AnálisisPC

Halo: Combat Evolved Anniversary – Análisis PC

John-117 lleva 18 años y medio en activo dando guerra

Al fin toca empezar la aventura de Master Chief y Cortana. Este texto reúne las palabras de un iniciado en la saga gracias a Halo: la colección Jefe Maestro en PC. Me resulta raro encargarme de Halo: Combat Evolved Anniversary ya que mi estreno en el universo fue realmente con Halo: Reach (aquí el análisis) y, aunque ambos utilizasen el mismo motor y vengan de una misma época (entre 2010 y 2011), se nota bastante cuál de ellos parte de una remasterización de un título estrenado originalmente hace casi dos décadas.

Comprendo el enorme impacto que tuvo este Halo en los first person shooter y el mundo de los videojuegos en general, así que quiero dejar algo muy claro: este es el análisis del Halo: CE Anniversary de 343 Industries para la colección Jefe Maestro; no el original de Bungie ni la versión Anniversary de Gearbox. No hay ancla nostálgica de un chaval de siete años, pero sí mucho entusiasmo en seguir explorando las maravillas de Halo.

Pese a quien le pese, al videojuego le pesan los años. No ha envejecido mal, pero se notan esas prácticas de los shooter, innovadoras a inicios de siglo, pero ineviteblamente cantosas en el año 2020. Poca variedad de enemigos, repetición de escenarios, incluso reutilizándolos, feedback nulo al disparar… Y sinceramente poco más. No soy de los que empieza nombrando lo malo, pero esta sería la crítica negativa fundamental que puedo sacar, y aun así, algunas de ellas encierran una razón de ser.

La acción sigue intacta en cuatro niveles de dificultad muy diferenciados. Probando los dos más altos (Heroico en solitario y Legendario en cooperativo), el reto es sumamente adaptable para cualquier tipo de jugador. Los enemigos serán cada vez más resistentes, duros e ingeniosos según la dificultad. No puedo evitar sentir que buena parte de los alienígenas invasores eran sacos de boxeo, pero Halo sortea el problema dando mucha importancia a los dos tipos de granada, tanto en potencia como por la cantidad máxima que se puede llevar encima, osease, ocho. Serán esponjas de balas, pero no esponjas de granadas.

Hablando de cantidad, por entonces era raro que un shooter en primera persona solo te dejase llevar dos armas a la vez. Sumado a lo duro que es aquí el Pacto (ya llegaremos al tema de traducción), te incita a estar cambiando de arsenal, a moverte, y por ello deja siempre a tu alcance armas y munición suficiente para sentirte que estás a la par. ¡Pero por supuesto que lo estás, eres el maldito Jefe Maestro! Donde otros valientes marines mueren, el Spartan continúa dando guerra hasta que regresa a la base o desaparece en combate.

Jefe Maestro en una nave estrellada con los cuerpos sin vdia de campañeros marines
Eres mucho más duro que el marine medio, pero sigues siendo humano; Un paso en falso y seguramente acabes frito a base de plasma

Hay buena de armas y cada una se siente totalmente distinta. El arsenal humano es más contundente, especialmente la pistola, sin duda el arma definitiva teniendo en cuenta precisión, daño y capacidad de munición. Las armas del Pacto, por otro lado, no dan el corte. Sea cual sea, los disparos tendrán mucho efecto visual y sonoro, pero cero feedback. Como Spartan de más de dos metros entiendo que el retroceso sea casi nulo, pero puede descolocar a nivel jugable.

La historia de Jefe Maestro es un trayecto belicoso de ciencia ficción que narra el principio de la última resistencia de la humanidad, el crudo camino del héroe lleno de soldados caídos en combate por unas fuerzas claramente superiores. La rendición no es una opción, y ahí, en el centro, está no el elegido, pero sí lo más cercano a un faro que guíe a los supervivientes. Se puede entender como una americanada sin la parte patriótica, bastante interesante de seguir a lo largo de diez capítulos de campaña, aunque algo superficial para mi gusto; no hay introspección, solo diálogos tan pragmáticos como lo son Jefe Maestro, la IA avanzada Cortana, el capitán Keyes o Chispa Culpable. Con todo ello, el desarrollo de los personajes es silencioso y el guión sólido con algunos giros increíbles.

La primera misión en el Pillar of Autumn hace de una presentación perfecta a los invasores, mientras que mantiene el misterio de nuestro querido John-117, un Spartan que no se deja llevar por el pánico, solo por las órdenes. Un soldado aumentado cuasiperfecto. En las siguientes misiones iremos tocando pequeñas variaciones del género shooter, desde supervivencia en campo abierto con posibilidad de conducir hasta aguantar en una zona hordas del Pacto, cada una con su propia temática y bioma.

Covenant atacando el Pillar of Autumn

Los integrantes del Pacto son hábiles, astutos y saben moverse por el escenario, pero a mitad de la campaña se desvela una tercera amenaza, el Flood, mucho más feroz y resistente, aunque menos inteligente. Enfrentarse a uno, otro o a los dos obliga al jugador a enfocar distintas estrategias, teniendo en cuenta rivales, terreno, armas a mano y posición.

Debo decir que la introducción del Flood me dejó con la boca abierta. Su presentación también es sobrecogedora, y su modo de actuar y misterioso origen pilla desprevenido a cualquiera. Enfrentarlos por primera vez da la sensación de estar a veces en un survival horror. Por desgracia, a partir de este punto el ritmo de la campaña se estanca un poco y opta por mapas más pasilleros, en los que el Flood tiene mayor ventaja (aún tengo pesadillas con la misión Biblioteca en Legendario). En este punto, esta tercera entidad se come casi por completo la trama del Pacto, la cual se estaba cocinando a fuego lento al inicio. También es a partir de aquí cuando la dificultad se dispara. Como la IA opta por atacar al enemigo más cercano, y Jefe Maestro está más solo que la una, pasa a ser la diana no de uno, sino de dos bandos.

