Artículos

Camino a The Last of Us Parte II: Joel

La Gran Mentira

No es ningún elegido para salvar el día, no es un héroe clásico, ni tampoco es el más honorable de la historia, es un antihéroe que a ratos raya en la maldad. Es un hombre roto, un alma destrozada y un padre frustrado que no pudo cumplir con su deber. Las heridas de los años que pasó asesinando, robando y utilizando sus más primarios y violentos instintos, lo han forjado como un superviviente con una moral más que cuestionable. Es uno de los personajes mejor estructurados en los videojuegos con una magistral escritura que no solo radica en su buen desarrollo a lo largo de la historia; su trasfondo psicológico ayuda a construir un personaje que marcó el verano de 2013 y el de toda una década. Esta es la segunda parte de Camino a The Last of Us Parte II: Joel.

Joel era un contratista que se encargaba de cuidar de su hija Sarah, y que perdió su identidad el mismo momento en el que perdió a su hija. Según podemos deducir en lo que nos deja conocer el juego, Joel es una persona que desde muy temprana edad ha tenido que cuidar de sus seres queridos. Cuidó de su hermano menor Tommy cuando aún eran muy jóvenes, y tuvo que cuidar de su hija antes de poder terminar sus estudios universitarios. Esta forma de vida construyó en él la necesidad de cuidar a los demás sin fijarse mucho en su bienestar.

La Dr. Jennifer Hazel en sus entradas “Character Psychology: Joel, The Last of Us”, menciona que Joel seguramente fue un hijo nacido cuando los progenitores aún eran bastante jóvenes e inestables. La situación familiar y el aparente descuido de sus padres motivó a que Joel tomara el papel de padre para su hermano menor y para él mismo. Situación que lo llevó a reprimir sus emociones y centrarse en el cuidado de quienes más aprecia. También se menciona que cerrar e interiorizar las emociones es característico de este tipo de personas, pues creen que exponer sus emociones es signo de debilidad frente a sus protegidos. Durante gran parte de nuestro camino con Joel, este se mantiene cerrado evitando y tratando con aparente desdén a Ellie.

La vida de Joel antes del Cordyceps

Las emociones son, metafóricamente, un fluido difícil de contener. Nuestros cuerpos, bolsas de sangre y carne, simplemente no tienen espacio suficiente para guardar más que nuestra materia orgánica. Es por ello que “inflarlo” de más con sentimientos a los que no permitimos salir nos enferman, nos presionan desde dentro luchando por salir. Llegará siempre un momento en que ya no podremos detener esa fuerza y al igual que un globo de agua llevado al límite, nos rompemos. Joel no es diferente a ninguno de nosotros.

La muerte de Sarah significó para Joel un incumplimiento en su deber, en la obligación que él mismo se fijó: ofrecer su vida antes que las de sus seres queridos. Esta pérdida se convirtió en un fantasma que lo acosaría por mucho tiempo. Para él no importa que Sarah muriera por causas fuera de su alcance, según su forma de ver las cosas si alguien debía morir era él y no su hija. Razón por la que durante el juego intuimos que Joel trató de suicidarse. Buscó la muerte producto de la culpa y la pérdida de su identidad de «protector».

La escisión en la mente de Joel provocó que pasara demasiado tiempo sin establecerse en un bando. Fue un cazador que asaltó y mató sin piedad. Durante mucho tiempo vivió en la oscuridad, hasta el punto que su hermano terminó dejándolo porque su forma de “sobrevivir” se estaba convirtiendo es su forma de vivir. El enojo desatado por la muerte de su hija y su sentido de culpa cegaron la brújula moral de este hombre. Su violencia, brutalidad y frialdad, eran un grito desesperado de ayuda y sufrimiento que jamás logró sofocar. Ni siquiera con Tess, mujer con la que encontró cierta estabilidad emocional y psicológica, pudo desprenderse de toda esa agonía.

Veinte años pasó Joel viviendo acompañado de esa carga y esa desesperación. Atravesó todo ese tiempo con pesadillas y terrores nocturnos, frutos de su fantasma. Vivió aun más cerrado a sus emociones y aun más aislado de su exterior. Es hasta 2034, durante una persecución en la cual terminó asesinando a un hombre y reuniéndose con la líder de las Luciérnagas que llegó el catalizador para enfrentar su dolor: Ellie. Esta niña, la imagen virtual de Sarah veinte años después del infierno que se desató en Joel, se convirtió para él en una segunda oportunidad para cumplir con su deber como padre.

