AnálisisPC

Wolcen: Lords of Mayhem – Análisis PC

Clic, clic, clic, clic...

Creo que para entender Wolcen: Lords of Mayhem tenemos que remontarnos a sus inicios. Lo que empezó como un Kickstarter que vendía como una especie de Diablo en un mundo abierto, fue mutando (¡incluso cambiando de nombre!) hasta el ARPG clásico dividido en actos que nos ha llegado hoy. El de Wolcen no ha sido un desarrollo fácil, no solo cambió radicalmente su planteamiento inicial (con el esperado cabreito de los backers), sino que aún después de cambiar nombre y alcance, no ha estado exento de problemas.

Y es que, durante la mayor parte de su andadura, el Early Access en Steam de Wolcen no había conseguido despertar verdaderas pasiones, y se encontraba estancando en un tibio Mixed en cuanto a reseñas. Solo fue en la recta final del acceso anticipado cuando consiguieron despegar y gustar con más unanimidad. Con un pero, y es que esta última versión solo contaba con un acto, de los al menos tres que deberían comprender el juego.

La gente de SolarFall Games decidió que prefería tratar el acceso anticipado como una especie de demo, dándonos solo un acto, y el día del lanzamiento dar un salto de gigante triplicando el tamaño del juego: tres actos, nuevos poderes, nueva interfaz, nuevas mecánicas… ¿Qué podía salir mal?

Pues muchas cosas… Porque durante los primeros diez días después del lanzamiento, el juego apenas ha estado disponible por problemas con los servidores. Demasiada gente quería saltar al juego terminado (o casi), aquel título que nos había puesto la miel en los labios, y que ahora se abría ante nosotros como un pozo de horas donde pasar el rato grindeando.

Del campo al infierno, en Wolcen hay un poco de todo

Pero si dejamos de lado los problemas iniciales, que al final, son temporales, nos encontramos con un ARPG de manual. Por citar un par de referencias, a mi me recuerda a un Path of Exile algo simplificado con algunos toques de Grim Dawn. Todo bien, porque es lo que estamos buscando en un ARPG, ¿no?

De PoE tenemos el árbol de habilidades pasivo, que es una especie de versión simplificada del título de Grinding Gear Games, con muchas posibilidades para ajustar nuestra build, además de ser relativamente sencillo de reiniciar por si queremos cambiar nuestro rol.

Y es que en Wolcen no hay clases fijas, como sí las hay en Diablo o PoE, sino que las habilidades a las que tenemos acceso las determinarán las armas que nos equipemos y las magias que nos vayamos encontrando (como loot) durante la partida. Se trata de un sistema muy versátil, porque podemos combinar muchas armas y doblar la cantidad de habilidades a nuestra disposición: por ejemplo, podemos usar una pistola y un amuleto, una espada y una daga, etcétera.

Nuestras habilidades cambiarán no según la clase (que no hay) sino las armas que equipemos

Creo que uno de los puntos fuertes de Wolcen es su equilibrio. Además del árbol pasivo de habilidades y las magias que vamos desbloqueando, también podemos repartir puntos entre cuatro estadísticas, y al igual que con el árbol pasivo, es sencillo reiniciarlas. Esto hace que sea más complejo que un Diablo, pero menos, mucho menos que un PoE, que puede resultar abrumador.

El árbol de habilidades pasivo recuerda mucho al de PoE, pero bastante más sencillo (¡aunque no lo parezca en la imagen!)

Aunque ya hemos mencionado los problemas con los servidores durante el lanzamiento, jugar desconectado también es una opción. La pega es que no podremos llevar nuestro progreso local al modo online, ni tampoco viceversa. Esto hace que si queremos jugar con amigos y disfrutar de la experiencia en todo su esplendor, haya que pasar por el modo en red. Y es una pena, porque este modo adolece un poco de lo mismo que le ocurría a PoE, sobre todo durante sus primeros años. Y esto no es otra cosa cierto lag en el combate que solo se aprecia al jugar online. No sabemos si esto es cosa del lanzamiento, si cambiará en semanas, o lo hará en años, si es que cambia, pero es una pena. Es algo de lo que solo nos damos cuenta al pasar de un modo a otro, y al acostumbrarnos prácticamente nos olvidamos, pero está ahí y es algo que resta flow a un combate que, por otro lado, es impecable.

Como añadido que no estaba en acceso anticipado tenemos el sistema de personalización de skins

Más allá de las «promesas incumplidas», vamos a llamarlo así, de su Kickstarter y de los problemas técnicos más o menos graves, pocas pegas se le pueden poner a este Wolcen. Tiene todo lo que un fan del ARPG puede pedir. Un combate con fuerza, esa sensación de poder que tanto nos gusta al acabar con docenas de enemigos que inundan la pantalla, esa capacidad que tienen pocos juegos para mantenernos pegados mientras decimos «venga, un mapa más… venga, solo un nivel más… vale, mato a este jefe y lo dejo…»

Según usemos las habilidades las iremos subiendo de nivel, desbloqueado nuevas formas de personalizarlas

Aunque Wolcen ya ha salido de acceso anticipado, parece claro que su camino no acaba ahí. Da la impresión de que todo esto que han construido, aun siendo relativamente grande, es solo la base para el futuro, y que el lanzamiento es un paso más en la maratón. A día de hoy es un ARPG impecable, al que quizás le falta algo de variedad, pero que seguramente veremos expandido, ya sea con actualizaciones gratuitas, expansiones o una mezcla de ambos. Creo que el referente de SolarFall Games debería ser Grim Dawn, donde han conseguido un gran equilibrio entre parches gratuitos y expansiones de pago, allanando el terreno para una eventual secuela. Un excelente añadido más a un género que últimamente solo nos está dando alegrías: Darksiders Genesis, Torchlight 3, Diablo 4 (cuando quiera que tenga que llegar) o Magic: Legends.

Wolcen: Lords Of Mayhem

Puntuación Final - 8

8

Recomendado

Aun detrás de los bugs y problemas iniciales, Wolcen encierra un ARPG de manual, que sin innovar especialmente, consigue darnos las mejores sensaciones que siempre buscamos en el género.

User Rating: Be the first one !
Etiquetas

Pablo López "Potajito"

Traductor, videojuerguista y persona en general.

Actualidad

Botón volver arriba
Cerrar
X