AnálisisPC

Fear the Dark Unknown – Análisis PC

El Alone in the Dark español

A estas alturas nadie se acuerda ya de Alone in the Dark, la saga que realmente empezó todo el bombazo de los Survival Horror allá por principios de los años 90. Y es que se trata de una saga que pese a constar de una trilogía original realmente buena, las secuelas que aparecieron en los tiempos más modernos no estuvieron a la altura.

Encima, los derechos del juego acabaron cayendo en las malas manos de Atari tras la caida de Infrogames, por tanto, la saga ha quedado muerta y enterrada para siempre. Pero para más inrri, nunca nadie jamás en la vida se ha preocupado por hacer un remake o un sucesor espiritual de alguno de los primeros títulos de la saga. Hasta ahora, que los de DreamLight Games se han puesto manos a la obra para darle a este clásico el homenaje que se merece.

El juego nos cuenta la historia de James y su hija Chloe (dos personajes jugables, al igual que en Alone in the Dark), quienes por causas del destino se adentrarán en la mansión Beresford, un enorme caserón repleto de pasillos, puertas cerradas y secretos ocultos que durante 200 años ha estado «maldito», con todos sus habitantes acabando de la peor forma posible (¿Soy yo o esto se da un aire a la mansión Derceto?). Juntos tendrán que resolver el misterio que les ha conducido a encontrase en semejante lugar… ¡Y vaya misterio! Porque sin haberme perdido más de lo necesario, el título me ha durado cerca de las 25 horas.

Prefiero contar solo eso para ir abriendo boca, ya que la historia del juego es extensa, compleja y llena de sorpresas, que se irán desgranando poco a poco a base de documentos que vamos encontrando (de nuevo, algo que inició Alone in the Dark). Además, creedme si os digo que el más mínimo spoiler de esta aventura sería algo bastante doloroso. Pero si hay algo que destaca aquí es que los caminos que recorremos con ambos personajes son realmente distintos, en lugar de ser un What If como sucedía en títulos de la talla de Resident Evil 2.

Eso sí, cada personaje tiene su propio nivel de «acción», «puzles» y «aventuras» (esto último no sé a que se refiere), algo que se podrá personalizar en futuros parches. También podremos elegir entre varios niveles de dificultad, así que el juego, además de ser muy largo, da la posibilidad de rejugarlo con diferentes configuraciones.

A mi tampoco me gusta

El juego es un Survival Horror clásico en todos los sentidos, tanto en la jugabilidad, que comentaremos ahora, como en el apartado técnico del que hablaremos más adelante.

En primer lugar tendremos una dosis de puzles para para un tren y de hecho, algunos nos van a quebrar la cabeza bastante y otros nos van a llevar a una muerte segura que, si somos algo avispados, podremos ver venir. Con lo cual, si queremos salir airosos será necesario explorar de cabo a rabo todas y cada una de las habitaciones de la mansión. Algunos de estos puzles están inspirados o directamente sacados de Alone in the Dark, pero con un toque propio que demuestra el amor de los desarrolladores por la obra de Infrogames. En Fear the Dark Unknown encontraréis todo tipo de puzles: las típicas puertas cerradas, contraseñas secretas que hay que descifrar, objetos que combinar en cierto orden y muchos otros que en principio no parecerán tener solución, pero que más adelante podremos resolver y puede que sea necesario tirar de papel y boli.

Muchos de los puzles requieren objetos, y evidentemente no será posible coger todo aquello que encontremos por ahí a lo loco. Nuestro inventario está muy limitado (aunque es posible ampliarlo según avanzamos) y tendremos que gestionar todo lo que llevamos encima guardando lo aparentemente inútil en una caja similar a los baúles de Resident Evil. Juego con el cual también comparte el sistema de guardado y de salas seguras. En este último aspecto noto una ligera discrepancia, ya que para guardar necesitamos insertar CD-Roms en un ordenador portátil, pero sin embargo en las salas seguras (a las que se accede de una forma muy extraña) el guardado es gratuito. Algo que en según que tramos del juego puede restar tensión a la partida.

Un cadáver en el suelo ¿Se levantará o no?

Por otro lado están los enfrentamientos con los enemigos, que al principio parecen muy fáciles, pero tranquilos, a partir del capítulo 2 las cosas empezarán a ponerse bastante feas (sin necesidad del nivel de dificultad más alto). Así que preparaos para gestionar la munición y los objetos de salud, porque el sistema de combate es bastante ortopédico y seguro que más de una vez os matan injustamente. Además, hay enemigos que serán realmente difíciles de matar, reviviendo a cada rato en el mismo sitio donde se desplomaron. Se puede entender que los Survival Horror clásicos tuvieran un sistema de combate atroz, pero en este caso, parece que más que intentar recrear esa jugabilidad queden cosas por pulir. Sin embargo viendo la frecuencia con la que los desarrolladores actualizan el juego, no es algo de lo que preocuparse en exceso.