Aunque la oportunidad para recuperarse a sí mismo estaba cedida y pese a que en un principio quisiera alejar a Elllie de su camino, porque claramente, se sabía sujeto a encariñarse con ella, tardó en ceder ante su identidad. Y ahora que tenía a Ellie, todos esos años perdido en la neblina serían una ventaja para Joel. La experiencia que adquirió asesinando y luchando por sobrevivir le darían la capacidad para cuidar de Ellie en el mundo después de su caída a manos del Cordyceps. Los extremos a los que iría este contrabandista por cuidar y aferrarse a su segunda oportunidad lo llevarían a matar y torturar a cualquiera que le resultara un obstáculo en su camino, regresando a esos años de máxima crueldad.

Cuando Ellie se queda al cuidado de Joel, poco después de que Tess muriera en un último intento por detener a los agentes de FEDRA (organismo encargado de preservar lo último que quedaba de control gubernamental), es cuando el futuro de ambos queda ligado para siempre. Pese al rechazo que Joel mostraba por la niña, uno por uno fueron cayendo los mecanismos de defensa que tenía para alejar sus emociones. Las interacciones que ambos tuvieron a lo largo de su trayecto hasta Hospital Saint Mary en Utah, tanto entre ellos como con los personajes a los que se encuentran, demuestran al jugador la psique y el estado anímico en el que se desenvuelven nuestros dos protagonistas.

Henry poco antes de suicidarse al saber que su hermano murió

Durante nuestro camino tenemos dos mensajes claros, uno directo de las palabras de Bill y otro tras el suicidio de Henry. Si algo hay que destacar también de este juego es el impactante momento donde Henry acaba con su vida, una de las escenas que más frío te dejan al terminar de verla. Pero volvamos al grano, Bill menciona a detalle lo siguiente: «Érase una vez una persona por la que me preocupaba. Un socio. Alguien a quien cuidar. Y en este mundo esas mierdas solo valen para una cosa: para que te maten.» En cuanto a Henry, su suicidio viene de la mano de la muerte de su hermano menor, cumpliendo las palabras de Bill. Estos dos acontecimientos son la tormenta en el horizonte que será el final del juego.

Es hasta que llegamos con el hermano de Joel que tenemos un punto de giro para la actitud de Joel frente a Ellie. En esta sección de la historia, nuestro par entra a la planta hidroeléctrica que alimenta con electricidad a Jackson. Ahí María, la líder de la ciudad, se queda un momento con Ellie. Es aquí que Joel puede hablar a solas con su hermano, donde desesperadamente le pide a Tommy que lleve a la niña con las luciérnagas, quitándose de encima la responsabilidad y el doloroso recuerdo de su hija.

De la mano de una tensa discusión entre ambos, donde Tommy aprovecha para recordarle a Joel su forma de «resolver» los problemas, termina aceptando llevarse a Ellie. Para este punto, Joel ya nota los lazos que está formando con Ellie, sabe que si pasa más tiempo con ella no habrá vuelta atrás y se verá, después de tanto tiempo, realmente acompañado de un ser querido.

Cuando Ellie se entera de lo que planea Joel, toma un caballo y huye. Sin embargo, los hermanos le pisan los talones. Logran alcanzarla en una casa bastante grande a pocos minutos de Jackson, cuando Joel la encuentra tienen la conversación. Aquella en la cual ambos expresan, al particular modo que ambos manejan, su sentir. Por poco Joel termina de decir que cada quien debe tomar su camino, pero son atacados.

Ellie y Joel conversan sobre su relación

Después de acabar con los intrusos y llegar a las afueras de Jackson, Joel decide que seguirá acompañando a Ellie y que se van cuanto antes. Pese a la insistencia de Tommy para que se quedaran al menos una noche, nuestro dúo parte sin conocer la pequeña ciudad. Jamás he logrado entender la razón por la cual Joel decide no quedarse, quizás la respuesta esté en el presupuesto y el costo temporal de hacer escenas en ella. Pero alguna justificación tendrán para explicar la decisión de Joel.

Tras lo sucedido en Jackson, llegan a la Universidad al Este de Colorado. En esta sección pasan varias charlas entre ellos, descubrimos que Joel tuvo una esposa de la cual no dice ni una palabra así como que Joel no tuvo la oportunidad de asistir a una Universidad. Cuando llegan al Edificio de Ciencias, donde deberían encontrarían a las luciérnagas, solo descubren que abandonaron el edificio y que los que se quedaron hace bastante tiempo que murieron. Este capítulo termina con Joel en muy malas condiciones debido a una herida brutal y a Ellie haciendo todo lo posible por sacarlo de allí. Y es entonces que llega el Invierno.

