AvancesPCXbox One

West of Dead – Primeras impresiones

Morir es vivir

Para comenzar, antes de entrar en detalles, si os dijeran que vais a poder disfrutar de un juego en el que el protagonista es un Ghost Rider mezclado con un cowboy al que le pone voz Ron Perlman y el diseño de personajes y escenarios parecen sacados de la mismísima mano de Mike Mignola… ¿Creéis que algo podría salir mal? Bueno, eso aún es pronto para saberlo a ciencia cierta, pero ahora os contaremos las primeras impresiones que nos ha dejado este título.

West of Dead llegará en algún momento de este año para todas las plataformas, aunque la beta disponible hasta el día 13 de abril se puede disfrutar en Xbox One y en PC de la mano de la plataforma Steam. Después de probarlo y darle varias vueltas, las sensaciones que deja son más positivas que negativas.

Desarrollado por Upstream Arcade y editado por Raw Fury AB, este West of Dead nos lleva a Purgatory, Wyoming en 1888, un lugar oscuro y tenebroso, repleto de criaturas y enemigos, que van desde muertos vivientes a criaturas demoníacas, pasando por unos pistoleros que están deseando abrirnos el pecho. Nosotros encarnaremos a William Mason, un hombre «bendecido» con una calavera llameante en el lugar de su cabeza. Con él andaremos por la oscuridad más absoluta, mientras pensamos en la mejor estrategia para enfrentarnos a nuestros rivales, pero sin saber el por qué nos encontramos vagando por este lugar eternamente.

West of Dead es en esencia un shooter de vista isométrica, en el que nos plantean un mapa repleto de pasillos y salas con escasa iluminación, haciendo que la perspectiva y la falta de luz sean un enemigo más. Si bien decimos que la oscuridad es un rival más, la luz será un ayudante en esta aventura, con ella podremos cegar por unos instantes a nuestros enemigos y revelar su ubicación y de qué tipo son. En cuanto a la forma que tendremos para eliminar a estos seres, será con dos armas que dispararemos a doble gatillo, siempre buscando la mejor estrategia de tiro, teniendo en cuenta el tiempo de recarga y los tiros que tengamos en cada turno, también tendremos ataques secundarios para complementar entre disparo y disparo. Al no tener inventario deberemos escoger que armas y ataques complementarios llevaremos mientras avanzamos. Cada uno decidirá cómo le va mejor afrontar su camino. No menos importante será siempre buscar una buena cobertura con la que protegerse de tus enemigos.

Cierto es que la mayoría de salas estarán llenas de enemigos, pero en algunas de ellas contaremos con unos altares que nos servirán para aumentar nuestra barra de salud o el daño de nuestras armas, estos los encontraremos en contadas ocasiones, y serán en gran parte un alivio.

Una de las cosas que hace rejugable esta beta (y se presume que en el juego definitivo será igual) es su distribución aleatoria de pasillos, salas, enemigos, ítems y demás elementos en cada vuelta que le demos a este videojuego. Y es que, sobre todo al principio, será fácil morir, ya que tendrás que acostumbrarte a la jugabilidad y a cómo enfrentarte a tus enemigos. La muerte está muy presente en este título, cada vez que muramos volveremos a empezar y el lugar de inicio siempre será el mismo bar desangelado, con la única presencia de un barman con el que podremos interactuar antes de un nuevo intento. Esto hace de la muerte una mecánica más, ya que si lo entiendes como tal, te será menos frustrante el morir y empezar de nuevo. Aunque cuidar tu barra de salud será muy importante para tu progreso, ya que será esencial estar a tope cuando te enfrentes al jefe final de la beta, que será el Wendigo, una bestia enorme que está entre un ser humano y una cabra.

En el apartado gráfico podremos ver un estilo cómic que se asemeja al trazo del gran Mike Mignola (Hellboy), buscando insinuar los espacios y personajes jugando con las luces y con las sombras. Muy apropiado para lo que nos ofrece este West of Dead.

En cuanto al sonido, destaca la voz del gran Ron Perlman (Hellboy, Sons of Anarchy) que le da vida a nuestro protagonista y nos hará compañía durante el viaje con algún que otro comentario. Lo curioso de esto es que el resto de personajes con los que interactuamos no tendrán voz, tendremos que leer sus breves diálogos. La parte musical del juego no parece nada del otro mundo, lo único que destacaría sería como se viene arriba en los momentos de acción y se mezcla con los gruñidos y el sonido de cada disparo, eso le sienta bien.

Sin duda alguna tiene muy buena pinta este título, pero hay cosas que se podrían mejorar, una de ellas es el apuntado, este consiste en señalarnos la dirección con una flecha y una marca para saber donde impactará, siempre teniendo en cuenta el alcance de cada arma, pero aun así hay veces que no sale como debería y se hace muy extraño. Otro punto que se podría mejorar es la sensación de repetición del escenario, aunque esto puede ser que solo sea algo que produce la parte que hemos podido jugar en la beta, ya veremos como sale una vez podamos probar el juego completo.

En definitiva, el balance es bastante positivo y sin duda esperamos que pronto anuncien la fecha de salida para este título, nosotros estaremos pendientes.

West of Dead nos presenta un shooter que mezcla varias ideas y géneros. Nos hará caminar sin rumbo fijo y sin saber muy bien el motivo de porque estamos ahí y vamos matando a todo lo que se cruza en nuestro camino, siempre planteando la mejor estrategia según los recursos que tengamos. Haciendo de la muerte una mecánica más de su propuesta. Con un estilo en su diseño de personajes y el mapeado mucho más que interesantes, esto mezclado con la participación de Ron Perlman como la voz de nuestro protagonista, hace que supure el carisma por todos los lados.

Aun así, muestra margen de mejora, pero sin duda los elementos que funcionan bien, hacen que esta beta nos deje con ganas de más y de seguir matando a esos seres infernales.

Etiquetas

Fran Pérez

Soy un intento de ilustrador y me gustan los videojuegos, a que no lo esperabais?

Actualidad

Botón volver arriba
Cerrar
X