Análisis HardwareHardware

Razer Viper Ultimate – Análisis

Velocidad y precisión inalámbrica

Si hay una palabra que define los productos de la serpiente tricéfala, sin duda es calidad. Muchas veces oímos de la eterna e inacabada batalla entre los ratones inalámbricos y los cableados.

Pérdida de velocidad y precisión son los principales motivos cuando se habla en contra de los mouses carentes de cable, ya que es muy importante para aquellos jugadores más competitivos que busquen llevar su juego al máximo nivel.

Podemos decir que el Razer Viper Ultimate, el ratón inalámbrico de Razer, podría llevar a su final la inacabada guerra.

El producto se presenta en una caja de cartón de un palmo de alto con los característicos colores de la marca: verde y negro.

En la cara principal nos encontramos con una imagen del Razer Viper Ultimate desde arriba con el nombre del producto debajo y sus características principales. En la parte izquierda de la cara tenemos más características y a la derecha el logo de Razer.

En el lateral derecho tenemos un logo y una breve descripción del producto, un breve análisis del jugador de CS:GO, Taco, y diferentes logos. El lateral izquierdo ofrece una descripción de la tecnología Razer Hyperspeed y lo que contiene la caja.

En la parte trasera tenemos una imagen detallada del ratón y su estación de carga donde nos explica las diferentes características del mismo producto.

En el interior de la caja tenemos la estación de carga y el ratón protegidos por gomaespuma adaptada al tamaño. Al retirar la gomaespuma, tenemos las instrucciones y unas pegatinas. Justo debajo de los papeles tenemos el cable USB que va de la estación de carga a una estación USB.

A primera vista se presenta un ratón compacto, de calidad y ligero. Su tamaño y diseño es el esperado tal y como indica la caja. Hablamos de una envergadura mediana-grande ideal para todo tipo de manos. Está pensado tanto para diestros como zurdos.

Casi todo el mouse es de color negro mate, incluso los dos botones laterales de cada lado, haciendo un total de cuatro. Destacan detalles propios de Razer, donde cuidan cada una de las partes del producto. Como ejemplo, tenemos los puntos de la rueda, el cambio de diseño y depresión del centro y el relieve de los laterales.

En la parte inferior tenemos las almohadillas deslizables de color marfil, el sensor óptico, los agujeros de carga, el controlador de DPIs y el botón deslizante de encendido y apagado.

En la parte delantera encontramos una clavija donde podemos insertar el cable para poder utilizar el ratón también de forma alámbrica.

Procedemos a hablar de la estación de carga. Se presenta del mismo color con un ángulo ideal para colocar el mouse sobre la misma y que no caiga. Detalles como el logo de Razer y el nombre de la marca se hacen presentes en la parte delantera. Sencilla y práctica.

Del cable poco podemos detallar. Está recubierto con el material «cordón trenzado» del mismo color negro mate donde en un extremo se encuentra la clavija USB y en la otra la clavija pertinente a la estación de carga. Nuevamente nos damos cuenta de los detalles Razer en ambas clavijas con el logo de la marca y el nombre de la misma.

Como en todo producto Razer de estas características, encontramos una gran cantidad de especificaciones técnicas. Nos detendremos y daremos pie a las más destacables.

Podemos leer que el sensor óptico tiene un 99,6% de precisión. De hecho, es de las cuotas más altas que se pueden encontrar en el mercado. La tecnología HyperSpeed le confiere un valor añadido.

La personalización es total, todos los botones son personalizables, los DPIs, la sensibilidad, los colores, etc.
La batería tiene una duración de 70h sin iluminación que depende de la configuración de uso.

Tiene un tamaño específico aproximado de 126,7mm (largo) x 66,2mm (ancho) x 37,8mm (alto) con un peso aproximado de 74g sin cable.

Totalmente gratuito, Razer ofrece su programa de optimización y personalización. He de decir que es muy completo. He «trasteado» todas las funciones que puede ofrecer y son casi ilimitadas. A la hora de jugar (sobre todo shooters) he podido proceder con total comodidad y ergonomía propia.

La ventaja que tenemos con este programa es que, automáticamente, adapta el ratón y el PC a partir de optimizaciones al videojuego que estemos ejecutando en ese momento. Si tenéis la oportunidad dadle un try.

Una vez dicho esto, se ha utilizado el producto en todo tipo de títulos con un resultado excelente. Ha sido comparado en todo momento con mouses con cable y no he podido notar ninguna diferencia, incluso jugando rankeds (a un nivel modesto) no he tenido ninguna molestia de rendimiento ni de precisión.

Si tuviera que poner una pega, sería el botón de los DPIs. Al estar ubicado en la parte inferior, es necesario darle la vuelta al ratón para cambiarlo y esto puede estropear la experiencia de usuario si nos encontramos en medio de una partida.

Siendo sincero, hasta la fecha no he utilizado un periférico «ratonil» mejor adaptado a mis necesidades jugabilísticas que el Razer Viper Ultimate. Se adapta perfectamente a las necesidades que un gamer puede tener en cualquier ámbito y con cualquier género de videojuego.

El Viper Ultimate es ligero, ergonómico (con y sin alfombrilla) y preciso. Con esto podríamos definir la experiencia de usuario propia de forma sencilla y real.

Sin duda recomendaría este producto para todos aquellos usuarios que quieran un ratón de calidad, ligero, personalizable y sin apenas retraso de respuesta. Si estás buscando un mouse inalámbrico, debe estar entre tus principales opciones.


Javier Martín González

Graduado en periodismo | Redactor y lector empedernido. Soy gamer desde que tengo memoria, consumidor de series y campeón de futbolín.

Actualidad

Botón volver arriba
X