AnálisisPC

KUNAI – Análisis PC

La Tablet con la última actualización del modo ninja

Estamos empezando el año y salvo por unos pocos títulos triple A que se pueden contar con una mano, remasterizaciones sueltas o en pack de juegos de más de diez años, y retrasos (que no nos sorprenden en la redacción), damos esa prioridad absurda algunas veces de jugar juegos que te comenta un amigo, una revista o un youtuber famoso del momento. KUNAI no es la llegada del segundo Mesías, pero sí una decente opción para jugar un metroidvania decente en sus plataformas y que no innova mucho pero tiene detalles que nos hará disfrutar con esta peculiar Tablet que nos trae el estudio TurtleBlaze.

Si tenemos que hablar de originalidad no vamos muy sobrados en lo que es el tema historia. Tabby, nuestra protagonista, es un especia de Tablet con articulaciones. Una propuesta muy original pero que peca de ya visto en tema de historia.

Somos la última esperanza para salvar al mundo de la esclavitud de las máquinas hacia los humanos, vamos, lo que es al estilo Terminator, pero aquí somos esta especie de máquina con habilidades ninja en la que la historia no tiene tanta relevancia como lo fue para Sarah Connor.

Y en ese sentido de mecánicas funciona bastante bien. Al principio como cualquier otro juego de este estilo empezamos con lo básico que es el salto, pero poco a poco vamos obteniendo «herramientas» para hacer sufrir a nuestros enemigos.

Un katana que roba vitalidad a los enemigos, unos shuriken para lanzarles o abrir determinadas puertas, un lanzacohetes (no hace falta decir para que) e incluso unos kunais. Kunais que van unidos a unos cuerdas que le dan un toque más a la exploración y desplazamiento, ya que gracias a ellos podremos escalar, balancearnos e incluso impulsarnos con ellos como si de un tirachinas se tratase. Dando más libertad de movimiento al jugador a la hora de enfrentarnos a sus escenarios.

Los Kunais son una de las mejores opciones para desplzarnos con Tabby

Nos encontramos ante un metroidvania de los de antes, en los que teníamos que recorrer el escenario en busca de nuevas herramientas para ayudarnos a desbloquear nuevas zonas o volver a las ya visitadas para abrir una nueva ruta con las ya obtenidas.

Y en ese aspecto no defrauda, son zonas bien construidas y que nos hará tirar de mapa (cuando lo consigamos) para no perdernos o para habituarnos a ellas, siempre con esa sensación de avanzar sin llegarte a cansar al volver a recorrer una zona que ya has visitado antes y con recovecos e infinidad de «zonas ocultas» donde encontraremos cofres con la moneda del juego o con jugosas recompensas que fomentan la exploración y a no dejarte ningún rincón sin explorar.

Entre tanto recorrido, disponemos en determinadas zonas de asentamientos de la resistencia donde encontrar PNJs y donde podremos mejorar nuestras habilidades. Unas habilidades que nos ayudan en determinados parámetros y que obtendremos con monedas que sueltan los enemigos que derrotemos, siempre mejorando antes lo que más nos convenga y como queramos jugar en ese momento, aunque si farmeas bien y depende de tus dotes de exploración, puedes hacerte con el catalogo de habilidades antes de terminar la aventura.

Pero no solo hay zonas ocultas y asentamientos donde echar «un cable» a una máquina amiga, un detalle importante y que para muchos os sonará a familiar, son los puntos de guardado. A muchos os van a sonar estas zonas donde se encuentran una especie de zonas de recarga muy al estilo de Metroid y en la que se ve a la legua el cariño y como homenajea la saga de Samus con estos detalles.

Este punto de recarga me resulta familiar

Otro punto del que quiero hablar es de sus enemigos, que a falta de no tener una inteligencia muy lograda y una vez te sabes sus patrones de movimiento y ataque, están bien diseñados y contamos con variedad.

Los típicos que explotan nada más acercarte a ellos, los que te disparan desde la lejanía incluso los clásicos de relleno que mueren con un toque. Pero como no, y como en cualquier tipo de juego de este género, contamos también con jefes de zona. Unos personajes que cada uno sorprende y que te hacen jugar al ensayo y error hasta que te aprendes sus patrones, con diseños aceptables y que sorprenden la  mayoría de ellos.

En el apartado artístico os puedo hablar de que KUNAI no es lo más puntero, pero tampoco le hace falta. Tiene un estilo visual que recuerda a los juegos de la mítica Game Boy, pero con resoluciones y acabados de los tiempos que corremos.

Con una paleta de colores muy bien trabajada y escenarios destacables y que se diferencian unos de otros. En el sonido es otro tema, la bso la he encontrado escasa y repetitiva y sin ningún tema que se me haya quedado en el subconsciente que no haya sido por escucharlo infinidad de veces. Pero a la hora de dar sonido a los disparos, la katana o cualquier movimiento o muerte de enemigos cumple con su función.

Pero de algo que si quiero hablar y que para mí me ha llamado la atención son las caras de Tabby.

Tabby muestra sus expresiones como si de emoticonos se tratase

Como suele ocurrir y para tirar aún más de tópicos en el mundo de los videojuegos, nuestro personaje no habla, y es raro teniendo en cuenta el procesador que puede llevar instalado. Pero todo esto lo sana el poder ver las diferentes caras bien construidas de Tabby, caras que fomentan el momento de atacar con una katana, al recibir un ataque, al disparar con su lanzacohetes.

Puede sonar rara la comparación pero son como emoticonos dentro de la pantalla de nuestro personaje, pero que tras jugar varios metroidvania se agradecen estos detalles que dan un toque de personalidad al personaje.

Y esto es KUNAI, un juego para poder disfrutar de un metroidvania en el que la historia no tiene un peso importante pero que lo medio arregla con sus mecánicas y jugabilidad. Puede que algunas veces se haga repetitivo a la hora de volver a recorrer escenarios, y como la trama no tira de nosotros puede costarnos terminarlo, pero dedicándole tiempo podemos disfrutar de una aventura aceptable y que puede dejarnos un buen sabor de bits.

KUNAI

Puntuación Final - 7.5

7.5

Recomendado

Un metroidvania clásico como los de antes pero que no innova en su historia cuando podría haber aportado más para hacer de él un juego redondo.

User Rating: Be the first one !
Etiquetas

Kurtihope

Superviviente. Una Sega Master System II tuvo la culpa de que ahora este inmerso en el mundo de los videojuegos. Entre el sofá y la nevera.

Actualidad

Botón volver arriba
Cerrar
X