AnálisisPC

The Blind Prophet – Análisis PC

Desenfunda tu espada y arranca la corrupción de Rotbork

Una aventura gráfica es buena para mi si cumple dos requisitos: que tenga una historia interesante bien llevada y un apartado artístico que acompañe. El que jugablemente sea más o menos innovador, o el hecho de que esté casualizado (los puzles no son muy difíciles o encontrar objetos es fácil) me importa bastante menos. Por suerte The Blind Prophet logra combinar una historia interesante, y no para todos los públicos, con un apartado visual espectacular que nos recuerda a los cómics. Así que, desenfundemos nuestras espadas y que comience la caza de demonios.

Lo primero que llama la atención de The Blind Prophet es un apartado visual espectacular, que nos transporta enseguida a otras obras, como pueden ser Sin City o Hellboy, un estilo gráfico muy basado en los cómics con un aspecto muy amenazante y oscuro, agresivo. Una mezcla entre lo gótico y lo cyberpunk que funciona a las mil maravillas es lo que nos presentan en esta ciudad maldita y corrupta de Rotbork. Neones en calles abandonadas y estropeadas, edificios antiguos con luces llamativas que nos recuerdan a Blade Runner, y un sinfín de lugares hechos para el pecador medio. Sin duda alguna lo mejor que tiene para ofrecer este título son sus gráficos y lo bien llevado que está el estilo del cómic al videojuego.

El apartado sonoro cumple y ya, la ausencia de doblaje de voz hace menos llevaderas algunas secciones del juego en las que el diálogo es denso, y aunque se dicen algunas palabras y se hacen sonidos, no logra reemplazar unos diálogos hablados por completo. En cuanto a la banda sonora, tenemos una música que acompaña la decadencia y corrupción que vemos allá donde vamos, pero que llega a ser repetitiva y algo irritante en algunos puntos.

Gráficos Blind Prophet
Gráficamente es una delicia de título, con un estilo casi cyberpunk que se fusiona al gótico y decadente pueblo de Rotbork

The Blind Prophet es una aventura gráfica point and click, y con eso ya está todo bastante explicado. Juegas interactuando con diversos elementos del escenario, cosa que podrás hacer de cuatro maneras diferentes, hablando, usando, cogiendo u observando. Dentro de esas opciones se desbloquearán distintas funciones más allá. Si hablas con alguien podrás ir eligiendo los fragmentos de conversación que quieras para ir sacando información sobre el mundo en el que te encuentras. Si observas algo, Bartholomeus (el prota) te hará una descripción detallada sobre lo que estés observando (algunas veces hasta con sentido del humor). Podrás utilizar los objetos que almacenes en tu inventario, aunque normalmente no se quedarán mucho tiempo ahí, ya que suelen se suelen usar en la misma zona donde los consigues. Finalmente, cuando usas algo… pues lo usas, no tiene más ciencia.

A estos cuatro controles básicos se les suma la habilidad de Bartholomeus para localizar esencias demoníacas, lo que se traduce en resaltar en rojo rastros que deberás seguir o los objetos interactuables del escenario. Esto lleva a un acercamiento más casual y accesible al point and click para aquellos que sólo deseen sumergirse en la narrativa y disfrutar de la historia de este profeta de dios enviado a matar demonios.
Posiblemente, esto eche para atrás a los “jugadores hardcores”, pero no es algo totalmente necesario de usar y podréis jugar sin ello. Eso sí, suerte encontrando algunos objetos que se camuflan excesivamente bien con el fondo. Además, debería criticar lo repetitivo de ciertos puzles o lo mal planteados que están algunos con tal de reducir la dificultad general del juego. Es cierto que si metes la pata morirás, dándole algo de tensión al asunto, pero unos checkpoints muy generosos y una dificultad con respecto a los puzles algo baja, harán que esta tensión se desvanezca bastante rápido.
Mención aparte a los minijuegos que permitirán relajarnos durante un rato y descansar de tanta maldad demoníaca y temas escabrosos.

Gameplay The Blind Prophet
Jugablemente no es ninguna locura, de hecho está casualizado de tal manera que nuevos jugadores del género puedan disfrutar de la historia

Demonios, guardianes venidos del cielo y toques lovecraftianos son los elementos sobrenaturales que sirven de espina dorsal a The Blind Prophet, pero lo que de verdad le da vida son sus temas, escabrosos, oscuros y nada aptos para los más sensibles.

Tratándose de demonios ya os podréis imaginar el viaje por la miseria y la maldad humana que realizaremos. Corrupción de todo tipo irá apareciendo por nuestro camino, tanta que en más de una ocasión me he sentido asqueado y muy incómodo por las situaciones que iba viendo. Para no hacer mucho spoiler, trataré sólo al primer demonio que nos encontramos.

Historia The Blind Prophet
Una historia llena de temas escabrosos y que no dejan indiferente a nadie es la guinda de un delicioso pastel

Nuestro primer gran enemigo es un ser infernal cuyo nicho es el deseo lujurioso humano; dar placer carnal a aquellos que no tienen nada más y someterlos a su control, ese es su cometido. Para esto monta un prostíbulo y lo llena de menores desesperadas por tener dinero, ya que el pueblo ha sido asolado por la ruina y la pobreza. Tras esto, seduce a los pescadores pobres de Rotbork para llenarlos de deseo y lujuria, hasta tal punto que olviden que son menores. Sinceramente, el ambiente que me encontré allí logró revolverme las tripas y enfadarme bastante, quería exterminar a aquella criatura tan vil que se alimentaba del sufrimiento de las chicas a las que explotaba. Tras nuestra batalla con el demonio, se nos pone en tela de juicio una dualidad (o al menos se intenta) en la que podría ser que nosotros, a pesar de estar en el bando de dios, no seamos los buenos.

Esto pierde fuelle conforme avanzamos, ya que si bien es cierto que los métodos que usamos no son los más idóneos, el sufrimiento al que someten las criaturas infernales a los humanos no es precisamente cosa de “ser los buenos”. A pesar de que esto no funciona muy bien, la exposición del resto de temas está bastante bien llevada y logra conseguir lo que se propone, hacerte sentir mal por las victimas y recapacitar sobre males reales de nuestro mundo que nada tienen que ver con demonios.

The Blind Prophet entra principalmente por los ojos y luego se defiende de manera muy digna en los otros apartados. Si bien es cierto que no es de los mejores point and click que he jugado (el humor que meten a veces está forzado y resta fuerza a algunas escenas) sí que logrará quedar en mi recuerdo durante bastante tiempo. Los neones y la decadencia gótica de Rotbork están grabados en mi mente, y espero volver a encarnar a Bartholomeus en su misión de librar a la humanidad del mal.

The Blind Prophet

Puntuación Final - 8

8

Recomendado

Una aventura gráfica accesible en lo jugable, y no tanto con respecto a los temas que se tratan. Una delicia visual que se queda grabada a fuego en tu mente.

User Rating: Be the first one !
Etiquetas

Daniel Jiménez

Me gusta dar la opinión que nadie me ha pedido sobre videojuegos.

Actualidad

Botón volver arriba
Cerrar
X