Si hay un capítulo al que vuelvo al menos una vez al año desde que jugué TLOU es este que da nombre al título: Invierno. ¿Por qué? ¿Qué tiene éste capítulo que lo vuelva tan bueno? Tal vez es su estética, fría y gris. Quizás es que por fin utilizamos a Ellie como personaje principal. O tal vez es que aquí vemos unas de las más crueles caras antagónicas del juego, los caníbales y el enfermo de David. Podrán ser mil razones o ninguna, pero si algo es claro es que en este capítulo Joel deja salir todo lo aprendido en su etapa más oscura.

Cuando Joel despierta de su letargo y se da cuenta de que Ellie no está, empieza la cacería. Solo podríamos imaginarnos los pensamientos y medios recuerdos que podría tener el hombre. Un ataque en la universidad, sangre, balas, vendas y frío. La voz de Ellie en el fondo diciéndole que todo estará bien. Una narrativa está bien hilada cuando te hace saber cosas sin necesidad de exponértelas de manera evidente o literal. Esos primeros segundos con Joel reincorporándose después de su recuperación dicen todo lo que alguien pensaría en su situación.

Para estas alturas tenemos a un Joel completamente perdido por la necesidad de mantener con vida a Ellie. Está tan furioso que a los pobres dos tipos que capturó y torturó para que le dijeran la ubicación de su colonia los mata. Escena que trata con toda la crudeza del mundo ese hecho, la tortura, marcando los límites a los que puede llegar Joel. Nuevamente vemos una inmensa y oscura tormenta aproximándose. No teníamos ni idea de que no sería lo peor que haría Joel por salvar a Ellie. 

Joel a punto de matar a quienes torturó

El juego te va construyendo todo para que en ese punto poco te importe el sigilo, al menos para mi lo fue. Al ir a rescatar a la niña traté de hacerlo rápido. Poco importa que TLOU sea un conjunto de 1 y 0 que te esperarán tardes lo que tardes o con ciertas cotas que te marcan el camino a seguir. Es en esta sección donde se demuestra que no importa el costo, Joel irá por la niña.

Para el final del juego, Ellie y Joel están por llegar al hospital donde se encuentran las Luciérnagas. En este tramo tienen algunas conversaciones y situaciones de convivencia donde se muestra un poco la duda en Ellie, la niña evidentemente tiene miedo sobre su futuro con Joel al llegar con Marlene, la líder luciérnaga. Descubrimos que nuestro protagonista quería ser cantante, mostrando una cara artística y sensible de Joel. Así mismo descubrimos que él ya está pensando en algunas cosas por hacer para cuando su viaje termine. Aquí Joel está completamente cambiado a como cuando era antes de conocer a Ellie.

El clímax de la historia llega cuando conocemos que Ellie no sobrevivirá al proceso de investigación en el laboratorio. Si se quiere desarrollar una cura contra el cordyceps la niña tiene que morir. Aquí la tormenta al fin tocó tierra y Joel se convierte en una bestia. Aplasta a cuanta luciérnaga se le cruce, no hay modo de seguir sin matar a alguien. Incluso es inevitable matar a un médico en la sala de cirugía donde tenían a Ellie.

Rescatando a la niña y llevándola en brazos como al comienzo del juego con Sarah es un paralelismo que te pega en toda la cara. Sin embargo, al comienzo huyes de lo que acabará con la civilización y al final con quienes aparentemente trataban de restaurarla. Perder de nuevo a su hija no era opción para Joel, y ahora, después de aprender a vivir en el mundo post-cordyceps, tiene lo necesario para salvarla aunque signifique condenar a la humanidad.

Y la cosa no para allí, regresan con Tommy a Jackson. En el camino, Ellie le pregunta si lo que le había dicho era verdad. El hombre le dijo que había más como ella y que ya no la necesitaban porque no se había logrado nada. La insistencia de querer escuchar de su voz que era verdad todo aquello llevan a Joel a decir la mentira más grande que alguna vez haya dicho: Lo juro.

La ira, la visceralidad, la sangre y la muerte seguirán a Joel mucho tiempo después de aceptar a Ellie como su hija. El peso de su mentira seguramente tendrá consecuencias y sus acciones tendrán repercusiones en el futuro. Si su anhelo y sacrificios por salvar a la niña son lo que le condenarán a perderle en el futuro o no, son respuestas que probablemente veamos en The Last of Us Parte II. Por ahora, Joel seguirá su camino con Ellie, esperando a que todo salga a la luz o morir con su secreto.

Etiquetas

arcano97

Demente super eminente. Mi primera frustración gamer fue a los seis cuando no podía vencer al centauro en el juego de Hércules.

Actualidad

Botón volver arriba
Cerrar
X