Es también durante la segunda parte de la campaña que los escenarios se vuelven bastante repetitivos. Y por descontado, revisitamos el mismo lugar en distintas misiones, pero al menos la cantidad de enemigos y la forma de avanzar cambian. A pesar de esto, el lado cíclico ayuda a seccionar cada sala por partes entre acción y descanso, lo que ayuda al jugador a comprender qué se avecina. Es una clase de diseño de niveles para repartir la jugabilidad, aunque ver tantas veces los mimos patrones en una misión llegue a cansar.

Esa era una de las razones por las que no paraba de darle al Tabulador de vez en cuando, la tecla amiga para los más curiosos que permite alternar entre los gráficos de Halo: Combat Evolved originales y los de Halo: CE Anniversary. También se puede seleccionar en el menú de selección de misión junto al audio clásico o el remasterizado.

El cambio gráfico es bestial. Se nota muchísimo en el embellecimiento del entorno, la profundidad del campo de visión y, sobre todo, la luminosidad, que en la versión remasterizada es tan alta que en las secciones de oscuridad no es necesario activar la linterna. En el original se nota mucho más el contraste de enemigos, armas y munición (coloridos) del fondo (grisáceo), más agradecido que en el Anniversary.

Al menos da igual la banda sonora, original o retocada, que siguen siendo musicotes de tres pares de narices. La acción épica en campo abierto, la tensión orquestada cuando estás en peligro o el silencio ambiental que precede al asalto del Flood, todas las situaciones tienen una tonada que les va anillo al dedo. Sin embargo, los loops de las canciones son cortos, y hay secciones en las ni siquiera se repiten, no sé si adrede o por un fallo técnico, y todo queda en silencio salvo por los efectos sonoros, desinflando en ocasiones el coraje que pretendía inculcar.

Respecto a la localización y voces en español de Halo: CE Anniversary, me temo que es algo pobre, aunque no especialmente mala. Hubo algunos errores en la traducción, en donde confunden a Forerunners con Precursores, dos razas de épocas distintas, y que el Pacto pasaría a llamarse más adelante Covenant, manteniendo su nombre en inglés. Actualmente son cuestiones más bien anecdóticas, pero aún quedan rastros incluso después de tantos años y pueden confundir al jugador que entre ahora en la serie Halo.

Capitán Keyes luchando contra el control del Flood por mantenerse cuerdo
Hay un terminal por misión que se introdujo en la versión Anniversary de 2011 para desarrollar más a fondo los sucesos de Halo. La escena son muy buenas, pero tienen problemas: al reproducirlo se superponen con la música actual del juego, y además me encontré con el terminal de la cuarta misión y ni siquiera funcionaba

El modo multijugador es compartido entre todas las entregas que están y vendrán a Halo: la colección Jefe Maestro. Recalcar que entre Reach y Combat Evolved cambiaron algunos detalles, como que ahora se puede conseguir puntos de experiencia al jugar otros modos online que no sean el multijugador, como Tiroteo.

Actualmente hay dos juegos competitivos del primer Halo, pero en partida personalizada se pueden jugar a todos los subtipos: asesino, rey de la colina, bola loca, capturar la bandera y carrera. Actualmente hay dos del primer Halo en modo competitivo, pero van rotando y añadiendo nuevos, como pasaba con los de Halo: Reach.

Ofrece lo mejor de los dos campos del videojuego: disfrutar del simple placer de intercambiar tiros y fascinarse por el lienzo de un universo elaboradísimo de ciencia ficción como pocas que se hayan visto. Puedo entender que Xbox Game Studios estrenase Halo: la colección Jefe Maestro con Reach, no solo por cuestión cronológica, también por lanzar de antemano el lado más personal de la historia para enganchar a los nuevos, como yo, y luego con Combat Evolved Anniversay tener la verdadera base de Halo sin alejarse demasiado del modo de juego y gráficos, es decir, sin ser un salto demasiado grande.

John-117 y Cortana discutiendo

Ahora mi pregunta es: ¿hasta qué punto debería levantar la mano teniendo en cuenta que el título original se lanzó hace casi 20 años? Puede que le ponga una puntuación más baja que otras webs, seguramente por no haber tenido ese primer contacto con la saga hasta hace escasos días. Sin embargo, espero como el que más a que llegue Halo 2 y seguir analizando la saga. Con el tiempo veré con otros ojos el primer Halo, no me cabe duda, pero ahora mismo esta es mi impresión.

Halo: Combat Evolved Anniversary

Puntuación Final - 7.5

7.5

Recomendado

Lo pasarás genial jugando a CE Anniversary, un FPS futurista que, aunque lejos de la perfección, plantea unas de las mejores narrativas que haya visto en el género y una jugabilidad más que divertida, a la par que desafiante. Su worldbuilding te atrae como un agujero negro, tanto que hay quienes pasarían por alto unos cuantos de sus defectos, producto del paso de los años.

User Rating: Be the first one !
Etiquetas

Daniel "Fullbull" Rubio

No me pidas mucho para los textos, que solo hice el bachiller de ciencias. En esta vida me gustan tres cosas: Cerebro, videojuegos y carlinos. "La esperanza es lo último que se pierde".

Actualidad

Botón volver arriba
Cerrar
X