AnálisisPC

Narcos: Rise of the Cartels – Análisis PC

Bienvenidos a Colombia

En estos tiempos donde ver series está de moda y la plataforma Netflix arrasa, no conocer la serie de Narcos es como haber vivido bajo una piedra los últimos años. Su éxito es rotundo y la frase de «¿plata o plomo?» se encuentra ya en el subconsciente colectivo, donde se han idealizado erróneamente las «labores sociales» que estos grupos criminales desempeñaban.

Y como no puede ser de otra forma, cuando algo tiene éxito sea en el formato que sea, hay que mudarlo a otros formatos para seguir vendiendo y rentabilizar la marca todo lo posible. Así que de esta forma llega Narcos: Rise of the Cartels. Un juego de estrategia basado en la archiconocida serie que nos meterá en la piel tanto de los esbirros de Pablo Escobar como de los maderos sin escrúpulos de la DEA.

El juego sigue el argumento de la serie guiándonos por el alzamiento y la caída del cartel comandado por Pablo Escobar. Visitaremos lugares que los fans podrán reconocer y tendrán presencia los personajes más conocidos del show. Como pueden ser Muprhy, Primo, Peña y como no, el señor Pablo Escobar.

En el juego tomaremos el control de ambos bandos. Por un lado, los Narcos intentando librarse de la DEA y por otro… la DEA intentando librarse de los Narcos. Así se seguirá con más o menos acierto la trama de la serie, pero ya os aviso de que si queréis disfrutar de la historia en todo su esplendor, lo mejor será echar cuatro o cinco tardes seguidas delante de Netflix, porque en el juego no se llega a profundizar demasiado ni en los acontecimientos ni en los personajes. Mostrando casi siempre diálogos referentes a lo que se va a hacer en la misión y alguna que otra cinemática.

Aún así la fidelidad en la ambientación y la música no se pueden negar. Ya que aunque el juego no sea precisamente un portento técnico, ofrece todos los detalles necesarios para meternos de lleno en la Colombia de los años 80 bajo el control de los Narcos.

Aquí nos están acribillado a Primo, uno de los personajes de la serie y líder del escuadrón. Si él muere se acaba la partida. Pero si mueren otros miembros del equipo se podrán sustituir para la siguiente misión

El juego de estrategia más adecuado con el que comparar este título es, evidentemente XCOM. Sustituye a los extraterrestres y humanos por Narcos y policías chungos y ya lo tienes. Aunque claro está, Narcos: Rise of the Cartels está algo lejos de la calidad que puede ofrecer XCOM.

Las dos campañas disponibles funcionan de la misma manera: Una sucesión de niveles con objetivos variables que una vez completados desbloquearán otros niveles. Y así hasta acabar.

Antes de empezar cada misión tendremos que formar nuestro equipo para la batalla. Tendremos varias clases disponibles que se diferencian por las armas que pueden llevar y las habilidades que pueden utilizar. Pese a que es posible subir a las unidades de nivel y aprender nuevas habilidades, se echa muchísimo en falta la posibilidad de personalizar. No podremos seleccionar un equipo para cada unidad, ni subir ciertos atributos de sus armas o habilidades. Simplemente cada unidad es la que es y tiene lo que tiene una vez la reclutas para tu escuadrón. Así que lo único que podremos hacer será subir unidades de nivel y enseñarles nuevas habilidades.

Así que ya de entrada nos damos cuenta de que el juego carece de la complejidad y la profundidad de otros títulos del género. Pero que no nos extrañe, ya que se trata de un producto destinado sobre todo al público fan de la serie, el cual no tiene porque ser un público de expertos en el género. Sin embargo, cuando la cosa se empieza a animar es una vez empezamos a jugar. Porque pese a todos los defectos que este juego pueda tener, las partidas son bastante divertidas.

Los niveles del juego están muy bien diseñados, con mucha verticalidad y muchos recovecos en los que tomar cobertura o atacar al enemigo

Se trata de un juego de estrategia por turnos, en el que cada vez que se mueve una unidad aliada, se mueve otra enemiga y así sucesivamente. Es decir, no podemos mover a nuestro equipo entero en un solo turno. Esto nos hará pensar con mucha cautela nuestros movimientos y hará que sea un poco más complicado tener el control tanto de todo nuestro equipo como de los movimientos enemigos.

