AnálisisPC

Lost Brothers – Análisis PC

Demasiados agujeros por tapar

El arte de dar a conocer y vender tu producto es, sin duda, una gran parte de la magia que tienen que hacer los títulos indie para destacar. Dos caminos que pueden tomarse son: o centrarte en destacar las bondades de tu producto, o bien intentar despegar bajo etiquetas que contengan el nombre de otro título que ya ha conseguido el éxito. Si miras la página de Lost Brothers en Steam, probablemente el primer título al que te recordará, tanto por su estética como por su premisa, es al premiado Firewatch.

Teniendo en cuenta que Firewatch es uno de los indies más reconocidos de los últimos años, la apuesta del estudio Bit Light es bastante arriesgada: todo aquel que se acerque a su obra lo hará con el juego de Campo Santo en la mente, tanto para lo bueno como para lo malo. Lamentablemente, en este caso la apuesta les ha salido mal: Lost Brothers es un título que falla en aspectos que van más allá de los recursos al alcance de sus creadores. Además de las esperables concesiones a nivel técnico que se puede hacer en un juego de estas características, Lost Brothers tiene carencias importantes en su premisa jugable y su historia, lo que sumado a los bugs que presenta hacen que parezca un producto al que aún le faltan muchos ajustes como para considerarse terminado.

La propuesta de Lost Brothers es sencilla: dos hermanos adolescentes van de acampada, perdiéndose uno de ellos en el bosque en misteriosas circunstancias. Años después, John vuelve al bosque en el que perdió a su hermano como una forma de reconectar con su pasado familiar. Sin embargo, su acampada se verá interrumpida por la llamada de socorro de una chica llamada Samantha: escucha su voz a través de un Walkie-Talkie abandonado y afirma haberse quedado atrapada en una cueva tras el derrumbe de unas rocas. John decide internarse en el bosque para rescatarla, pero quizás no sea tan sencillo como cabría esperar.

Lost Brothers es un walking simulator en primera persona con pinceladas (extremadamente simples) de plataformeo y puzles. El principio del juego es muy prometedor, ya que la paleta de colores que utiliza y la representación del bosque es efectiva, a pesar de las pobres texturas de todo lo que nos rodea; sin embargo, este acierto en el apartado artístico (heredero del estilo de Firewatch, eso sí) se pierde una vez entramos en la cueva, mucho más monótona. La parte final del juego recupera parte de esa belleza inicial gracias a una localización muy evocadora, pero en general Lost Brothers presenta un apartado gráfico modesto en cuanto a la calidad de las texturas y las animaciones.

Los entornos de Lost Brothers
Es una lástima que no se haya aprovechado más el bello escenario del bosque del inicio de Lost Brothers

Su apartado sonoro es igualmente precario, habiendo muy pocas piezas musicales que se repiten una y otra vez. Faltan muchos efectos de sonido y otros son confusos; además, a pesar de contar con varios diálogos importantes para el desarrollo de la historia, no hay absolutamente ninguna voz en todo el juego, algo que no sería un problema si lo que se nos contara estuviera bien redactado. Por desgracia, su interesante historia está narrada con diálogos extraños (y con una mala traducción al inglés) y textos muy simples que llevan a la aventura a un final abrupto y poco satisfactorio.

Hay varios momentos dentro de la historia que, sin muchos recursos, podrían haberse hecho más tensos con pocos ajustes, pero las transiciones que hace el juego entre eventos y zonas son muy bruscas y no se trabaja más allá de lo que vemos mientras caminamos y los pocos objetos que encontramos en nuestro recorrido.

Su jugabilidad no sale mejor parada: debido a la corta duración del título, de poco más de una hora de duración, características que podrían haber sido muy interesantes de utilizar, como la brújula y el mapa para orientarse con las indicaciones de Samantha, no duran más que unos minutos. Tampoco espero reto en un walking simulator, pero podrían haber aprovechado más los momentos en el bosque u otorgar más importancia a las conversaciones a través del Walkie-Talkie, aprovechar más los pocos escenarios que tiene y dar a los jugadores más cosas que hacer dentro de los mismos.

La cueva en de Lost Brothers
La cueva es una zona muy simple, tanto a nivel visual como jugable

La interacción con los objetos aún no está bien ajustada del todo, muchos objetos pueden atravesarse y decisiones como el cansancio del protagonista al correr, la débil iluminación de la linterna o lo vacíos que están los escenarios se suman a una larga lista de pequeños problemas; muchos de ellos podrán solucionarse vía parche, pero por el momento Lost Brothers parece un juego con mucho margen de mejora y aspectos que pulir tras su lanzamiento.

Lost Brothers es un juego que se siente inacabado, debido a su abrupto final y sus carencias a nivel técnico y jugable. Los responsables del juego trabajan en nuevos parches para corregir los bugs del título (el último se publicó el pasado viernes), por lo que no sería raro que poco a poco fueran añadiendo nuevas características. Sin embargo, en el estado actual del título no puedo recomendarlo ni calificarlo con una nota.

Etiquetas

Alejandro Morillas Tellez

Fisioterapeuta/osteópata de día, hipnoterapeuta cuando es necesario y apasionado jugador de videojuegos por la noche. Los primeros juegos que relaciono como favoritos son Catherine, Vanquish, Overwatch y Kingdom Hearts. Pero siempre estoy disponible para un Tekken, un Vermintide o una maratón de Metal Gear.

Actualidad

Botón volver arriba
Cerrar
X