AnálisisSwitch

Rune Factory 4 Special – Análisis Switch

Una mano en la espada y la otra en la azada

Desde hace muchos años los videojuegos no se atienen a un único género, o incluso teniendo dicho género como elemento principal, están formados por diferentes elementos que pueden a su vez funcionar como distintos juegos cohesionados en uno.

Esta variedad en las dinámicas de los juegos puede a veces parecer un poco absurda, e incluso hacer que el juego no tenga personalidad propia. Pero si hay un juego que me ha demostrado que esto se puede conseguir hacer bien y de manera bastante humilde ese es Rune Factory 4 Special. La continuación de una saga de juegos que desde hace unos años llevan una formula muy peculiar.

Todo empieza en un dirigible, donde nuestro avatar, ya sea chico o chica, protege unas runas muy misteriosas. Después de un ataque en el perderemos dichas runas, nuestro personaje se precipitará del dirigible, previa pérdida de la memoria. Este infortunio tan recurrente, nos llevara a «caer» bajo la protección de Ventuswill, una dragona muy simpática que intenta aparentar ser más dura de lo que en realidad es. Junto con este giro nos veremos envueltos en la recuperación del reino de Selphia, ya que por alguna razón nos tomaran por un príncipe.

Tendremos muchísimas conversaciones, nos vendrá bien saber un poquito de inglés

Una de las bazas más importantes de Rune Factory 4 Special es que sorprende con su propia historia y narrativa. Sin ser algo realmente espectacular, nos encontramos con un argumento que tiene bastante humor y sobre todo contenido. La gran variedad de personajes nos permite meternos en la historia y disfrutar mucho de todo lo que ofrece. Además, sabe combinar muy bien todas las mecánicas que tiene con el ritmo narrativo, por lo que es muy difícil sentir sensación de monotonía. Al final la única pega es que este juego no viene traducido, y es una pena, porque uno de sus puntos fuertes es la gran cantidad de interacciones entre los personajes.

Rune Factory 4 Special nos ofrece dos modos de juego, por así decirlo. El primero es el modo historia normal, con diferentes niveles de dificultad. El segundo es un modo muy curioso que en su nombre original es Newlywed Mode, traducido sería algo así como modo matrimonial más o menos. A través de los lazos con los personajes que conoceremos podremos casarnos con estos, teniendo este modo a nuestra disposición donde viviremos una vida juntos con misiones especiales; se puede considerar una especie de epílogo.

Todos los personajes tienen sus sueños y anhelos, será divertidos desbloquearlos para saber un poco más de ellos

También podremos desbloquear capítulos de Another Episode, unas secuencias en las que conoceremos un poco a más a los personajes y sus sueños. Un extra muy interesante que sigue teniendo la pega de que está en inglés, con lo cual puede ser un poco molesto, teniendo en cuenta que hay mucho que leer. En este sentido tu nivel de inglés va a determinar en gran medida tu capacidad de disfrutar el título al 100%,

Sin duda una de las mejores cosas que tiene Rune Factory 4 Special, es que su propio planteamiento supone poder tener bastante variedad de tareas. Desde plantar tu cosecha hasta pescar, pasando por la exploración y el combate. Mecánicas sencillas pero con dinámicas bastante bien repartidas, que hacen que el juego vaya saltando de unas a otras casi sin que te des cuenta. Haciendo así que pese a su sencillez haya una gran sensación de amplitud y de horas que te ofrece. Lo mejor de todo es que las diferentes labores aportan diferentes cosas, como explorar, que aporta materias primas o la agricultura que sirve para ganar un buen dinero.

