AnálisisPS4

Granblue Fantasy: Versus – Análisis PS4

Simple no es simplón

El diseño por sustracción no es nada nuevo. Cogemos una cosa recargada y le vamos quitando capas y capas, hasta quedarnos con su esencia. En los juegos de lucha se suele pecar de lo contrario; añadir sistemas, barras de especial, segundas barras de especial, combinaciones de botones cada vez más complicadas, parrys, cancels, reversals… «Basta», deben haber pensando en Arc System Works (también culpables de todo lo anterior, solo hay que ver su saga Guilty Gear). O si no lo han pensado en ASW, lo han hecho en Cygames, porque este Granblue Fantasy: Versus es cosa de dos. Y creo que se nota.

Cygames, la compañía detrás del mega éxito de Granblue Fantasy (recordemos, originalmente un juego de móviles que se ha ido expandiendo con animes y videojuegos) se ha puesto en manos de los maestros de la lucha de Arc System Works (Guilty Gear, BlazBlue, Dragon Ball FighterZ) para llevar su franquicia a la lucha en 2D. Y es aquí, en la lucha, donde más brilla Versus.

Al contrario que en FighterZ, aquí se busca simplificar. Se pelea estrictamente dos contra dos. Atrás quedaron los equipos, con sus sinergias y demás. Sigue simplificando y deciden que los movimientos tienen que ser lo más sencillo posibles de realizar, y en vez de los clásicos inputs de «puño del dragón», aquí podemos realizar los movimientos especiales pulsando simplemente R1 y una dirección de la cruceta. También tenemos la opción de realizar los movimientos como siempre hemos hecho, con la particularidad de que tardarán menos en volver a estar disponibles que su versión simplificada. Y es que en Versus los movimientos especiales tienen un tiempo de enfriamiento, al más puro estilo MOBA. Por ejemplo, si hacemos el «puño del dragón» más ataque fuerte tardará más en volver a estar disponible el movimiento que si lo hacemos con el ataque medio, además de que el ataque en sí suele ser algo distinto.

Si nos fijamos, debajo de las barras de vida están las «chuletas» para los combos simples

Esta decisión va un poco por el mismo camino de la simplificación. Los combates son más pausados, más técnicos incluso, porque cada movimiento cuenta aún más. Da la impresión de que ASW quería hacer algo más accesible a lo que está acostumbrado, pero sin alienar a los fans de sus franquicias ya establecidas, y Cygames quería llegar al mayor número de usuarios posibles, más o menos interesados en la lucha, y creo que en ese sentido, han dado en el clavo.

Tenemos unos tutoriales bastante apañados, sencillos y que no se hacen «bola». Además, los podemos ir haciendo mientras encontramos partidas online. Y a propósito de encontrar partida, hemos sufrido esperas un poco más largas de lo normal, pero es algo comprensible, visto que en Europa el juego sale más tarde que en el resto del mundo, y la mayoría de partidas que encontramos no son con conexiones muy buenas. Hay que hablar también del netcode, que usa el vetusto sistema por delay, que no hace sino empañar unas partidas online que son el alma de los juegos de lucha. Además, tampoco tenemos crossplay, con lo que perdemos a todos esos jugadores en Steam, donde el juego ya salió hace algunas semanas. Supongo que tendrán sus razones para no implementar el crossplay, pero cuando se habla de títulos de nicho, en un género de nicho, cualquier ayuda es poca, y temo que en un par de meses encontrar partida sea casi imposible.

El Modo RPG nos regalará escenas épicas, dignas del mejor anime

Casi siempre maltratado en los juegos de lucha, el modo para un jugador de Granblue Fantasy: Versus se centra en lo que se ha llamado Modo RPG. En él, se nos cuenta una historia, muy al estilo del juego de móviles, y que recuerda un poco a una visual novel. A mi, estando fuera del lore de Granblue, me ha parecido que soltaba demasiadas cosas a la vez, y te abruma con situaciones, tramas y personajes. Muy japo, muy JRPG por momentos, aunque no especialmente bien escrito y con demasiada paja para mi gusto. Se agradecen mucho las cinemáticas, que, junto al delicioso arte y las cuidadísimas animaciones marca de la casa ASW, aderezan el modo RPG de forma más que digna.

