AnálisisSwitch

Willy Jetman: Astromonkey’s Revenge – Análisis Switch

Cuando hay que sacar la basura espacial, solo hay un hombre al que llamar

El espacio, la última frontera, el lugar donde todo puede pasar, en el que poder vivir aventuras de lo más alocadas combatiendo aliens… o quizás puedes dedicarte a ser basurero espacial que tampoco está tan mal, y alguien tiene que hacerlo. Esa es la premisa de Willy Jetman: Astromonkey’s Revenge, en la que encarnaremos al simpático encargado de sacar la astrobasura, Willy, que será asistido por GLADYS su “camión de la basura” (que no se entere ella de que la he llamado así) en la búsqueda de residuos espaciales y quizás de la verdad.

Willy Jetman se ve bonito, con la posibilidad de ponerle un filtro pixel, bilinear o trilinear, que traducido es: estética más pixel art, de dibujo 2D simplificado o algo más elaborado (aunque no pude apreciar mucha diferencia entre las dos últimas). Elijamos lo que elijamos, el resultado final será igualmente agradable a la vista, con unos escenarios muy vivos y llenos de color que dan ganas de explorar.

Y exploras hasta hartarte por la variedad de lugares diferentes que hay, siendo algunos parecidos, pero sin llegar a hacerse repetitivo, reforzando esa idea del planeta alienígena y desconocido. Quizás el punto más negativo sea una flora y fauna que sufre el síndrome de Dragon Quest en algunas de sus especies, los bichos más fuertes son como los primeros que te encuentras, pero su color es diferente.

Visual y sonoramente es un juego que cumple bien, sin ser excesivamente llamativo cuando te fijas en otros indies, es más que correcto y disfrutable.

Muestra gráfica Willy Jetman
En Willy Jetman tendremos la posibilidad de configurar a nuestro gusto los gráficos, eligiendo entre un filtro pixel, uno bilinear y otro trilinear

Encarnando a Willy nos daremos cuenta de dos cosas: la primera que es tonto como una piedra, la segunda que TODO en ese planeta te puede matar sin mucha dificultad.

Lo primero es una cuestión de que abra la boca, y no es un problema, lo segundo es un problema muy gordo de este título. Pero vayamos por partes. Willy tiene un set de movimientos sencillote, saltas, usas tu jetpack y disparas con tu arma primaria o secundaria. Hasta ahí no parece haber nada malo, es entonces cuando te das cuenta de tu diminuta barra de vida y de como hasta el bicho más básico del juego te la quita en tres golpes tontos. Pero bueno, no pasa nada, sigamos avanzando, subiendo nivel, cogiendo tanques de vida para aumentar mi salud y aguantar más. Parece que ya puedo plantar cara de manera digna a cualquier amenaza que se me acerque, cuando de repente me plantan criaturas a las que debo disparar durante 5 minutos mientras esquivo sus golpes (dos de los cuales serían game over) o evito acercarme a ellos porque su contacto me mata también.

Con todo esto sólo quiero llegar a un punto, la dificultad de este título es artificial, está muy mal balanceado, y aunque pudiese justificar el hecho de no ser una máquina de matar porque, al fin y al cabo, soy un basurero, no puedo hacer otra cosa más que señalar un punto muy negativo que ha provocado que deje el juego aparcado durante un largo periodo de tiempo.

Boss de Willy Jetman
Los combates irán desde enemigos diminutos hasta terribles bosses, todos ellos capaces de matarte con una facilidad pasmosa

Otra cosa a remarcar es lo repetitivo y aburrido que puede a llegar a ser el gameplay. Si bien tienes un buen arsenal de armas que vas desbloqueando, todo se reduce a disparar mientras flotas con el jetpack e intentas bajar unas barras de vida enormes, no está mal al principio, pero tras unas cuantas horas se te hace pesado. Y hablando de cosas que se hacen pesadas, el hecho de tener que encontrar una tienda para poder cambiar tus armas es un error. Supuestamente, cada arma está hecha para adaptarse a una situación, pero sin poder adivinar que me voy a encontrar no puedo elegir con cabeza que arma llevar al combate, así que avanzo a ciegas, me encuentro un enemigo que es inmune o casi inmune a mi arma y las opciones son que me mate o tengo que salir por patas para equiparme otra arma diferente. Es una auténtica pesadilla que te hace perder mucho tiempo y llega a frustrar.