Por otro lado, las coberturas juegan un papel muy importante, las hay que nos protegerán parcialmente y otras que nos protegerán del todo. El diseño de niveles es bastante bueno, así que hay tantas coberturas como lugares desde los que el enemigo nos puede coger desprevenidos, y si una de nuestras unidades muere, tendremos que volver a reclutar otra para la siguiente misión.

Al principio cuesta un poco acostumbrarse y nos frustraremos con algunas cosas, como por ejemplo un enemigo que nos dispare desde un hueco o una ventana a una distancia aparentemente imposible, pero esto es un juego de estrategia. Así que hay que estar atento a todo el entorno y planificar con mucho cuidado lo que vamos a hacer. De forma que en cuanto nos acostumbremos, el juego se vuelve bastante satisfactorio, con partidas épicas donde no sufriremos bajas o donde diezmemos al enemigo sin despeinarnos gracias a la experiencia adquirida.

También hay que hablar de la mecánica de contraataque, la cual nos hace estar aún más pendientes de la acción, ya que en un momento dado podremos responder a una ráfaga de disparos enemiga con otra buena dosis de plomo. Momento en el que nosotros mismos tendremos que apuntar manualmente e intentar hacer el mayor daño posible desde una vista en tercera persona. De esto dependerán muchas victorias en los niveles más difíciles.

Atacando a dos enemigos cubiertos. Es posible acertar a más de uno a la vez, sin embargo, cuando toman cobertura parcial como en este caso, les haremos menos daño del previsto

Los objetivos de las misiones son variados: escolta a tal tío hasta un punto, protege a este otro, elimina a tal narco, consigue los documentos, aguanta la posición durante tantos turnos… Además el grado de dificultad variará, llegando a ser un auténtico desafío en algunos momentos. En las misiones más complicadas habrá que pagar para poder jugarlas, lo que hace que tengamos que gestionar nuestros fondos en reclutar nuevo equipo para nuestro escuadrón y jugar las misiones más difíciles. Al final, entre los distintos objetivos y los niveles de dificultad, el juego termina siendo bastante adictivo y nos puede dejar mucho rato pegados a la pantalla, no obstante, ninguna de las dos campañas es realmente larga.

Pero aquí hay otro problema que se deja ver, porque resulta que hay muy pocos niveles diferentes. Y aunque estos están muy bien construidos es fácil que de vez en cuando se nos hagan repetitivos. Además como ya se ha comentado, el juego consiste tan solo en una sucesión de niveles con diferentes objetivos, con lo que tampoco va muy cargado de contenido.

Tenemos a un enemigo ahí en medio sin tomar cobertura, así que le vamos a llenar el pecho de plomo. Para garantizar que podamos atacar en todo momento, es importante vigilar en que turno recargamos el arma

Narcos: Rise of the Cartels no es para nada una obra maestra ni se acerca a la calidad de su máxima inspiración: XCOM. Pero sí se trata de un juego que nos puede hacer pasar unas horas muy divertidas. Tampoco hace falta ser fan de serie para que te guste, ya que con que tengas un mínimo de interés en la estrategia por turnos disfrutarás del juego.

En análisis ha sido muy corto, y es que tampoco se trata de un juego que tenga mucho que comentar, ya que las mecánicas son muy básicas dentro del género y su contenido, tanto misiones secundarias como logros y demás parafernalia completista es escaso. Una vez os acabéis las dos campañas, pocos motivos habrá para volver a rejugarlo.

Lo tenéis a partir de 29,99€ en Steam y quizás sea una compra que merezca más la pena en alguna rebaja interesante. De todas formas, vuelvo a repetir que pese a todos sus defectos, seguro que os hace pasar un buen rato.

Narcos: Rise of the Cartels

Puntuación Final - 6

6

Interesante

Un juego de estrategia que pese a su poca profundidad nos puede hacer pasar muy buenos ratos.

User Rating: Be the first one !
Etiquetas

Nukem

Ingeniero informático, en el mundo de los videojuegos desde que cogí la escopeta de doble cañón en DooM 2 y muy fan de los First Person Shooter clásicos. System Shock 2 es el mejor juego de la historia.

Actualidad

Botón volver arriba
Cerrar
X