante.

¿Por qué este panel perforado? Bueno, son varias las ventajas de este curioso diseño, que también tiene algún inconveniente. Lo mas evidente es que los agujeros rebajan su peso, haciéndolo realmente ligero pese a ser un ratón voluminoso y muy apto para manos grandes. De igual manera permite una ventilación completa de la palma de la mano, factor que puede resultar decisivo para aquellos que sufran una sudoración excesiva, y que especialmente en las largas jornadas de juego veraniegas, pueden acabar sufriendo problemas de agarre. También hay que destacar el factor estético, ya que el efecto creado con los reflejos interiores de la iluminación es bastante espectacular.

¿Cuáles son los inconvenientes? Indudablemente el principal sería la suciedad, que ya sabemos que acostumbra a incrustarse en cualquier recoveco de nuestros ratones, y en este caso hay decenas de ellos. No es algo que haya comprobado por mí mismo, pero es previsible que pueda llegar a ocurrir. Otro factor que podría inquietar al usuario sería la sensación de fragilidad en los primeros usos, aunque personalmente os digo que las dudas al respecto quedan despejadas cuando le dedicamos más tiempo.

El ratón está fabricado con un plástico de buen tacto y calidad aparente, con un remate que no parece que vaya a desgastarse fácilmente. El acabado blanco mate luce muy bien, aunque los acabados brillo que he podido son aun más llamativos, y completan un conjunto que atrae cualquier mirada.

A continuación os muestro las especificaciones completas que podemos encontrar en la web oficial de Glorious, entre las que principalmente destacan su sensor Pixart PMW-3360, capaz de llegar hasta las 12.000 DPI con un refresco de 1000 hz (configurable desde el software de Glorious) y los switches OMRON con 20 millones de clics.

Disponemos de 6 botones totalmente configurables desde el software de Glorious, y los soportes G-Skates Premium (0.81 milímetros) del apoyo aseguran un deslizamiento impecable. En general los componentes y tecnología están dentro de los estándares del segmento, y nos proveerán de la precisión y velocidad necesarias en cualquier ámbito.

Por su parte el cable con conector USB 2.0 viene envuelto en una malla reforzada ultraflexible, que me ha parecido de gran calidad, y con la que además de una gran resistencia frente al deterioro por roces y el paso del tiempo, es muy difícil sufrir enredos. Para rematar las especificaciones, su peso variará entre 67 y 68 gramos dependiendo del color seleccionado.

Para gestionar todos los aspectos configurables del ratón, tenemos a nuestra disposición el Glorious Model O Software. Un programa con una interfaz intuitiva y eficaz, desde la que podremos modificar a nuestro gusto un gran cantidad de características: el rango de DPI, la frecuencia de refresco del láser, el tiempo de respuesta de los clics, la función que queramos asignar a cada botón, y por supuesto la iluminación RGB con una paleta de 16.8 millones de colores, aspecto en el que merece la pena que me detenga un poco.

Aunque hoy en día estamos acostumbrados a ver sistemas de iluminación RGB en muchos periféricos orientados al gaming, el Glorious Model O tiene aquí su punto más impactante, pues la tiras LED laterales iluminan a su vez el interior del ratón, lo que combinado con el panel perforado provoca un efecto visual espectacular. Os dejo algunas instantáneas con diferentes patrones, aunque os garantizo que en directo es mejor aún. Si os gustan estos complementos a nivel decorativo, probablemente estemos ante el ratón con el aspecto más atractivo del mercado.

Llegados a la hora de la verdad, que es el uso diario del ratón, puedo decir de antemano que el Model O cumple sobradamente tanto en vídeojuegos como en el resto de labores cotidianas del PC. He podido hacer un uso intensivo en el género FPS, uno de los más exigentes en este aspecto, con juegos como Counter-Strike, Overwatch o Left 4 Dead 2, y el resultado es satisfactorio.

Su agarre es cómodo, y unido a un deslizamiento fluido y uniforme, permite usarlo durante horas y horas sin sufrir cansancio en la muñeca. Los botones tienen buen tacto y la calidad de los switches nos garantiza una larga durabilidad. La rueda central también tiene un funcionamiento correcto, girando sin hacer ruido y recogiendo perfectamente cada paso.

Muchos os preguntaréis si la superficie agujereada no será incómoda al tacto, y la respuesta es que no. En los primeros instantes si que notaréis algo diferente -no incómodo-, pero una vez empecemos a usarlo no notaremos nada raro. Las manos no me sudan fácilmente, por lo que no he podido probar la efectividad en ese cometido, aunque inevitablemente una mejor ventilación será beneficiosa.

El Glorious Model O es un ratón atrevido y diferente, con unas prestaciones a la altura de lo que cualquier usuario pueda exigir en su rango de precio. Su diseño perforado y su llamativa iluminación pueden ser un gran reclamo para los amantes de los periféricos con componente decorativo, y quienes busquen algo más de discreción podrán configurarlo a su gusto. Creo que se trata de un ratón sólido, que resistirá bien el paso del tiempo y tan solo me queda la duda sobre la suciedad que pueda acumularse en la rejilla, y las posibilidades de hacer una limpieza exhaustiva.

Por todo ello le concedo los siguientes galardones de compra recomendada:

Y por la experiencia sobresaliente y la gran sensación que me ha transmitido durante la review, le doy el privilegio del mayor galardón otorgado por nuestra mesa de análisis de hardware:

Sello Excelencia

Etiquetas

GranKhan

Apasionado del mundo de los vídeojuegos, y en general de todo lo que lo rodea. Jugador desde que pude sostener un mando. Co-presentador del NaviPodcast. Director de la Comunidad y el canal de YouTube "DominiosDeGranKhan".

Actualidad

Botón volver arriba
Cerrar
X