AnálisisHardware

Análisis del ratón MSI CLUTCH GM50

Diseño y sencillez

Lo primero que me viene a la mente al utilizar el gaming mouse de MSI es comodidad y detalle. Con un balance preciso, MSI ha logrado sacar al mercado un ratón de gama media pensado para aquellos usuarios que no quieren dejarse un riñón y obtener una buena calidad.

El Clutch GM50 cuenta con una infinidad de detalles que se dejan entrever en el diseño del mismo.

El ratón viene embalado en una caja de cartón de un palmo de alto de color blanca y roja, colores ya predefinidos de MSI.

Dentro encontramos el producto protegido por dos cuadrados de plástico amoldados a la forma del ratón. Justo detrás, encontramos las instrucciones.

En la parte principal delantera (de color blanco) nos encontramos con el logo de MSI, el sistema RGB que utiliza, el nombre del producto y en el centro una imagen del Clutch GM50.

En ambos laterales (rojos) tenemos el logo de MSI en la parte superior, el nombre del mouse en la parte inferior y en el lugar restante tenemos pequeña información extra.

La parte trasera presenta el nombre del producto en la esquina superior izquierda, una foto del ratón desglosado con sus diferentes componentes y una pequeña descripción de sus especificaciones y requerimientos. En la parte inferior, tenemos información empresarial de MSI.

A priori tenemos un mouse que presenta un aspecto sólido y ergonómico. El tamaño es mediano con ligeras curvaturas en los laterales que adelantamos que está pensado para usuarios diestros.

Todo el ratón es de color negro mate, en el cual destacan la parte inferior, el logo en el centro de MSI (característico dragón) y la parte lateral de la ruedecilla que se iluminan. En total presenta dos botones laterales en la parte izquierda donde destaca (en ambos laterales) el diseño del agarre y su relieve y uno debajo de la ruedecilla con el que controlamos los DPIs.

En la parte inferior tenemos dos almohadillas tanto en la parte de arriba como en la de abajo, el sensor óptico en el centro, y justo debajo otro dragón.

El cable, ligado a la parte superior del mouse, es de plástico negro acabado en una clavija USB con las letras de MSI como elemento destacable.

De las características que presenta, podemos destacar algunas más relevantes:

· Los DPIs pueden alcanzar las 7200 unidades
· El peso es de 87g, el cual lo sitúa en una gama de peso medio-bajo
· Tiempo de respuesta de 0.5ms
· Sus dimensiones son de 120x67x42mm haciendo de este un ratón de tamaño medio

El Clutch GM50 ha sido testeado jugando a diferentes géneros de videojuegos. Con el que más ha destacado ha sido con los FPS, ya que el tiempo de respuesta ha sido muy bajo y su manejo es cómodo y preciso.

En el momento de hacer click, ha superado mis expectativas, ya que la fuerza a realizar es perfecta, no hay que darle ni fuerte ni flojo.

Como hemos comentado anteriormente, destaco su ergonomía. A pesar de ser un producto pensado para gente diestra, se adapta perfectamente a la mano y es muy cómoda su utilización en todo tipo de ámbitos.

Además, contamos con el software gratuito de MSI Gaming Center que nos permite configurar y customizar diferentes perfiles, los botones, el sensor y las luces LED.

Sinceramente, esperaba un ratón más sencillo y sin tantas prestaciones por la gama en la que se ubica, pero me equivocaba. Puedo afirmar que el Clutch GM50 es ideal para todo tipo de ámbitos, no solo para jugar a videojuegos.

Es ergonómico, robusto y con detalles que me han sorprendido y agradado. Si he de poner alguna pega, sería la poca protección que tiene el cable de conexión y el pobre embalaje que presenta.

Si en algún momento alguien quiere un ratón que sea funcional y cómodo con gran nivel de detalle a un precio asequible, le recomendaría el Clutch GM50.

Etiquetas

Javier Martín González

Graduado en periodismo | Redactor y lector empedernido. Soy gamer desde que tengo memoria, consumidor de series y campeón de futbolín.

Actualidad

Botón volver arriba
Cerrar
X