Hay que decir que, de nuevo como en Alone in the Dark, existen enfrentamientos que solo se pueden ganar resolviendo pequeños puzles. Un autentico puntazo que supone un soplo de aire fresco a la acción y nos dará algún que otro momento épico. Unos momentos que además transmiten el mismo rollo y la misma esencia que tenía Alone in the Dark. De nuevo, prefiero no decir nada y dejar que vosotros mismos lo descubráis. Así mismo, el juego nos da la posibilidad de poner al personaje en «modo sigilo», algo a lo que no le he encontrado utilidad alguna, por lo que si queremos evitar el combate puede que sea mejor recurrir a otro métodos.

No obstante, aunque el combate sufra de ciertos problemas, no se puede negar que la experiencia jugable de Fear the Dark Unknow es muy buena, sobre todo si conoces las raíces del género. Cada enemigo eliminado con éxito y cada puzle resuelto supondrán pequeños avances que nos darán una sensación muy satisfactoria. Así que puede ser un título bastante adictivo, de nuevo, solo si eres muy fan del género.

Y para hacer todo esto tendremos que mover a nuestro personaje con dos posibles sistemas de control. El «tipo tanque» el cual lleva traumatizando jugadores desde más de 20 años, y el «tipo normal«, siendo este último similar al implementado en Resident Evil HD Remaster y el más recomendable para los nuevos en el género.

La cámara fija, junto con los tremendos efectos de iluminación, crean una atmósfera única

El título utiliza el Unreal Engine 4 y no es para nada un portento técnico, pero lo que han hecho lo han hecho muy bien. Vamos por partes.

En primer lugar, tendremos una ambientación propia del siglo XIX o principios del siglo XX, otra vez, igual que en Alone in the Dark. No faltarán los detalles en el escenario y constantemente habrá un toque lúgubre y oscuro pero a su vez tremendamente atractivo que, por si no me he repetido ya bastante, no para de recordar al rollo de Alone in the Dark.

Los desarrolladores han optado por un sistema de cámaras fijas al estilo de Resident Evil: Code Verónica, es decir, a veces la cámara se mueve con nuestro personaje. Esta nos regalará planos espectacularmente terroríficos y sustos dirigidos con muchísima pasión hacia el Survival Horror. Puede que esto tire para atrás a mucha gente, y en cierto modo es normal, ya que este sistema de cámaras está realmente obsoleto. Sin embargo, para los románticos del género va a ser un auténtico placer ¿Recuerdas esa sensación de no saber lo que te vas a encontrar a la vuelta de la esquina? Aun así, este sistema adolece de ciertos defectos en momentos puntuales de la partida, donde la cámara fija no deja ver bien los posibles caminos y nos puede confundir.

Los zombis van a darse un festín. Esto me suena de algo…

Pero si hay algo que destaca enormemente en el apartado técnico es el diseño de los enemigos. Estos consistirán en zombis y otras aberraciones que ya descubriréis, y tienen un aspecto que podrían poner a temblar a alguien con horchata en las venas. Aunque no se puede decir lo mismo de las animaciones, y no solo las de los enemigos, sino también las de los personajes principales, las cuales lucen bastante robóticas. Sin embargo, hemos de tener en cuenta que este juego ha sido desarrollado por un estudio bastante pequeño que no tiene tantos recursos para este tipo de asuntos.

En general, Fear the Dark Unknow crea una atmósfera única: entre una cámara fija que nos hace vivir nuestra propia película de terror, una ambientación sublime, sus terroríficos enemigos y doblaje grotesco digno del primer Resident Evil, podemos afirmar que si el título hubiese salido hace 20 años hoy se le recordaría como uno de los clásicos.

¿En qué otro juego una cosa asquerosa nos mira desde la ventana?

Si aún no te has dado cuenta de que algo te observa desde la ventana, este juego es un homenaje a Alone in the Dark, y si disfrutaste de esa saga, Fear the Dark Unknown te va a encantar. Los homenajes a la saga de Infrogames son constantes tanto en ambientación como en puzles y en ciertas reminiscencias de la historia. Pero también te encantará si eres fan de los Resident Evil clásicos, y en resumen, de los Survival Horror en los 90.

Padece ciertos problemas, pero ninguno que no se pueda solucionar a base de parches, y además es un juego larguísimo, difícil, satisfactorio y que te atrapa. Eso sí, no es para todo el mundo. Solo los fans más versados en el género podrán entender las referencias y disfrutar de la magnífica cámara fija o de la enorme colección de puzles.

El precio del título es muy reducido: tan solo 24,95 € en Steam, y para todas las horas de juego que da, es muy recomendable si estás dentro del público objetivo.

Fear the Dark Unknown

Puntuación Final - 8

8

Recomendado

¿Te quedaste con las ganas de jugar a Resident Evil 2 Remake con cámara fija? Pues prueba Fear the Dark Unknown.

User Rating: Be the first one !
Etiquetas

Nukem

Ingeniero informático, en el mundo de los videojuegos desde que cogí la escopeta de doble cañón en DooM 2 y muy fan de los First Person Shooter clásicos. System Shock 2 es el mejor juego de la historia.

Actualidad

Botón volver arriba
Cerrar
X