AnálisisPS4

Super Monkey Ball Banana Blitz HD – Análisis PS4

Vuelven los monitos más famosos de Sega

Wii, aparte de ser una de las consolas más vendidas de la historia, influyó mucho en su peculiar manera de jugar con el control por movimiento e hizo que sagas ya consolidadas explorarán esta nueva forma de jugar. Unas de esas sagas fue Super Monkey Ball, que nos permitía controlar la inclinación con el giroscopio que incorporaban los Wiimote. Ahora, toda esta diversión del título original de Wii ha sido adaptada para las consolas modernas, con un lavado de cara al contar con gráficos actualizados, un control que ha sido optimizado para cada plataforma y las clasificaciones online.

¿Y de qué va Super Monkey Ball: Banana Blitz HD? Bajo esa estética colorida y agradable, controlaremos a un personaje dentro de una bola y controlaremos el escenario inclinándolo para que la bola vaya rodando hacia la meta por los divertidos circuitos. Además de hacer rodar a la bola, podremos saltar. A lo largo de 10 mundos y 100 niveles llenos de obstáculos tendremos que ir sorteando caídas, pendientes y escalones hasta llegar a un punto concreto.

En el modo de juego principal de Super Monkey Ball controlaremos a nuestra elección a uno de los seis simios-bola con diferentes tamaños y cualidades. El objetivo de este juego consistirá en todos los casos en llegar desde un punto de partida hasta la meta en el menor tiempo posible, recogiendo el número máximo de plátanos posible (o todos para conseguir el bonus extra).

El control es muy sencillo y cualquier inclinación que le demos al stick de nuestro mando será aplicada al terreno donde nos encontremos, aumentando o disminuyendo así la pendiente. De esta manera salvaremos las primeras pantallas, las cuales resultan muy sencillas y nos irán enseñando a evitar obstáculos y a guardar el equilibrio. El único movimiento que hará propiamente el mono será el salto. Y ya sabiendo esto, podemos completar el juego. Es un poco raro que siendo el DualShock 4 un mando con giroscopio no se haya mantenido un control alternativo haciendo uso de este, ya que fue así como se diseño el juego en su concepción para Wii.

Con el nuevo control se ha prescindido de giroscopio simplificando aún más la jugabilidad

Es un error pensar que estamos ante un juego fácil debido a los primeros mundos, ya que conforme avancemos, los escenarios se complican con saltos casi imposibles, plataformas móviles, pasos estrechos o velocidades vertiginosas, y habrá que poner a prueba nuestra habilidad y reflejos para conseguir llegar a la meta a tiempo. Y no es que el nuevo control esté mal implementado, todo lo contrario, posiblemente estamos ante el Monkey Ball más preciso, a lo que se le suma una física y unos movimientos de la bola totalmente reales.

En cada uno de los diez mundos totales tendremos que completar hasta ocho fases normales con el único fin de llegar a una meta esquivando trampas, enemigos y recogiendo los plátanos que podamos. Estos plátanos son esenciales, ya que además de completar una pantalla así, cada veinte plátanos obtendremos una vida. Estas vidas son casi imprescindibles, ya que perderemos muchas intentando completar las últimas pantallas. Además de estas fases, hay una fase de bonus por mundo en las que podremos conseguir una enorme cantidad de plátanos en un tiempo determinado. Y como era de esperar, tras completar un mundo nos esperará un jefe final. Quizás las batallas con los jefes finales son lo que menos me ha gustado, porque aunque aporten variedad y sea algo totalmente distinto a las pantallas normales, algunos de ellos pueden ser bastante frustrantes y te sacarán de quicio en más de una ocasión.

Al final de cada mundo nos esperará un jefe

La variedad entre los mundos es evidente, y no sólo por su creciente dificultad. La ambientación que se le ha dado a cada uno de los niveles es muy variopinta, así que veremos niveles basados en desiertos, junglas o volcanes, entre otros, aunque tampoco nos sorprenderán, ya que es lo que suele verse en este tipo de juegos.

Aunque estamos acostumbrados a que con cada nueva reedición de un juego todo sean nuevos añadidos, esta vez no es así. Los 50 minijuegos del título original se quedan diez. Quizás el motivo ha sido la imposibilidad de adaptar esos minijuegos al nuevo control más convencional; pero habría estado genial que hubieran hecho algunos nuevos para suplir esta carencia. Aún así, estos diez minijuegos son muy divertidos de jugar con amigos. Además, como novedad se han introducido clasificaciones online para batir los tiempos de los demás jugadores. Eso si, lo que es el juego con amigos se limita al cooperativo local.

La gran novedad es la inclusión de Sonic en la plantilla de personajes, el cual deberéis desbloquear en el modo historia. El erizo azul es un experto en alcanzar grandes velocidades hecho una bola y al que, a modo de guiño, se han cambiado los plátanos por anillos dorados. Esto añade un poco más de variedad al juego, aunque se podían haber añadido otros personajes adicionales para hacer más atractivo el contenido del paquete para aquellos que tuvieran el juego original de Wii.

Por último, hay que destacar el evidente lavado de cara. Wii no fue la consola más potente de su generación y ya han pasado 13 años del lanzamiento del juego. La resolución original de 480p no hacía justicia a un título con un apartado artístico de lo más mono, así que el paso a 1080p era más que necesario con sus correspondientes 60fps que nos harán disfrutar al máximo su propuesta jugable. Argumentos de peso a nivel técnico como para tener el título de regreso. También destaca la banda sonora con sus melodías alegres que nos imbuyen en el buen rollo que transmite este juego. Además, lleva los textos traducidos al español, cosa que se agradece siempre.

El lavado de cara es evidente, se ha pasado de 480p a 1080p en la resolución y mantiene los 60 fps estables en todo momento

Super Monkey Ball: Banana Blitz HD es igual de divertido como lo fue en su momento, tenemos un modo aventura con niveles variados y bien diseñados que por momentos se convierten en un auténtico reto que consigue mantener la tensión. Los nuevos añadidos como Sonic o las tablas de clasificación, le sientan genial al título y aportan muchos piques para superar los tiempos.

A nivel de mecánicas, aunque simples, estas aún funcionan bien, aunque se puede echar de menos el control por movimiento. Al final, nos queda un título bonito pero sin grandes novedades. Si quieres iniciarte en la saga esta puede ser una genial primera toma de contacto, ya que sigue siendo bastante entretenido.

Super Monkey Ball Banana Blitz HD

Puntuación Final - 7

7

Interesante

Super Monkey Ball: Banana Blitz HD es un título directo y divertido. Como remaster aporta pocas novedades, pero sigue siendo un título muy interesante cuya duración y posibilidad de disfrutarlo con amigos nos dará bastantes horas de diversión.

User Rating: Be the first one !
Etiquetas

Cristian Fernández

Software developer & Web developer. A todos los tontos les da por algo y a mí me dio por los videojuegos.

Actualidad

Botón volver arriba
Cerrar
X