AnálisisPS4

Tokyo Ghoul:re Call to Exist – Análisis PS4

Comer o ser comido

Tokyo Ghoul supuso una de las apuestas más arriesgadas de la revista Shonen Jump en su momento. No solo por su evidente faceta gore, sino también por los oscuros temas que trataba: canibalismo, racismo, maltrato, traumas psicológicos… un cóctel emocionante y con un carismático dibujo que triunfó en todo el mundo. Ha tenido tres temporadas de anime, donde se cambiaron muchos de los aspectos del manga de Sui Ishida, haciéndolo más corto y ligero. Tokyo Ghoul:re Call to Exist es un juego ambicioso, ya que adapta todo el contenido de la serie de animación. Es también el primer juego de la licencia que sale en consolas de sobremesa (además del primero que llega a Occidente), una gran presión para Bandai Namco y el estudio desarrollador Three Rings .

¿Qué tal ha salido la primera gran aventura de Kaneki? Pues Tokyo Ghoul:re Call to Exist es un juego con muchos fallos, pareciendo muchos de ellos derivados de un presupuesto muy ajustado; sin embargo, si eres fan de la marca y eres capaz de perdonar su pobre apartado técnico y una jugabilidad algo arcaica, lo cierto es que se trata de una experiencia muy completa y divertida, tanto en solitario como en su faceta multijugador.

La historia de Tokyo Ghoul nos cuenta como Kaneki Ken, un tímido estudiante de instituto amante de la lectura, es transformado en un ghoul en contra de su voluntad tras un inesperado ataque. Debido a esa transformación, empezará a rodearse de otros ghouls con el objetivo de aprender a sobrevivir con esta nueva condición. Este proceso hará que todos sus cimientos se tambaleen: ¿son estos los monstruos que tanto temíamos? ¿Acaso la humanidad no es también responsable de este mundo corrupto? ¿De qué lado estaré?

La psicología de Kaneki, además del enorme elenco de personajes con los que cuenta la obra, son algunos de sus mayores atractivos. Cuenta con dos modos de juego principales: Recuerdos y Subsistencia. En el modo Recuerdos contamos con nueve misiones principales que nos relatan toda la historia del anime, además de una serie de secundarias que nos ofrecen otro punto de vista de los niveles principales (controlando a otros personajes aparte de Kaneki).

El modo Recuerdos es sin duda decepcionante en su papel de contarnos la historia de Tokyo Ghoul. Sus recursos de narración son muy limitados: no hay escenas cinemáticas, tan solo breves resúmenes al principio y al final del nivel, y algunas conversaciones estáticas entre personajes a lo visual novel son las encargadas de resumir tres temporadas de un anime bastante intrincado en cuanto a las relaciones entre sus personajes. No recomendaría este juego como puerta de entrada a la franquicia, dado que considero que mucho de lo que la hace grande queda relegado a un plano totalmente secundario. Sin embargo, para alguien que conozca ya el argumento de la serie, tampoco supone un problema.

Es un juego de acción en tercera persona que combina muchas mecánicas jugables: con el cuadrado ejecutaremos un combo simple de tres o cuatro golpes, pero con el triángulo y el círculo usaremos habilidades especiales que podemos combinar, que variarán según el personaje. Este es uno de los mayores aciertos del juego: los personajes no se sienten clónicos, y todos tienen su estilo de lucha muy bien representado a los mandos.

La representación de los kagunes
El modo recuerdos, aunque insuficiente, sí que consigue representar algunos de los momentos más potentes del anime

Los ghouls dependerán del tipo de su kagune: los rinkaku serán más físicos, mientras que los ukaku dependerán más de sus disparos (el juego permite afrontarse como si de un shooter fuera, con puntero desde los gatillos traseros y todo), por ejemplo. Por su parte, los investigadores humanos tendrán un variado arsenal de quinqués y armas de fuego, mientras que los del Escuadrón Quinqx mezclarán capacidades de los dos grupos anteriores. También contaremos con un ataque final, un modo Despertar y una ejecución.

El mayor problema de la jugabilidad de Tokyo Ghoul:re Call to Exist es lo arcaica que se siente por culpa de su apartado técnico y el diseño de niveles y enemigos. Para que os hagáis una idea, recuerda mucho a un hack and slash de la época de PS2: IA de enemigos nula, barriles rojos explosivos, bolsas de botiquines y munición por doquier, escenarios lineales con puzles del tipo aprieta un interruptor, cero interactividad con los elementos de la fase… además el control del personaje es algo tosco, sintiéndose sobre todo al principio del juego muy poco ágil y fluido. Esta sensación de juego de PS2 es innegable, al igual que lo es lo divertido que resulta cuando te haces a sus mecánicas y sabes lo que esperar del juego: diversión sencilla y directa, sin colorantes ni conservantes.

La creación de personajes en Tokyo Ghoul
A pesar de echar en falta una mayor cantidad de elementos cosméticos, los personajes creados encajan muy bien en el universo de Sui Ishida

Una vez te acostumbras a los controles y a los ataques de los enemigos, te sientes muy poderoso arrasando las hordas de rivales que te lanzan sus niveles. Incluso los enfrentamientos con los jefes finales, sin intentar nada revolucionario, se sienten muy bien gracias una vez más a la gran caracterización de los protagonistas de la serie. Por cierto, la cantidad de personajes y skins de los mismos que esconde el título es maravillosa. Es cierto que a nivel técnico hay mucha repetición de enemigos y fases, muchas animaciones son tremendamente simples o que las caras de los personajes podrían estar mejor hechas, pero detalles como el movimiento o la textura de los kagunes están fantásticamente representados.

