AnálisisHardware

Análisis de la alfombrilla MSI Agility GD60

¡Completa tu setup gaming!

En muchas ocasiones tenemos ese «picorsito» que nos dice que falta algo en nuestra setup, algún elemento indispensable que puede que hayamos pasado por alto. En reiteradas ocasiones no le damos demasiada importancia al elemento lumínico y funcional que nos puede proporcionar la alfombrilla indicada.

La MSI Agility GD60 nos proporciona ese balance entre usabilidad y decoración que muchos gamers no están dispuestos a dejar pasar.

La alfombrilla viene embalada en una caja de cartón rectangular y con un tamaño superior al producto del interior (bastante grande) y con un plástico protector. Como todos los periféricos de MSI, destacan los colores blanco y rojo.

En la parte frontal encontramos el logo de MSI en la parte superior izquierda, el modelo del mousepad en la parte inferior derecha y en el centro tenemos una imagen de la Agility GD60.

En la parte trasera, como vemos en la imagen, nos encontramos con las características propias de la alfombrilla y las especificaciones con un conjunto de fotos.

Además, también tenemos las indicaciones y el cable con conexión USB que se une a la alfombrilla por la parte superior.

En un primer vistazo nos damos cuenta de que se nos presenta un mousepad elegante, cuidado y funcional.

El material es de paño micro-tejido de color negro con ciertos retoques grises en el logo de MSI, tanto en el lado superior derecho como en el inferior izquierdo. Alrededor, tenemos donde se ubica el RGB protegido por un minitrenzado.

En la parte superior tenemos el centro de control, donde a través de uno o dos clicks, podemos cambiar el color o el efecto, en ese orden.

En la parte trasera nos encontramos con una base antideslizante y amortiguadora de un color grisáceo que no da lugar al movimiento del producto.

En cuanto a sus características físicas:
· Dimensiones: 386 mm (largo) x 290 mm (ancho) x 10,2 mm (alto)
· Peso: 229 g (sin cable) / 786.7 g
· Longitud del cable: 1.8m

La Agility GD60 ha sido utilizada sobre dos escritorios de madera (barnizado y sin barnizar) con el mismo resultado. El tamaño es perfecto para que nunca te encuentres con los límites y poder mover el ratón con libertad. Es mullido, lo cual se agradece por si al utilizar el mouse utilizas más fuerza de lo habitual. En cuanto al deslizamiento es una maravilla, jamás se atranca el movimiento y es fluido.

En cuanto al agarre, no tengo más que buenas palabras. En ningún momento se ha deslizado la alfombrilla ni 1mm, ni siquiera cuando la experiencia de juego ha sido intensa.

MSI ha sabido crear una alfombrilla con un balance asombroso entre funcionalidad y diseño. Se nota que todos los detalles han sido pensados y cuidados a través de la experiencia previa.

Su tamaño, mullidez y agarre, son cualidades obligadas a la hora de crear este tipo de periféricos y no ha podido dar mejor resultado. Todo esto sumado a su iluminación cambiante a cualquier tipo de setup gaming, asegura un producto de calidad.

Etiquetas

Javier Martín González

Graduado en periodismo | Redactor y lector empedernido. Soy gamer desde que tengo memoria, consumidor de series y campeón de futbolín.

Actualidad

Botón volver arriba
Cerrar
X