Pero la variedad de armas está muy bien, cada una la puedes intentar usar de una forma creativa para afrontar los diversos obstáculos, aunque por desgracia, terminas llevando una de las pistolas estándar que, al menos, sabes que hará daño neutral a todos los bichos. Una pena, si hubieran agilizado de alguna manera la forma de cambiar de armas posiblemente habría disfrutado más el arsenal.

Finalmente, hablaré de lo más importante, recoger basura. Para avanzar de fase debes encontrar la basura desperdigada por el nivel y echarla a un punto de reciclaje, siendo premiado con esas dulces piedrecitas que son la moneda del juego. Posiblemente el punto más divertido del título, teniendo en cuenta que podemos usar esa basura como arma arrojadiza y echarte unas risas al ver morir a esas mismas criaturas que se resisten a tus balas, aplastadas por un barril.

Gameplay de Willy Jetman
Al final el gameplay se vuelve repetitivo y aburrido, debido a la imposibilidad de cambiar de armas rápidamente y tener un arsenal poco variado

Willy, el más que capacitado basurero espacial, llega a un planeta, asistido por su nave con IA GLADYS, la cual es calificada como camión de basura provocando su ira. Willy demostrará sus cualidades como basurero al coger un arma y liarse a tiros con toda la fauna autóctona del planeta.

No se inventa gran cosa en Willy Jetman, una aventura con un protagonista más bien bobalicón, que llama colegas a los miembros de una raza inteligente en un planeta alienígena (los cuales le ven como a un héroe), y que cuya misión es limpiar la basura dejada por cierta empresa. Por supuesto, iremos avanzando y viendo la transformación del protagonista en un auténtico héroe mientras desvela la verdad acerca de ese planeta.

Podría hablar bien de su humor, pero me ha parecido simpático y poco más, no ha llegado a hacerme gracia del todo. O hacía bromas que parecían sonarme de muchos otros sitios, o quizás eran demasiado tontas incluso para mí que tengo un sentido del humor bastante tonto. Sea como sea, la historia de Willy Jetman, sus personajes y su humor han pasado por mi vida sin mayor impacto.

Historia Willy Jetman
La historia de este título no tiene mucho más encanto que su humor (a veces forzado) y el hecho de ser un basurero espacial que mata aliens

Willy Jetman: Astromonkey’s Revenge no es un mal título, es un juego más, divertido de jugar hasta que te frustra con una dificultad mal planteada o con un sistema para cambiar de armas excesivamente lento. Está guay poder sobrevolar las zonas con tu jetpack (aunque de manera limitada por la capacidad del mismo) y algunas armas dan mucho juego para usarlas de manera creativa, pero no creo que sea un título que volviese a jugar o que vaya a recordar de aquí a un par de meses. Quizás es que no ha sido un juego para mí, puede que si sólo te dedicases a recoger basura y huir de monstruos sería un título con mayor interés para mí, pero al final es un juego de aventuras y acción que falla en balancear el apartado de la acción y no termina de dar con la tecla en cuanto a su historia, forzando a veces el humor hasta el punto de no ser gracioso.

Willy Jetman: Astromonkey's Revenge

Puntuación Final - 7

7

Interesante

Un juego que comienza siendo divertido y original en tu cometido de basurero espacial, pero que va decayendo por una dificultad artificialmente alta y un gameplay monótono.

User Rating: Be the first one !
Etiquetas

Daniel Jiménez

Me gusta dar la opinión que nadie me ha pedido sobre videojuegos.

Actualidad

Botón volver arriba
Cerrar
X