El modo Subsistencia tiene varias opciones multijugador: un modo Campaña, uno de combate por equipos de cuatro contra cuatro y un modo Supervivencia, todos ellos orientados al juego cooperativo. El modo Campaña y el Supervivencia pueden además ser disfrutados de forma offline y acompañado por la IA, que manejará al resto del equipo. Como suele pasar en estos casos, el juego gana muchísimos enteros de diversión gracias a estas funciones.

Para empezar, podemos crearnos nuestro propio personaje: ghoul, investigador o quinqx, mezclando este último armas y habilidades de los otros grupos; una vez más se nota el trabajo a la hora de diferenciar los diferentes tipos de personajes controlables, siendo totalmente diferente la jugabilidad con cada una de las tres clases. Si tenemos en cuenta también la variedad de armas o tipos de kagune de cada uno y sus posibles combinaciones, la experimentación se hace muy amena.

Los elementos para la personalización de nuestro avatar (aunque no sean tantos como nos gustaría) se consiguen completando una serie de requisitos del modo Recuerdos y del modo Campaña. Además, a medida que juguemos en cualquiera de estos modos, ganaremos materiales con los que desbloquear habilidades para mejorar los stats de nuestro avatar, teniendo cierto componente rolero y de grindeo que añade aún más variedad a la experiencia.

El modo online de Tkyo Ghoul:re Call to Exist
Luchar acompañados es un gustazo; fracasaremos la misión si no queda ningún compañero que pueda revivir al resto del equipo

El modo Campaña propone volver a pasarnos los escenarios del modo recuerdos, pero cambiando muchos elementos de sitio, los objetivos y los enemigos que nos encontraremos; por supuesto, la dificultad también será mayor, dado que vamos acompañados de otros tres compañeros. Arrasar los niveles y trabajar en equipo vigilando la salud del resto para curarles o revivirles se vuelve una experiencia muy divertida, por lo que cuestiones como los gráficos o las animaciones pasan a un segundo plano. Es en estos modos de juego donde Tokyo Ghoul:re Call to Exist brilla y se vuelve un juego muy recomendable para los fans… al menos cuando encuentra partidas con suficientes personas.

Mientras que el modo campaña y el Supervivencia pueden jugarse en solitario, sudaremos a la hora de encontrar suficientes personas para echar un combate por equipos. Campaña y Supervivencia suelen tener más partidas disponibles, pero es un online que por el momento está bastante vacío de jugadores. Es una lástima, porque los mejores momentos con el juego los he disfrutado en esta vertiente. Me recuerda mucho a lo que pasó con Black Clover: Quartet Knights, un juego también de Bandai Namco basado en una licencia anime de éxito. Cuando analicé ese juego me encontré con un panorama similar: una jugabilidad divertida, una fuerte apuesta por el online y unos servidores dolorosamente vacíos. Aún así, no es indicativo de la futura vida del título, ya que otras obras de corte similar como Naruto to Boruto: Shinobi Striker han sabido recuperar la confianza de los jugadores y hacer comunidad con el tiempo (y las bajadas de precio).

Tokyo Ghoul:re Call to Exist es un juego que solo puedo recomendar a los fans de la serie. Su pobre apartado técnico y su simple jugabilidad son factores que únicamente aquellas personas que disfrutamos de la obra de Sui Ishida sabremos perdonar. Si es la primera vez que os acercáis a la franquicia, tampoco os recomendaría empezar por aquí debido a lo mucho que resume la trama de Tokyo Ghoul, que es una de las mejores cualidades de la serie.

Aunque cuenta con un apartado en el que desarrollan a base de textos a los personajes y los eventos del anime, no es la forma ideal de adentrarse en este interesante mundo. Eso sí, a pesar de unas mecánicas y un diseño de niveles simple, es un título realmente divertido y completo, sobre todo si se disfruta en compañía.

La diferenciación entre personajes, el diseño de las habilidades de los kagune, el trabajo en equipo, una jugabilidad simple pero divertida y la gran cantidad de contenido que ofrece, son elementos que satisfarán a los habituales del Anteiku.

Tokyo Ghoul:re Call to Exist

Puntuación Final - 6

6

Interesante

Tokyo Ghoul:re Call to Exist es un juego que solo puedo recomendar a los fans de la serie. Su pobre apartado técnico y su simple jugabilidad son factores que solo aquellas personas que disfrutamos de la obra de Sui Ishida sabremos perdonar. Eso sí, aunque simple, es un título muy divertido y completo, sobre todo si se disfruta en compañía.

User Rating: Be the first one !
Etiquetas

Alejandro Morillas Tellez

Fisioterapeuta/osteópata de día, hipnoterapeuta cuando es necesario y apasionado jugador de videojuegos por la noche. Los primeros juegos que relaciono como favoritos son Catherine, Vanquish, Overwatch y Kingdom Hearts. Pero siempre estoy disponible para un Tekken, un Vermintide o una maratón de Metal Gear.

Actualidad

Botón volver arriba
Cerrar
X