Este Modo RPG se juega como una especie de yo-contra-el-barrio pero totalmente en 2D. A mi me ha recordado un poco a aquel Dragon’s Crown, solo que sin poder movernos en vertical. Y creo que ha sido una oportunidad desaprovechada, porque en este modo pasaremos muchísimo rato a pelear con masillas, que no suponen ningún reto, y habría sido interesante darle una vuelta de tuerca a la fórmula, y reservarse el 2D puro para las luchas contra los jefes.

El Modo RPG es un yo-contra-el-barrio que medio funciona cuando hay pocos personajes en pantalla, pero que resulta apabullante cuanto la acción aumenta

Porque es así como se suele desarrollar el Modo RPG de Granblue: luchas contra masillas y una lucha final con un jefe. El problema que yo me he encontrado es que las peleas en este modo son bastante banales. Prácticamente se pueden hacer todas aporreando botones y esquivando los ataques telegrafiados cada tanto. Además, a nuestro grupo se puede unir otro personaje, que lucha a la vez que nosotros (lo puede manejar la CPU o un jugador), y a veces da la sensación de que el juego se juega solo. De que podríamos dejar le mando y que la CPU se encargue de acabar con los malos. También entre tanto golpe (recordemos, dos jugadores principales y varios masillas, que salen de ambos lados de la pantalla) es muy fácil perderse en la acción. Hay muchos cartelitos, brillos, efectos y números enormes inundando la pantalla, que en una lucha uno contra uno son admisibles, pero cuando se multiplican los factores, resulta apabullante.

Los menús para gestionar el inventario y equipar armas recuerdan más a un free to play donde luchamos por subir numeritos

Fuera del combate del Modo RPG, tenemos una serie de menús donde gestionar el inventario, habilidades que podremos usar durante el combate y crear sinergias con las armas que nos vayan cayendo (un clásico sistema piedra papel tijera, en el que antes de cada batalla nos dirá qué elemento es el mejor para afrontarla). Aquí es donde creo que más se ve la mano de Cygames. Como en muchos free to play, se nos inunda con objetos que sirven para bien poco. Bueno, sirven para aumentar un numerito, y tener 5400 de ataque en vez de 5250. Y no solo podemos equipar un arma, sino, por alguna razón, podemos equipar muchas (¡10 en total!). El juego sabe que es un poco una tontería de sistema, así que te ofrece darle a un botón y equipar automáticamente las mejores armas.

Por lo demás, nos podemos molestar más o menos por el plantel un tanto reducido de inicio, o porque desde el primer día ya hay personajes como DLC, pero el hecho es que Granblue Fantasy: Versus es un muy buen juego de lucha 2D, con ideas frescas, más pausado que sus competidores y que apuesta por la accesibilidad. Pero que si salimos de su propuesta pura de la lucha, el resultado es un tanto más irregular. Un modo para un jugador que recuerda demasiado a un free to play del montón, problemas para encontrar partidas decentes y un netcode del siglo pasado lastran un título que debería haber apuntado a las estrellas pero que se queda en tierra de nadie.

Granblue Fantasy: Versus

Puntuación Final - 7.5

7.5

Recomendado

Un gran juego de lucha en 2D, fresco, accesible y distinto al resto, con modos curiosos, aunque no del todo bien ejecutados, y que rara vez vemos en el género. Una pena que ciertas decisiones técnicas lastren el resultado final.

User Rating: Be the first one !
Etiquetas

Pablo López "Potajito"

Traductor, videojuerguista y persona en general.

Actualidad

Botón volver arriba
Cerrar
X