Artículos

Patapon y las inteligencias múltiples

La faceta didáctica de los videojuegos

Empecemos con una pregunta ¿Qué es la inteligencia? Normalmente la asociamos a ser muy buenos con el pensamiento lógico-matematico y el lingüístico. Cuando pensamos en alguien inteligente, nuestra primera idea suele ser una persona que saca grandes notas, que tiene una gran memoria o que es talentosa con las matemáticas, pero, ¿cuántos pensamos en un bateador haciendo un home run tras una bola difícil? Por la década de los ochenta un psicólogo decidió profundizar más sobre este concepto y dio con unas ideas muy interesantes; y hoy en día podemos aplicarlas a uno de nuestros pasatiempos favoritos: los videojuegos. Por eso vengo a hablaros de Patapon y las inteligencias múltiples.

Howard Gardner investigó y escribió acerca de las inteligencias múltiples. Para él eran destrezas tan importantes como el pensamiento lógico-matemático y el lingüístico. Algunas de estas destrezas son, por ejemplo, la inteligencia musical, la cinético-corporal o la interpersonal. Es decir, que para Gardner la capacidad de tocar un instrumento, moverse ágilmente por un campo de obstáculos o saber comportarse en diferentes situaciones sociales demuestra tanta inteligencia como resolver una cuenta muy difícil.

Pero nuestro amigo Howard no se quedó ahí. Decidió estudiar cómo poder aplicar esta teoría a un sistema educativo y reemplazar al actual sistema de CI. Gardner, enfocando la educación del niño de modo que se potenciarán las destrezas que le gustaran y se le dieran bien. Pero también hacia énfasis en reforzar los campos donde el niño pasaba más dificultades. En definitiva, la idea era proporcionar un sistema individualizado a cada alumno adaptado a sus necesidades.

Las ocho inteligencias establecidas por Howard Gardner en su teoría

Por eso, una de las formas en las que pensamos a la hora de trabajar estas inteligencias es de forma global. Y aunque es imposible trabajar las ochos establecidas por Gardner a la vez, sí que podemos llegar a trabajar dos o incluso tres a la vez, lo que nos permite tratar con todas ellas a la vez de una forma mucho más sencilla. Y hay un método con el que estamos familiarizados para trabajar varias inteligencias de forma simultanea.

Aquí es donde entran los videojuegos, y para ser más específicos, Patapon. Cuando estuve jugando a Patapon 2 Remastered para el análisis de esta página observé algo muy interesante. Fue en mitad de una fiera batalla donde apuraba el ritmo para conseguir una canción perfecta cuando me di cuenta. SIE Japan Studio estaba consiguiendo que trabajara más de una inteligencia a la vez. Y aún más, lo estaba haciendo mientras me lo pasaba genial.

Dejad que me explique. Por un lado, el tener que seguir un ritmo constante para realizar cualquier movimiento o incluso para conseguir materiales fuera del combate hace que ejercites tu inteligencia musical. Por el otro, al estar jugando a un título de estrategia en tiempo real te obliga a desarrollar tu inteligencia lógico-matemática.

Y es aquí donde los videojuegos brillan, en trabajar más de un área a la vez, sobretodo de una forma progresiva. Empiezas pudiendo equivocarte en el ritmo, con solo un par de comandos y opciones muy limitadas, pero según avanzas tus destrezas aumentan y con estas, los desafíos. Los últimos niveles te pedirán una formación bien pensada, que ejecutes los comandos en un ritmo perfecto para no perder tu combo y que éstos comandos sean los adecuados para el momento justo dentro del combate.

En Patapon es fundamental coordinar tus estrategias a la vez que mantenemos un ritmo constante para completar los niveles más exigentes

De hecho, este uno de los pilares fundamentales de la educación. El aprendizaje significativo, donde los conceptos más complejos se enseñan a través de los conceptos más simples que ya sabe la persona a la que queremos enseñar. Y la curva de dificultad es la definición exacta de este aprendizaje.

Imaginad el caso de un niño de 11 años: su inteligencia lógico-matematica es bastante destacable y le gustan las actividades relacionadas con ésta, pero su inteligencia musical nunca fue muy estimulada y ahora no la encuentra interesante. En el colegio saca buenas notas pero está a poco de suspender música.

Entonces le presentamos Patapon como un juego de estrategia con bastante profundidad y le acompañamos en los primeros niveles. Como a nivel rítmico empieza exigiendo muy poco, no debería resultarle un reto imposible. Si conseguimos interesarle por el juego no sólo desarrollaremos más estas inteligencias del niño, si no que quizás encontrará diversión en un tipo de inteligencia que no se había estimulado en él hasta ahora. Ahora, cuando esté en clase, podrá usar de referencia lo aprendido en Patapon como refuerzo y se le hará más sencillo seguir un ritmo y comprender cómo funciona el ritmo y la música. Y lo más importante: se lo estará pasando bien.

Porque aunque la mayoría ya hemos superado esa falacia de que los videojuegos nos hacen violentos, creo que seguimos ignorando muchas de sus capacidades didácticas. Ignorando los videojuegos de carácter puramente educativo, se pueden usar muchas de las virtudes de este medio para reforzar o trabajar ciertos conocimientos.

No olvidemos que lo importante de un videojuego es pasarlo bien y que las finalidades didácticas de este son solo un añadido

Esto no tiene porqué aplicarse solo a la educación de los más pequeños. ¿Cuántos hemos conocido a gente nueva al meternos de lleno en un MMO o hemos bailado por primera vez en nuestra vida gracias al Just Dance? Que seamos personas maduras no significa que dejemos de aprender y los videojuegos pueden ser una puerta accesible para ejercitar destrezas que siempre hemos dejado de lado en nuestra vida. Por eso quizás títulos como Guitar Hero o WiiFit triunfaron tanto pese a una tener una premisa tan extraña, porque nos dejaban explotar inteligencias que normalmente solemos dejar dormidas en un rincón de nuestra personalidad.

En definitiva, creo que después de estar habituados a ver a los videojuegos desde la perspectiva del ocio y recientemente desde la perspectiva del arte, es fundamental que no obviemos también sus otros posibles usos. Obviamente no deja de ser un medio como cualquier otro, y no son el santo grial. Muchos de ellos existen con el simple fin de entretener, y eso es bueno. Pero aún así, quizás sí que podamos usarlos como una herramienta para apoyar al estudio y al aprendizaje, y ese es un mundo aún lleno de posibilidades.

Etiquetas

Regas

Jugando desde que era capaz de sujetar un mando. Amante de los RPG y la narrativa en general. Con suerte futuro diseñador.

Actualidad

Botón volver arriba
Cerrar
X