El combate no es nada del otro mundo, pero sabe ser divertido de alguna forma que me cuesta comprender

De todas formas y pese a tener tantas tareas distintas que realizar, una de las más destacables es el combate junto con la exploración. En principio el planteamiento es sencillo, puedes atacar y esquivar, además de mejorar tus estadísticas con diferentes piezas de equipo y armas. Esta sencillez se combina con unos monstruos que aparentemente no son gran cosa, pero que saben crear situaciones que a la larga nos ponen en un aprieto. Es bastante peculiar como este juego aparentemente sabe crear una atmósfera muy atractiva, con un aspecto y una forma de jugar simple, tiene mucho mérito y es una de las claves de por qué esta clase de juegos gustan tanto. Además, dentro de lo que es la exploración tenemos dos factores muy interesantes: por un lado, los monstruos aparecen más o menos de forma aleatoria, lo cual hace que la experiencia no sea siempre igual, además de poder encontrar cofres con gran cantidad de objetos, más los propios objetos que conseguiremos en el terreno. Por otro lado, por el camino encontraremos jefes, los cuales nos pondrán en verdaderos aprietos y nos harán aprender por las malas. El propio desarrollo del protagonista respecto a esto es muy interesante, ya que todas las capacidades se mejoran usándolas, y en lo referente al combate esto nos puede llevar a aprender algún que otro tipo de ataque especial nuevo, como por ejemplo el ataque cargado.

Los detalles de este juego son su auténtica baza, como habréis visto, y es que no solo tendremos conversaciones divertidas y bastante interesantes (aunque en inglés), también podremos pedir ayuda a algún que otro personaje, como por ejemplo para salir a explorar el mundo, lo cual siempre viene bien y ayuda a unir lazos. También podremos personalizar nuestra habitación, algo que para nada es una mecánica principal, pero siempre es interesante. Y es que, si algo es este juego, es sorprendentemente interesante.

Como buen juego de estilo anime, tiene varias animaciones bastante bien hechas y con buenos diseños

Rune Factory 4 Special en cuanto a aspecto es un juego que cumple de una manera que llega a sorprender. A priori, el juego es evidentemente bonito, pero la primera impresión puede ser demasiado tosca, con unos gráficos algo desfasados. No obstante, es un juego que en realidad salió para 3DS. Aun así, según vamos avanzando en el mismo, el juego sabe convencer y poco a poco vamos metiéndonos en todo lo que ofrece, de tal manera que entendemos que su aspecto ideal es ese y no otro. Además, en ciertos momentos tendremos pequeñas secuencias de anime, que nos presentarán a algunos personajes y eso siempre es agradable y da un plus a la estética general del juego.

La banda sonora tiene algunos altibajos, con temas bastante interesantes y algunos muy anodinos e incluso algo feos. Pero en términos generales, acompaña a esta estética bonita e inocentona, de tal manera que aporta consistencia al concepto general del juego, en el que se nos plantea una historia con algunos giros interesantes, pero realmente no se nos propone nada dramático.

Los jefes siempre serán una sorpresa, que no en muchos casos nos harán sudar de lo lindo

Al final, una de las claves de este juego es la cohesión de sus partes, ya que si bien de forma individual son todas excesivamente sencillas llegando al punto de ser simplonas, en conjunto hacen un juego realmente entretenido. Es ese título al que puedes echarle tanto cuatro horas como 20 minutos; de alguna manera sabe administrase para adaptarse a ti, haciendo que sin realmente una expectación excesiva, te sorprendas a ti mismo jugándolo continuamente en cualquier momento en el que tengas un pequeño hueco.

Rune Factory 4 Special es sin duda un título muy a tener en cuenta por todos aquellos a los que no solo nos gustan los RPG, si no los juegos de tener tu propia granja, y todo sin ser para nada espectacular en esto último ni realmente en nada de lo que hace. Pero de alguna manera tiene esa gracia, la gracia que hace que algo sea notable casi sin pretenderlo.

Rune Factory 4 Special

Puntuación Final - 7.5

7.5

Recomendado

Diversión, variedad y un aspecto bonito, son las claves que hacen de este juego una obra notable.

User Rating: Be the first one !
Etiquetas

Francisco Jose Moreno

Gran Fan del Zelda, Final Fantasy, Metal Gear y largo numero de Etc. Lo mío son los juegos que me divierten simplemente o los que me llegan a la patata. No creo que nadie pueda sentar cátedra en opinar sobre videojuegos.

Actualidad

Botón volver arriba
Cerrar
X